Asia y Estados Unidos: presente y futuro


ANTONIO GERSHENSON 


Las declaraciones del presidente electo de Estados Unidos han mencionado a China, y creo que es conveniente recordar y razonar la situación de China y, en general, de Asia. Y la de Estados Unidos y sus economías.

Según datos del Banco Mundial, el crecimiento económico de algunos de los más grandes países asiáticos en promedio de los nueve últimos años completos (o sea, hasta 2015), es: China, 9.2 por ciento; India, 7.4 por ciento; Indonesia, 5.6 por ciento, y Vietnam, 6.2 por ciento.

En cambio, ese mismo crecimiento, en el mismo periodo, es de 1.3 por ciento en Estados Unidos, 1.1 en Alemania y 0.7 por ciento en Gran Bretaña, principales países del llamado primer mundo. Y dicen que China está en crisis. ¡Mira quién habla!

Estos datos son importantes para el futuro. Obviamente, los países de altos índices crecerán, y han crecido, mucho más rápido que los de índices mínimos.

No es sólo en este campo en el que China crece. En un artículo reciente informamos que ya el principal país en el comercio exterior de Chile ya es China, y eso sólo es una muestra del cuadro internacional.

También hemos informado del cambio político de Filipinas, cuyo nuevo presidente anunció su alejamiento de Estados Unidos y tuvo una gira de cuatro días por China, que incluyó una reunión con el presidente de ese país.

Es ya conocido el ferrocarril que se construyó y funciona entre China e Irán. Esta vía férrea recorre 90 por ciento del continente asiático, y sólo le falta un país para llegar al fin de Asia y principio de Europa: Turquía, que también ha cambiado su política en el sentido de alejarse de la Unión Europea, a la que antes había solicitado en vano su ingreso. Se está haciendo una vía de tren entre una ciudad de este país y otra ciudad de Irán, y por el otro lado, hace poco se terminó un túnel bajo el canal que une el Mar Negro y el Mediterráneo, y Turquía tiene una pequeña parte del país en Europa, ya unida con el resto del país con el túnel. También recientemente ha dado muestras de acercamiento con el resto de Asia, incluso China.

Si llega a completarse un ferrocarril que atraviese toda Asia, eso aumentará y abaratará el comercio internacional. Claro, se pueden oponer los que perderían los últimos restos del colonialismo, por ejemplo los barcos que desde Europa dan la vuelta por el sur de Sudáfrica para llegar a los puertos de Asia, con un transporte mucho más tardado y caro que el del ferrocarril.

De Estados Unidos, en relación con Asia, parece ser que o ha perdido, o está perdiendo, dos aliados, uno en cada extremo, Filipinas y Turquía. Creo que se requeriría diplomacia y no amenazas, para tratar de revertir esos procesos, y lo digo por lo que ha expresado y mostrado el presidente electo en el vecino país.

En México casi no se habla de estos procesos en Asia, y algunos prefieren ver sólo hacia el norte. A un país de mínimo crecimiento económico. Un crecimiento más pequeño que el mínimo al que han condenado a México, del orden de 2 por ciento, después de que durante 40 años vivió con 6 por ciento de crecimiento económico.

Debemos ver que en otra parte del mundo sí ha sido posible un crecimiento, incluso superior, al que tuvimos. Y hacerlo posible, claro, con otra política económica, ya que nuestra historia, y otra parte del mundo actual, mostraron y están mostrando que es posible.


1 comentario:

Con la tecnología de Blogger.