Cinco años sin Pedro Brenes


TEODORO SANTANA


El 28 de febrero de 2012 dejaba de existir una de las mentes más lúcidas de Canarias y un leninista de talla universal. Su obra teórica y su legado revolucionario sigue siendo una referencia de futuro para la clase obrera y el pueblo canario y para el proletariado internacional. Como señaló el Secretario General del Partido Comunista Brasileño (PCB), Ivan Pinheiro, al conocer su fallecimiento, "o camarada Pedro Brenes nos inspira na luta".

Una lucha en la que se inicia cuando un jovencísimo Brenes se unió al Movimiento Para la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC) en Argel, para fundar posteriormente el Partido de los Trabajadores de Canarias (PTC). Fué dirigente asímismo de la Confederación Canaria de Trabajadores (CCT) y de Solidaridad Canaria.

Siempre fiel a las posiciones comunistas, rompió con la línea derechista del MPAIAC y con su política de terrorismo pequeñoburgués. Gran estudioso del marxismo, ni el exilio ni la cárcel pudieron doblegar su espíritu indomable.

Lo conocí personalmente en 2008, cuando fundamos con otros camaradas el Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias (PRCC), del que fue Secretario General, y desde donde siguió desarrollando su prolífica obra marxista en numerosos documentos y artículos. El rigor, el esfuerzo militante y la dedicación al estudio que nos exigía severamente a todos, no fue óbice para establecer una amistad intensa cuyo vacío nunca podré superar.

Consciente de que la única clase verdaderamente nacional en Canarias era el proletariado, la obra de Pedro Brenes fué la de articular y desarrollar una estrategia y una táctica revolucionarias que ligara en un mismo proceso la liberación del pueblo trabajador canario del yugo colonial e imperialista y de la explotación capitalista, abriendo camino al socialismo en este rincón de África.

La firmeza de sus posiciones, su incapacidad para traicionar los objetivos de la revolución canaria, su intransigencia ante las posiciones fascistas disfrazadas de "nacionalismo" y su compromiso vital con la clase obrera le causó no pocas incomprensiones, desprecios y sinsabores. Su estoicismo ante estos ataques y su clara visión política se sobreponían a todo.

Ya gravemente enfermo, con duras sesiones de quimioterapia, reiterados ingresos en el hospital, y a pesar de que su cuerpo le traicionaba consumiéndose, Pedro Brenes seguía escribiendo, debatiendo, alentando... Y manteniendo un inteligente sentido del humor que no le abandonó hasta el final.

Consciente de la gravedad de la crisis capitalista y de las medidas de retroceso que se avecinaban, insistió resueltamente en la Unidad, tanto de los comunistas como de las fuerzas de izquierda anticapitalistas, para armarnos con un Frente de Resistencia Popular que permitiera frenar la acometida derechista, primero, y pasar a la ofensiva después.

Ni que decir tiene que esos esfuerzos tropezaban una y otra vez en un muro de sectarismo y visión alicorta, en el que el PRCC pudo, no obstante, abrir algunas grietas con nuestro trabajo a favor de la Unidad, resumido en la consigna "La Unidad es la Revolución".

Sin embargo, el único acuerdo posible en ese momento terminó siendo con el PCPE, firmado cuatro días antes de la muerte de Pedro Brenes, y que consistía en la incorporación del PRCC al PCPE como militantes de base. Sin embargo ese acto generoso del PRCC, al que lo habíamos apostado todo, no consiguió cambiar las inercias de dogmatismo, sectarismo y burocracia del PCPE y, a la postre supuso un grave fracaso.

Desaparecido Pedro Brenes y desaparecido el PRCC, la Unidad dejó de ser un tema a la orden del día. La izquierda canaria ha vuelto a su deriva histórica en manos de la estrechez de miras pequeñoburguesa y el oportunismo más descarado, incapaz ya de movilizar a nadie, hasta volver a la nada (salvo, claro, para los que han sabido colocarse de políticos profesionales en el aparato de estado).

Parafraseando a Maiakovski, camaradas, necesitamos una organización que saque a la izquierda canaria del fango. Y cuando las venideras generaciones de comunistas canarios pongan en pie un proyecto revolucionario de futuro y de libertad para nuestra patria, habrán necesariamente de retomar la obra y el ejemplo de Pedro Brenes. 

Mi amigo, mi camarada.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.