Texto íntegro del informe presentado por Xi Jinping ante el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China


Por el logro del triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y por la conquista de la gran victoria del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época 


¡Camaradas!

En nombre del XVIII Comité Central, me dispongo a presentar el siguiente informe ante el Congreso.

El XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China es un congreso de suma importancia que se celebra en una etapa decisiva para la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y en el periodo clave en que el socialismo con peculiaridades chinas entra en una nueva época.

El tema principal de este Congreso es: conservar siempre las aspiraciones fundacionales del Partido y tener bien presente su misión; enarbolar la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas; lograr el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y conquistar la gran victoria de dicho socialismo de la nueva época; y luchar incansablemente por materializar el sueño chino de la gran revitalización de la nación china.

Uno solamente puede llegar a un buen final si conserva siempre sus aspiraciones originales. Las aspiraciones originales de los comunistas chinos y su misión consisten precisamente en perseguir la felicidad del pueblo chino y conseguir la revitalización de la nación china. Estas aspiraciones y esta misión constituyen la fuerza motriz fundamental que estimula a los comunistas chinos a avanzar sin cesar. Los camaradas de todo el Partido tenemos que compartir siempre con el pueblo el mismo aliento, el mismo destino y el mismo latir del corazón, considerar en todo momento su anhelo de una vida mejor como objetivo de nuestra lucha y seguir avanzando valerosamente hacia el magno objetivo de hacer realidad la gran revitalización de la nación china, con un espíritu que jamás afloja y la intrepidez de marchar siempre adelante.

Actualmente, las situaciones interna y externa están experimentando cambios profundos y complejos, y el desarrollo de nuestro país sigue en un importante periodo coyuntural estratégico con perspectivas muy brillantes y desafíos muy serios. Todos los camaradas del Partido debemos mirar a lo lejos desde una gran altura; pensar en los eventuales peligros aun en tiempos de paz, y atrevernos a hacer cambios y a emprender innovaciones sin anquilosarnos ni estancarnos jamás en nuestro avance; y permanecer unidos al pueblo de todas las etnias del país y conducirlo para que logre el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, y conquiste con sus esfuerzos la gran victoria del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época.

I. LABORES REALIZADAS Y CAMBIOS HISTÓRICOS EN LOS ÚLTIMOS CINCO AÑOS

Los cinco años transcurridos desde el XVIII Congreso Nacional del Partido han sido un lustro sumamente extraordinario en el proceso de desarrollo tanto del Partido como del país. Perseverando en la tónica general del trabajo consistente en la pugna por el progreso basado en la estabilidad, ante un entorno exterior caracterizado por una economía mundial sin fuerzas para recuperarse, conflictos y agitaciones frecuentes y parciales, la agudización de los problemas globales, así como una serie de cambios profundos en el país, entre ellos la entrada del desarrollo de nuestra economía en una nueva normalidad, hemos decidido salir al encuentro de las adversidades y avanzar con un ánimo emprendedor, lo cual nos ha permitido obtener éxitos históricos tanto en la reforma y la apertura como en la modernización socialista.

Al objeto de implementar el espíritu del XVIII Congreso Nacional del Partido, su Comité Central ha celebrado siete sesiones plenarias, en las que se tomaron decisiones y se establecieron disposiciones sobre importantes cuestiones, incluidas la reforma de los organismos gubernamentales y el cambio de sus funciones, la profundización integral de la reforma, la promoción de la gobernación del país según la ley en todos los aspectos, la elaboración del XIII Plan Quinquenal y el disciplinamiento integral y riguroso del Partido. En estos cinco años, hemos impulsado con una visión de conjunto la disposición general basada en un todo compuesto por cinco elementos -la construcción económica, la política, la cultural, la social y la de la civilización ecológica- y hemos promovido coordinadamente la disposición estratégica de las "cuatro integralidades" [integralidad de la culminación de la construcción de una sociedad modestamente acomodada, de la profundización de la reforma, de la gobernación del país según la ley y del disciplinamiento riguroso del Partido]; hemos cumplido con éxito el XII Plan Quinquenal y puesto en práctica felizmente el XIII; y hemos abierto en todos los ámbitos nuevas perspectivas a la causa del Partido y del Estado.

Importantes éxitos en la construcción económica. Hemos implementado invariablemente la nueva concepción del desarrollo y hemos actuado con firmeza en el enderezamiento del concepto de desarrollo y su cambio de modalidad, lo que ha resultado en una mejora constante de su calidad y rendimiento. Se ha logrado mantener el crecimiento económico en un ritmo medio superior, velocidad que nos ha permitido situarnos en la vanguardia junto a los principales países del mundo, y el PIB ha aumentado de 54 billones de yuanes a 80 billones, incremento que nos asegura firmemente el segundo puesto mundial, superando el 30% nuestra contribución al crecimiento de la economía global. Se ha llevado adelante a fondo la reforma estructural por el lado de la oferta, se ha optimizado de continuo la estructura económica, se han desarrollado vigorosamente la economía digital y otras industrias emergentes, y se ha impulsado con celeridad la construcción de infraestructuras, entre ellas líneas férreas de alta velocidad, carreteras, puentes, puertos y aeropuertos.

Gracias al firme avance de la modernización agrícola, la producción cerealera ha alcanzado los 600.000 millones de kilos. Más de 80 millones de desplazados de la agricultura se han convertido en habitantes urbanos, con lo cual la tasa anual media de urbanización se ha elevado 1,2 puntos porcentuales. La coordinación del desarrollo regional se ha incrementado, cosechándose éxitos notables en la construcción de la Franja y la Ruta, el desarrollo sinérgico de Beijing, Tianjin y Hebei, y el desarrollo de la Franja Económica del Río Changjiang. Se ha aplicado con gran energía la estrategia del desarrollo propulsado por la innovación y se han obtenido numerosos éxitos en la construcción de un país innovador, viendo sucesivamente la luz importantes logros científicos y tecnológicos, como el módulo espacial Tiangong; el batiscafo tripulado Jiaolong; el Tianyan, el mayor radiotelescopio esférico del mundo; el Wukong, un satélite explorador de partículas de materia oscura; el Mozi, un satélite de teleportación cuántica; y grandes aeronaves. Se ha promovido activamente la construcción en las islas y los arrecifes del mar de la China Meridional. Se ha completado paso a paso el nuevo régimen de economía abierta y el volumen del comercio exterior, las inversiones en el extranjero y las reservas de divisas figuran sólidamente en la primera fila mundial.

Importantes avances sustanciales en la profundización integral de la reforma. Se ha impulsado con celeridad y a paso seguro la profundización integral de la reforma, y se han eliminado resueltamente los males derivados de los diversos regímenes y mecanismos. La reforma ha desencadenado su fuerza integralmente, ha protagonizado avances sustanciales en múltiples puntos y ha sido promovida en profundidad; su carácter sistémico, holístico y sinérgico se ha reforzado marcadamente, y su amplitud y profundidad se han extendido de manera gradual, a cuyo fin se han hecho públicas más de 1.500 medidas; se han registrado avances rompedores en la reforma de importantes terrenos y eslabones claves, y se ha establecido básicamente su marco fundamental en los principales ámbitos. Gracias a todo ello, el sistema del socialismo con peculiaridades chinas se ha perfeccionado aún más, el nivel de modernización de los sistemas y de la capacidad para gobernar el país se ha elevado ostensiblemente, y el vigor del desarrollo y de la innovación del conjunto de la sociedad se ha acrecentado a ojos vistas.

Importantes pasos en el fomento de la democracia y del imperio de la ley. Se ha desarrollado activamente la política democrática socialista; se ha impulsado la gobernación integral del país conforme a la ley; se ha fortalecido en todos los aspectos la construcción institucional de la integración orgánica de la dirección del Partido, la condición del pueblo como dueño del país y la gobernación de este según la ley; el régimen y el mecanismo de la dirección partidaria se han perfeccionado de continuo; la democracia socialista se ha desarrollado constantemente, la democracia interna del Partido se ha ampliado en mayor medida y la democracia consultiva socialista se ha desplegado en todos los sentidos; y el frente único patriótico se ha consolidado y desarrollado, y el trabajo relativo a las minorías étnicas y a las religiones se ha llevado adelante con un espíritu innovador. Se han impulsado en profundidad el establecimiento científico de leyes, su ejecución rigurosa, el ejercicio imparcial de la justicia y el cumplimiento de las mismas por todo el pueblo; la construcción de un Estado, la de un gobierno y la de una sociedad regidos por la ley se han promovido recíprocamente; el sistema del imperio de la ley del socialismo con peculiaridades chinas ha mejorado cada día más y la concienciación del conjunto de la sociedad sobre el imperio de la ley se ha fortalecido visiblemente. Se han logrado resultados concretos en el ensayo de la reforma del régimen estatal de control y se han aplicado efectivamente la reforma del régimen administrativo, la reforma del judicial y la construcción del sistema de contención y supervisión del funcionamiento del poder.

Importantes progresos en la construcción ideológica y cultural. Se ha fortalecido la dirección del Partido sobre el trabajo ideológico y se ha impulsado la innovación teórica del Partido en todos los aspectos; se ha dado mayor relevancia a la posición rectora del marxismo en el terreno ideológico; el socialismo con peculiaridades chinas y el sueño chino han penetrado hondamente en la conciencia de la gente; los valores socialistas esenciales y la excelente cultura tradicional china se han difundido vastamente; y las actividades de masas fomentadoras de la civilización espiritual se han desplegado con solidez. El nivel de los servicios culturales públicos ha mejorado sin cesar, en la creación literaria y artística ha prevalecido un florecimiento constante, las actividades e industrias culturales se han desarrollado con vigor, la construcción, la administración y la utilización de la internet se han perfeccionado de continuo, y el fortalecimiento de la salud de todo el pueblo y los deportes de competición se han desarrollado en todas direcciones. La tónica dominante ha sonado más alto, las energías positivas han cobrado mayor fuerza, la convicción en nuestra cultura ha adquirido una mayor relevancia, el poder cultural blando del país y la influencia de la cultura china han crecido en gran medida, y la cohesión y unidad ideológica de todo el Partido y toda la sociedad se ha consolidado aún más.

Mejora continua de las condiciones de vida del pueblo. Se ha implementado a fondo el pensamiento del desarrollo centrado en el pueblo y se han puesto en práctica múltiples medidas en su favor, por lo que su sensación de resultar beneficiado es claramente mayor. En la batalla del acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza se han hecho progresos decisivos, liberándose de ella de forma sólida a más de 60 millones de personas y descendiendo el índice de recuento de la pobreza del 10,2%a menos del 4%. La educación se ha desarrollado en todos los aspectos y su fomento en las regiones centrales y occidentales, así como en las zonas rurales, se ha fortalecido visiblemente. El empleo ha mejorado de continuo y en las ciudades y los poblados se han creado una media anual de más de 13 millones de puestos de trabajo. El ritmo de crecimiento de los ingresos de las poblaciones urbana y rural ha sobrepasado el del crecimiento económico, y el grupo poblacional con rentas medias ha experimentado una ampliación constante. Se ha establecido básicamente un sistema de seguridad social que cubre tanto a la población urbana como a la rural, el nivel de salud del pueblo y el de los servicios médico-sanitarios se han elevado en gran medida, y la construcción de viviendas de protección social se ha llevado adelante con pasos seguros. El sistema de la gobernanza social ha mejorado aún más, la situación social se ha mantenido estable en su conjunto y la seguridad nacional se ha fortalecido integralmente.

Resultados notorios en la construcción de la civilización ecológica. Hemos promovido con gran energía la construcción de la civilización ecológica, a resultas de lo cual la conciencia y la iniciativa de todo el Partido y todo el país en lo referente a la implementación de la concepción del desarrollo ecológico han experimentado un claro fortalecimiento, y se observa un cambio muy visible con respecto al descuido de la protección ecológica. Se ha acelerado la creación de un sistema institucional para la civilización ecológica, se ha completado paso a paso el sistema de las zonas con funciones prioritarias y se ha impulsado activamente el ensayo del régimen de parques nacionales. Asimismo, se ha promovido con eficacia el ahorro integral de recursos y la intensidad del consumo de energía y recursos ha descendido en gran medida. Se han llevado exitosamente adelante importantes proyectos de protección y rehabilitación ecológica, y la cobertura forestal no ha hecho más que ampliarse continuamente. El saneamiento del entorno ecológico se ha fortalecido a ojos vistas, lo que ha propiciado la mejora del medioambiente. Guiando la cooperación internacional en el afrontamiento del cambio climático, nuestro país ha devenido un importante participante, contribuyente y conductor de la construcción de la civilización ecológica global.

Inicio de una nueva situación en el fortalecimiento y la vigorización del Ejército. Con la mira puesta en la materialización del sueño chino y el sueño del fortalecimiento del Ejército, hemos elaborado directrices estratégicas militares de cara a las nuevas circunstancias y hemos impulsado con todas nuestras fuerzas la modernización de la defensa nacional y del Ejército. La celebración de la Conferencia de Gutian sobre el Trabajo Político de las Fuerzas Armadas restableció y desarrolló la gloriosa tradición y el excelente estilo de nuestro Partido y nuestro Ejército, y sometió el ecosistema político del Ejército Popular a un eficaz saneamiento. La reforma de la defensa nacional y del Ejército ha logrado un avance rompedor histórico, lo que no solo ha posibilitado la formación de una nueva configuración en la que la Comisión Militar se encarga de la dirección centralizada y unificada, los comandos de los teatros de operaciones son responsables de los combates y las ramas militares se ocupan de la construcción de las unidades, sino que también ha permitido materializar una replasmación revolucionaria de la estructuración orgánica y del sistema de fuerzas del Ejército Popular. El adiestramiento y los preparativos militares se han intensificado; se han cumplido eficazmente la defensa de los derechos marítimos, la lucha antiterrorista y el mantenimiento de la estabilidad, el atajamiento de peligros y el auxilio a damnificados, las operaciones internacionales de mantenimiento de la paz, la escolta de buques mercantes en el golfo de Adén, el rescate y la ayuda humanitarios, así como otras tareas importantes; y se ha acelerado el desarrollo de armamento y se han logrado significativos avances en los preparativos para la lucha militar. El Ejército Popular ha dado firmes pasos en el camino característicamente chino de su propio fortalecimiento.

Nuevos avances en el trabajo relativo a Hong Kong, Macao y Taiwan. Se ha aplicado integral y acertadamente la directriz de "un país con dos sistemas"; la autoridad central ha mantenido firmemente en su mano el poder administrativo general sobre Hong Kong y Macao, competencia esta conferida por la Constitución y las leyes fundamentales; y los intercambios y la cooperación entre el interior del país y Hong Kong y Macao se han profundizado, con lo que se han mantenido la prosperidad y la estabilidad de estas regiones administrativas especiales. Perseverando en el principio de una sola China y en el Consenso de 1992, se ha propulsado el desarrollo pacífico de las relaciones entre las dos orillas del estrecho de Taiwan, se han fortalecido los intercambios y la cooperación económicos y culturales entre ambas, y se ha hecho realidad el histórico encuentro de los dirigentes de una y otra. Hemos respondido de forma adecuada a los cambios operados en la situación de Taiwan, y hemos combatido y frenado resueltamente a las fuerzas secesionistas que persiguen la "independencia de Taiwan", salvaguardando así enérgicamente la paz y la estabilidad en el estrecho.

Despliegue en profundidad de la disposición diplomática omnidireccional. Se ha promovido integralmente la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas y se ha configurado una disposición diplomática omnidireccional, de múltiples niveles y multidimensional, lo que ha creado condiciones externas favorables para el desarrollo de nuestro país. Hemos puesto en práctica la iniciativa de construir conjuntamente la Franja y la Ruta, auspiciamos la fundación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras, creamos el Fondo de la Ruta de la Seda y patrocinamos el primer Foro de la Franja y la Ruta sobre Cooperación Internacional, la Reunión Informal de Dirigentes de los Países y Regiones Miembros de la APEC, la Cumbre del G20 en Hangzhou, el Encuentro de Xiamen de los Líderes del BRICS y la Cumbre de la Conferencia sobre Interacción y Medidas para Construir la Confianza en Asia. Hemos propuesto estructurar una comunidad de destino de la humanidad y hemos impulsado el cambio del sistema de la gobernanza global. Nuestro país ha incrementado aún más su capacidad internacional de influir, inspirar y moldear, haciendo con ello nuevas e importantes contribuciones a la paz y el desarrollo mundiales.

Éxitos destacados en el disciplinamiento integral y riguroso del Partido. Hemos fortalecido la dirección y la construcción del Partido en todos los sentidos, y hemos rectificado resueltamente la lenidad, la flojedad y la debilidad en su administración y disciplinamiento. Hemos impulsado a todo el Partido a honrar sus Estatutos y a acrecentar su conciencia sobre la política, los intereses generales, el núcleo dirigente y el alineamiento [en adelante, las "cuatro conciencias"]; hemos defendido decididamente la autoridad del Comité Central del Partido y su dirección centralizada y unificada; hemos mantenido una severa disciplina y reglamentación política en el Partido; y, de instancia en instancia, hemos hecho efectiva la asunción de responsabilidades políticas por su administración y disciplinamiento. Persistiendo en la exigencia de mirarnos al espejo, arreglarnos el sombrero y el atuendo, y bañarnos y curarnos las enfermedades, hemos desarrollado tanto las actividades de educación y de práctica referentes a la línea de masas del Partido como la educación temática sobre las "tres estricteces y tres solideces" [rigurosidad en el cultivo de la moral, en el ejercicio del poder y en el autodisciplinamiento, y solidez en el planeamiento, en el emprendimiento y en el comportamiento], y hemos propulsado la educación sobre los "dos estudios y un comportamiento" para que devenga una práctica habitual e institucionalizada, como resultado de todo ello,los ideales y las convicciones de todo el Partido son más firmes y su espíritu, más fuerte.

Gracias a la implementación de los criterios sobre los buenos cuadros en el nuevo periodo, la situación y las prácticas habituales de selección y empleo de personal han mejorado visiblemente. Al tiempo que la reforma del sistema de la construcción del Partido avanzaba en profundidad, se perfeccionó de continuo el sistema institucional de los decretos intrapartidarios. Situando la disciplina en primer lugar, hemos puesto el acento en resolver los problemas destacados que suscitan las quejas más vehementes entre las masas populares y representan la mayor amenaza para los cimientos sobre los que el Partido asienta su gobernación. El Comité Central ha publicado ocho reglamentos con los cuales ha rectificado implacablemente el formalismo, el burocratismo, el hedonismo y la proclividad al derroche y a la suntuosidad [en adelante, los "cuatro hábitos malsanos"], y ha combatido con resolución los privilegios. En las inspecciones itinerantes se ha puesto de relieve su papel de afilada espada, permitiendo a los comités partidarios de los niveles central y provincial realizar la cobertura total de sus inspecciones. Perseverando en que en la lucha contra la corrupción no haya zonas vedadas, sino una cobertura total y una tolerancia cero, hemos actuado con toda firmeza para "cazar tigres", "aplastar moscas" y "capturar zorros", lo que nos ha ayudado a alcanzar de manera preliminar el objetivo de que nadie ose corromperse, a hacer cada vez más segura la jaula institucional para que nadie pueda corromperse y a levantar un dique para que nadie intente corromperse, como resultado de ello, se ha conformado, consolidado y desarrollado la tendencia arrolladora en la lucha contra la corrupción.

Los logros obtenidos en los últimos cinco años han sido omnidireccionales y de carácter emprendedor, y los cambios operados en ese tiempo han sido profundos y esenciales. En estos cinco años, nuestro Partido, armado de un coraje político enorme y movido por un vehemente sentido de la responsabilidad, ha presentado una serie de nuevas concepciones, nuevos pensamientos y nuevas estrategias, ha puesto en escena una serie de importantes directrices y políticas, ha publicado una serie de importantes medidas y ha promovido una serie de importantes trabajos, lo que nos ha permitido tanto resolver numerosos problemas difíciles que llevábamos tiempo sin poder solucionar pese a nuestro deseo de hacerlo como llevar a cabo muchas grandes empresas que antes no pudimos realizar aunque deseábamos realizarlas, promoviendo así la consumación de cambios históricos en la causa del Partido y el Estado. Tales cambios tienen una influencia importante y a largo plazo en el desarrollo de esta causa.

En los últimos cinco años, hemos encarado con valor la prueba de los grandes riesgos a los que se enfrenta el Partido y los problemas relevantes existentes en su seno, y, provistos de una férrea voluntad y admirables cualidades, hemos rectificado el modo de actuar y conferido rigurosidad a la disciplina, y hemos combatido la corrupción y castigado las fechorías, eliminando así los graves peligros latentes en el seno del Partido y del Estado, a consecuencia de lo cual la atmósfera de la vida política interna del Partido se ha renovado, el ecosistema político intrapartidario ha mejorado visiblemente, la fuerza creativa, cohesiva y combativa del Partido se ha acrecentado notablemente, su cohesión y unidad se han consolidado en mayor medida, sus relaciones con las masas han mejorado de manera evidente, y, a través del temple revolucionario, el Partido ha ganado en firmeza y fortaleza, y ahora irradia una nueva y potente vitalidad y fuerza, todo lo cual proporciona una firme garantía política al desarrollo de la causa del Partido y el Estado.

Por otra parte, debemos ser conscientes de que nuestra labor todavía adolece de muchas deficiencias y de que nos enfrentamos con no pocos desafíos y dificultades. Los principales son estos: aún no se han solucionado algunos problemas destacados relativos al desequilibrio e insuficiencia del desarrollo; su calidad y rendimiento siguen sin ser altos, la capacidad de innovación no es lo suficientemente fuerte, el nivel de la economía real está por elevarse y la protección del entorno ecológico constituye una ardua tarea y un largo camino; en cuanto a las condiciones de vida del pueblo, persisten múltiples puntos débiles, el acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza es una dura tarea, la disparidad en el desarrollo entre la ciudad y el campo y entre las regiones, así como en la distribución de los ingresos de los habitantes siguen siendo considerablemente grande, y las masas se enfrentan con una cantidad nada desdeñable de dificultades en ámbitos como el empleo, la educación, la asistencia médica, la vivienda, los servicios a la vejez, etc.; el nivel de la civilización social todavía no se ha elevado; las contradicciones y problemas sociales se entrelazan y solapan, la tarea de gobernar integralmente el país según la ley sigue siendo trabajosa y los sistemas y la capacidad para gobernar el país continúan esperando su fortalecimiento; la lucha en el campo ideológico sigue siendo compleja y la seguridad nacional se halla ante nuevas circunstancias; es necesario implementar en mayor medida algunas disposiciones de la reforma y algunas políticas y medidas importantes; y en cuanto a la construcción del Partido, subsisten no pocos eslabones débiles. Para solventar todos estos problemas, debemos redoblar nuestros esfuerzos.

Los logros obtenidos en estos últimos cinco años son resultado de la firme dirección del Comité Central del Partido y, lo que es más, de la lucha común de todo el Partido y el pueblo de las diversas etnias del país. En nombre del Comité Central del Partido Comunista de China, ¡extiendo mi sincero agradecimiento al pueblo de todas las etnias del país; a los partidos democráticos, las organizaciones populares y las personalidades patriotas de los diversos círculos sociales; a los compatriotas de las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, los compatriotas de Taiwan y las masas de compatriotas residentes en el extranjero; y a los amigos de distintas naciones que se interesan por la modernización de China y le prestan su apoyo!

Camaradas: al iniciarse la reforma y la apertura, nuestro Partido hizo el gran llamamiento de seguir nuestro propio camino y construir un socialismo con peculiaridades chinas. En consecuencia, nuestro Partido ha unido y conducido al pueblo de las diversas etnias del país en el emprendimiento de una lucha incansable, lo que no solo ha llevado al poderío económico, científico y tecnológico de nuestro país, a su defensa nacional y a su fortaleza nacional integral a figurar en las primeras filas del mundo y ha promovido una elevación sin precedentes de su estatus internacional, sino que también ha posibilitado cambios sin precedentes en la fisonomía del Partido, el Estado, el pueblo, las Fuerzas Armadas y la nación china, lográndose que esta se yerga con un flamante porte en el Oriente del mundo.

Tras un largo tiempo de esfuerzos, el socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en una nueva época, lo que comporta una nueva posición histórica del desarrollo de nuestro país.

La entrada del socialismo con peculiaridades chinas en una nueva época significa que la nación china, sometida mucho tiempo en la época moderna a multitud de penalidades, ha realizado un gran salto, de la puesta en pie, a una modesta prosperidad, y a una naciente fortaleza, y ha dado la bienvenida al advenimiento de brillantes perspectivas para su gran revitalización; significa que en la China del siglo XXI el socialismo científico rebosa de una potente vitalidad y vigor, manteniéndose en alto en el mundo la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas; y significa que el camino, la teoría, el sistema y la cultura del socialismo con peculiaridades chinas se han desarrollado ininterrumpidamente, lo que ha ensanchado el camino por el que los países en vías de desarrollo avanzan hacia la modernización, ha ofrecido una opción enteramente nueva a los países y naciones del mundo que desean tanto acelerar su desarrollo como mantener su propia independencia, y ha contribuido con la sabiduría china y el plan chino a la resolución de los problemas de la humanidad.

Esta nueva época es una época en la que continuamos la causa de nuestros predecesores, la abrimos a nuevos horizontes y seguimos cosechando las grandes victorias del socialismo con peculiaridades chinas en las nuevas condiciones históricas; es una época en la que lograremos el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y en la que daremos un paso más en la construcción integral de un poderoso país socialista moderno; es una época en la que el pueblo de todas las etnias del país luchará unido, creará de continuo una vida mejor y hará realidad gradualmente la prosperidad de todo el pueblo; es una época en la que todos los hijos descendientes de la nación china aunaremos nuestras fuerzas y voluntades, y centraremos todos nuestros esfuerzos en el cumplimiento del sueño chino de la gran revitalización de la nación china; es una época, en fin, en la que nuestro país se acercará cada día más al centro del escenario mundial y hará sin cesar mayores contribuciones a la humanidad.

Con la entrada del socialismo con peculiaridades chinas en la nueva época, la contradicción principal de la sociedad de nuestro país ha pasado a ser la que existe entre la creciente demanda del pueblo de una vida mejor y el desarrollo desequilibrado e insuficiente. Habiendo resuelto de modo sólido el problema de vestir y alimentar a sus más de mil millones de habitantes, nuestro país ha alcanzado en general una vida modestamente acomodada y dentro de poco culminará la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada; el pueblo plantea demandas cada día más amplias en su búsqueda de una vida mejor, formulando no solo exigencias más elevadas en lo referente a la vida material y cultural, sino también exigencias cada vez más numerosas en varios ámbitos, entre ellos los de la democracia, el imperio de la ley, la equidad, la justicia, la seguridad y el medio ambiente. Al mismo tiempo, dado que en términos generales el nivel de las fuerzas productivas sociales de nuestro país se ha elevado notoriamente y la capacidad productiva de la sociedad ha pasado a engrosar las primeras filas del mundo en muchos terrenos, el problema más conspicuo es el del desequilibrio y la insuficiencia del desarrollo, problema que ha devenido el principal factor que restringe la satisfacción de la creciente demanda del pueblo de una vida mejor.

Hemos de comprender que este cambio de la contradicción principal de nuestra sociedad es un cambio histórico que afecta a la situación en su conjunto y que plantea muchas exigencias nuevas a la labor del Partido y del Estado. Sobre la base de seguir impulsando el desarrollo, debemos esforzarnos por resolver adecuadamente el problema de su desequilibrio e insuficiencia, así como mejorar enérgicamente su calidad y su rendimiento, a fin de poder colmar aún mejor las crecientes necesidades del pueblo respecto a la economía, la política, la cultura, la sociedad, la ecología y otros ámbitos, e impulsar todavía mejor el desarrollo integral de las personas y el progreso de la sociedad en todos los sentidos.

Hemos de comprender también que el cambio de la contradicción principal de nuestra sociedad no ha alterado nuestro juicio sobre la etapa histórica en la que se encuentra el socialismo de nuestro país, pues no se han modificado ni nuestra condición nacional básica, la de que nuestro país aún se halla y permanecerá largo tiempo en la etapa primaria del socialismo, ni nuestro estatus internacional de mayor país en vías de desarrollo.Todo el Partido debe tener bien presente la condición básica de nuestra nación -la de hallarse en la etapa primaria del socialismo-, tener los pies plantados con firmeza en la mayor realidad -la de estar en la etapa primaria del socialismo-, perseverar firmemente en la línea fundamental del Partido -la línea vital del Partido y del Estado y la de la felicidad del pueblo-, y dirigir y unir al pueblo de todas las etnias del país para que, asumiendo la construcción económica como tarea central y persistiendo en los cuatro principios fundamentales y en la reforma y la apertura, se apoye en sus propios esfuerzos, trabaje duro y con espíritu emprendedor, y luche por hacer del nuestro un poderoso país socialista moderno, próspero, democrático, civilizado, armonioso y bello.

Camaradas: la entrada del socialismo con peculiaridades chinas en la nueva época reviste un gran significado tanto para la historia del desarrollo de la República Popular China y de la nación china, como para la historia del desarrollo del socialismo mundial y de la sociedad humana. Todo el Partido debe afianzar su confianza y actuar con entusiasmo y espíritu emprendedor, para conseguir que el socialismo con peculiaridades chinas exhiba una vitalidad aún más pujante.

II. MISIÓN HISTÓRICA DEL PARTIDO COMUNISTA DE CHINA EN LA NUEVA ÉPOCA

Hace cien años, las salvas de los cañones de la Revolución de Octubre trajeron el marxismo-leninismo a China. Los elementos chinos avanzados vieron en la verdad científica del marxismo-leninismo una solución a los problemas de nuestro país. El Partido Comunista de China nació en 1921 como exigían los tiempos, en medio del violento movimiento de la sociedad china iniciado en la época moderna, de la enconada lucha de resistencia del pueblo chino contra la dominación feudal y las agresiones extranjeras, y del proceso de integración del marxismo-leninismo con el movimiento obrero chino. A partir de entonces, el pueblo chino empezó a contar con la columna vertebral de la lucha por la independencia nacional, la liberación popular, la prosperidad y la fortaleza del país y su propia felicidad, y se desplazó de su estado espiritual pasivo al activo.

La nación china, cuya civilización tiene una historia de más de cinco milenios, ha creado la esplendorosa civilización china y ha hecho contribuciones sobresalientes a la humanidad, deviniendo una gran nación del mundo. Después de la Guerra del Opio, nuestro país se sumió en un tenebroso estado de perturbaciones internas e invasiones del exterior, y el pueblo chino padeció grandes penalidades, como frecuentes guerras, la fragmentación y destrucción del territorio nacional, y el languidecimiento de la población en medio del hambre y la miseria. Resueltas a revitalizar nuestra nación, innumerables personas con elevados ideales y una voluntad indoblegable y tenaz avanzaron en sucesivas oleadas librando loables y conmovedoras luchas, y lo intentaron todo, a pesar de lo cual finalmente no pudieron cambiar la naturaleza social de la vieja China ni el triste destino de su pueblo.

La materialización de la gran revitalización de la nación china es el sueño más grandioso que acaricia nuestra nación desde la época moderna. Una vez fundado, el Partido Comunista de China estableció la materialización del comunismo como su ideal supremo y su objetivo final, cargó sobre sus hombros sin retroceder ni un paso con la misión histórica de llevar a cabo la gran revitalización de la nación china y unió al pueblo y lo condujo en unas luchas extraordinariamente arduas, escribiendo una maravillosa epopeya más sublime que las montañas y los ríos.

Nuestro Partido era profundamente consciente de que la materialización de la gran revitalización de la nación china exigía derribar las tres grandes montañas que pesaban sobre el pueblo chino, el imperialismo, el feudalismo y el capitalismo burocrático, y hacer realidad la independencia nacional, la liberación popular, la reunificación del país y la estabilidad social. Nuestro Partido unió al pueblo y lo condujo hasta hallar el camino revolucionario correcto de utilizar las zonas rurales para cercar las ciudades y de conquistar el poder por la fuerza de las armas, combatió 28 años bañado en sangre, dio cima a la revolución de nueva democracia y en 1949 fundó la República Popular China, realizando nuestro país el gran salto de la milenaria política autocrática feudal a la democracia popular.

Nuestro Partido comprendió profundamente que, para materializar la gran revitalización de la nación china, era necesario establecer un sistema social avanzado que correspondiera a la realidad de nuestro país. Al unir y conducir al pueblo en la culminación de la revolución socialista, en el establecimiento del socialismo como sistema básico y en la promoción de la construcción socialista, nuestro Partido dio cima a la transformación social más amplia y profunda efectuada desde que comenzó la historia de la nación china, sentando así la premisa política fundamental y los cimientos institucionales para el desarrollo y progreso de la China contemporánea en todos los aspectos, y haciendo realidad el gran salto de la nación china de una decadencia continua en la época moderna al viraje fundamental de su destino para marchar ininterrumpidamente hacia la prosperidad y la fortaleza.

Nuestro Partido también comprende ahora profundamente que, para materializar la gran revitalización de la nación china, hemos de adaptarnos a la corriente de los tiempos, obedecer la voluntad del pueblo y tener la valentía de llevar a cabo la reforma y la apertura, a fin de que la causa del Partido y del pueblo rebosen siempre de una poderosa fuerza motriz que les permita avanzar intrépidamente. Nuestro Partido ha unido y conducido al pueblo en el emprendimiento de una nueva gran revolución -la reforma y la apertura- y en la eliminación de toda idea u obstáculo derivado de los regímenes que impida el desarrollo del país y de la nación, abriendo así el camino del socialismo con peculiaridades chinas, de modo que China, con grandes pasos, se ha puesto a la altura de los tiempos.

En el transcurso de estos 96 años, con el objeto de cumplir la misión histórica de culminar la gran revitalización de la nación china, nuestro Partido, fuera débil o poderoso, fuéranle las circunstancias favorables o adversas, no ha alterado sus aspiraciones fundacionales, sino que se ha mantenido inamovible en su determinación y ha unido y conducido al pueblo en la superación, una tras otra, de grandes dificultades en apariencia insuperables, y en la realización, uno tras otro, de milagros humanos que resplandecen en los anales de la historia por haber requerido vencer múltiples dificultades y peligros, hacer enormes sacrificios, afrontar los reveses valientemente y corregir los errores con coraje.

Camaradas: hoy, más que en cualquier otro momento de la historia, estamos cerca de cumplir el objetivo de culminar la gran revitalización de la nación china, y tanto nuestro convencimiento de que lo lograremos como nuestra capacidad de conseguirlo son mayores.

En un camino de cien li, los noventa ya andados no representan de hecho más que la mitad. La gran revitalización de la nación china no se materializará en absoluto como un trabajo descansado y cómodo acompañado del son de tambores y gongs. Todo el Partido debe estar dispuesto a dedicarle mayores y más duros esfuerzos.

Para hacer realidad el gran sueño es imperativo llevar a cabo una gran lucha. La sociedad avanza en medio del movimiento de las contradicciones, las cuales conllevan la existencia de luchas. Nuestro Partido tiene que emprender grandes luchas con numerosas y nuevas características históricas, para poder unir y conducir al pueblo en el afrontamiento eficaz de importantes retos, la neutralización de graves riesgos, la superación de fuertes resistencias y la resolución de serias contradicciones, por lo que cualquier idea y acción de entrega a placeres, de pasividad y relajación, así como de elusión de las contradicciones es errónea. Todos los militantes del Partido debemos perseverar más conscientemente en su dirección y el sistema socialista de nuestro país, rechazar decididamente toda palabra y acción dirigidas a debilitar, tergiversar y negar la dirección del Partido y nuestro sistema socialista; defender más conscientemente los intereses del pueblo y combatir con decisión todo proceder que los perjudique y conduzca al divorcio de las masas; lanzarnos más conscientemente a la corriente de los tiempos de reforma e innovación, y erradicar con firmeza todo mal crónico y pertinaz; salvaguardar más conscientemente la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo de nuestro país, y oponernos resueltamente a toda acción que divida nuestra patria y socave la unidad interétnica y la armonía y la estabilidad sociales; y prevenir más conscientemente todo tipo de riesgos y vencer decididamente cualquier dificultad y desafío que surja en los terrenos político, económico, cultural, social, etc., así como en el ámbito de la naturaleza. Todo el Partido debe tener plena conciencia de lo prolongada, compleja y ardua que es esta gran lucha, y poner en juego su espíritu de lucha y elevar el nivel de su aptitud para librarla, con miras a conquistar sin cesar nuevas victorias en esta gran lucha.

Para hacer realidad un gran sueño es necesario construir una gran obra. Esta es justamente la nueva y grandiosa obra de la construcción de sí mismo que nuestro Partido está llevando adelante en profundidad. La historia ha corroborado y seguirá corroborando que, sin la dirección del Partido Comunista de China, la revitalización de la nación sería ineluctablemente una utopía. Nuestro Partido debe estar siempre bien templado para poder ser en todo momento la vanguardia de la época y la columna vertebral de la nación, y ser en todo momento un partido gobernante marxista. Todo el Partido debe afianzarse más conscientemente en los principios del espíritu partidario, atreverse a encarar los problemas y a dejarse sacar el veneno del brazo raspando el hueso, suprimir todos los factores perjudiciales para su carácter avanzado y su pureza, y eliminar de su sano cuerpo todos los virus corrosivos, al objeto de aumentar sin cesar su capacidad dirigente en lo político, su capacidad conductora en lo ideológico, su capacidad organizativa entre las masas y su capacidad de convocatoria en la sociedad, garantizando así su mantenimiento duradero de una pujante vitalidad y de una poderosa fuerza combativa.

Para hacer realidad un gran sueño es preciso impulsar una gran causa. El socialismo con peculiaridades chinas ha sido el eje temático de toda la teoría y la práctica del Partido desde el inicio de la reforma y la apertura, y constituye el éxito fundamental obtenido por nuestro Partido y nuestro pueblo a través de múltiples penalidades y a un alto precio. El camino del socialismo con peculiaridades chinas es el camino ineludible para hacer realidad la modernización socialista y crear una vida mejor para el pueblo; el sistema teórico de dicho socialismo es una teoría correcta que guía al Partido y al pueblo en la materialización de la gran revitalización de la nación china, mientras que el sistema socialista con peculiaridades chinas constituye una garantía institucional fundamental para el desarrollo y el progreso de la China actual, y la cultura socialista con peculiaridades chinas es una poderosa fuerza espiritual que estimula a todo el Partido y al pueblo de todas las etnias del país a avanzar intrépidamente. Todo el Partido debe fortalecer más conscientemente su convicción en el camino, la teoría, el sistema y la cultura [en adelante, las "cuatro convicciones"], y no seguir ni el viejo camino del enclaustramiento y el anquilosamiento, ni el mal camino de cambiar su bandera por otra, sino mantener su firmeza en lo político, perseverar en trabajar sólidamente para vigorizar el país y persistir siempre en el socialismo con peculiaridades chinas y en desarrollarlo.

La gran lucha, la gran obra, la gran causa y el gran sueño están todos estrechamente entrelazados, interconectados entre sí, e interactúan el uno con el otro, siendo la nueva y grandiosa obra de construir el Partido lo que desempeña el papel decisivo en todo ello. El impulso de esta gran obra debe llevarse a cabo en combinación con la práctica de la gran lucha, la gran causa y el gran sueño, para asegurarse de que el Partido marche siempre a la cabeza de los tiempos en un proceso histórico caracterizado por profundos cambios en la situación mundial; sea siempre la columna vertebral de todo el pueblo del país en el proceso histórico de afrontar todo tipo de riesgos y pruebas tanto internos como externos; y constituya siempre un núcleo dirigente inquebrantable en el proceso histórico de mantener y desarrollar el socialismo con peculiaridades chinas.

Camaradas: nuestra misión nos llama a contraer responsabilidades y nos conduce al futuro. No debemos defraudar al pueblo en el importante cometido que nos ha asignado, ni ser indignos de la elección hecha por la historia, y, en la gran práctica del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época, debemos alentar a todos los hijos de la nación china, con la firme dirección del Partido y su tenaz lucha, a avanzar sin tregua y a formar una impetuosa fuerza volcada en la materialización conjunta del sueño chino con una sola voluntad.

III. PENSAMIENTO SOBRE EL SOCIALISMO CON PECULIARIDADES CHINAS DE LA NUEVA ÉPOCA Y SU ESTRATEGIA FUNDAMENTAL

Los cambios operados en la situación interna y externa desde el XVIII Congreso del Partido, y el desarrollo de las diversas causas de nuestro país desde entonces nos han planteado un importante tema de nuestro tiempo, al que debemos responder sistemáticamente combinando la teoría con la práctica. Este tema -qué tipo de socialismo con peculiaridades chinas mantendremos y desarrollaremos en la nueva época, y cómo lo mantendremos y lo desarrollaremos- abarca cuestiones fundamentales, entre ellas el objetivo general del mantenimiento y desarrollo de dicho socialismo en la nueva época, sus tareas generales, su disposición general y su disposición estratégica, así como otras cuestiones fundamentales, incluidas las del rumbo del desarrollo, su modalidad y su fuerza motriz, los pasos estratégicos, las condiciones externas y las garantías políticas. Por otra parte, para favorecer la mejora del mantenimiento y desarrollo del socialismo con peculiaridades chinas, debemos elaborar un análisis teórico y una orientación política basados en las nuevas prácticas, aplicables a campos como la economía, la política, el imperio de la ley, la ciencia y la tecnología, la cultura, la educación, la vida del pueblo, las etnias, la religión, la sociedad, la civilización ecológica, la seguridad nacional, la defensa nacional y las fuerzas armadas, la directriz de "un país con dos sistemas" y la reunificación de la patria, el frente único, la diplomacia y la construcción del Partido.

En torno a este importante tema de nuestro tiempo, persistiendo en guiarse por el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong, la teoría de Deng Xiaoping, el importante pensamiento de la triple representatividad y la concepción científica del desarrollo, persistiendo en emancipar la mente, buscar la verdad en los hechos, avanzar con los tiempos y adoptar una actitud realista y práctica, y persistiendo en el materialismo dialéctico y el materialismo histórico, nuestro Partido, con una visión completamente nueva y en estrecha combinación con las nuevas condiciones de nuestro tiempo y las nuevas exigencias de la práctica, ha profundizado la comprensión sobre la ley del ejercicio del gobierno por parte de los partidos comunistas, la ley de la construcción socialista y la ley del desarrollo de la sociedad humana, y ha llevado adelante una ardua exploración teórica al respecto, obteniendo importantes logros en la innovación teórica y creando así el pensamiento sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época.

El pensamiento sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época deja claro lo siguiente: la tarea general de mantener y desarrollar el socialismo con peculiaridades chinas consiste en culminar la modernización socialista y la gran revitalización de la nación china, y, sobre la base de la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, dar cima en dos fases a la transformación de nuestro país en un poderoso país socialista moderno, próspero, democrático, civilizado, armonioso y bello a mediados de siglo; la principal contradicción de nuestra sociedad en la nueva época es la que hay entre la creciente demanda del pueblo de una vida mejor y el desarrollo desequilibrado e insuficiente, siendo por lo tanto necesario atenerse al pensamiento del desarrollo centrado en el pueblo y promover de continuo el desarrollo integral de las personas y la prosperidad de todo el pueblo; la disposición general de la causa del socialismo con peculiaridades chinas es un todo compuesto por cinco elementos y su disposición estratégica es la de las "cuatro integralidades", haciendo hincapié en el afianzamiento de las "cuatro convicciones"; el objetivo general de la profundización integral de la reforma es perfeccionar y desarrollar el sistema del socialismo con peculiaridades chinas, así como promover la modernización de los sistemas y de la capacidad para gobernar el país; el objetivo general del impulso integral de la gobernación del país según la ley es construir un sistema del imperio de la ley del socialismo con peculiaridades chinas y un Estado de derecho socialista; el objetivo del Partido de fortalecer el Ejército en la nueva época es construir un ejército popular que obedezca los mandatos del Partido, venza en los combates y posea un estilo excelente, para convertirlo en un ejército de primer orden mundial; la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas debe impulsar tanto el establecimiento de un nuevo tipo de relaciones internacionales como la estructuración de una comunidad de destino de la humanidad; y el rasgo más esencial del socialismo con peculiaridades chinas es que su dirección recae en el Partido Comunista de China, su mayor superioridad radica en esta misma dirección y el Partido constituye la fuerza dirigente política suprema, lo que plantea la exigencia general de construir el Partido en la nueva época y pone de relieve la importante posición de la construcción política en la construcción del Partido.

El pensamiento sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época continúa y desarrolla el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong, la teoría de Deng Xiaoping, el importante pensamiento de la triple representatividad y la concepción científica del desarrollo,es el fruto más reciente de la chinización del marxismo, representa la cristalización de las experiencias prácticas y de la sabiduría colectiva del Partido y del pueblo, constituye un importante componente del sistema teórico del socialismo con peculiaridades chinas y es la guía de acción para todo el Partido y el pueblo de todo el país en su lucha por culminar la gran revitalización de la nación china. Por todo ello, debemos mantener este pensamiento durante largo tiempo y desarrollarlo sin cesar.

Todo el Partido debe comprender profundamente la esencia del espíritu y el rico contenido del pensamiento sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época, y ponerlo en práctica integral y acertadamente en los diversos trabajos.

1. Perseverancia en la dirección del Partido en todos los trabajos. Sea este o aquel terreno o sector, sea la parte o región del país que sea, el Partido lo dirige todo. Se impone incrementar las "cuatro conciencias", defender conscientemente la autoridad del Comité Central del Partido y su dirección centralizada y unificada, mantener conscientemente un alto grado de identificación con dicho comité en lo ideológico, en lo político y en las acciones, perfeccionar los regímenes y mecanismos de persistencia en la dirección del Partido, perseverar en la tónica general del trabajo consistente en la pugna por el progreso basado en la estabilidad, impulsar con una visión de conjunto la disposición general basada en un todo compuesto por cinco elementos y promover coordinadamente la disposición estratégica de las "cuatro integralidades", con el propósito de aumentar la capacidad y la firmeza con las que el Partido controla el rumbo, planea la situación general, decide las políticas y promueve la reforma, garantizándose así que siempre domine la situación global y coordine las diversas partes.

2. Perseverancia en la consideración del pueblo como el centro. El pueblo es el creador de la historia y la fuerza fundamental que determina el futuro y el destino del Partido y del Estado. Tenemos que mantenernos firmes en la condición del pueblo como sujeto, persistir en que el Partido permanezca al servicio de los intereses públicos y gobierne el país en bien del pueblo, poner en práctica el propósito fundamental de servirlo de todo corazón, plasmar la línea de masas del Partido en todas las actividades de gobernación del país y manejo de los asuntos administrativos, tomar como nuestro objetivo de lucha la aspiración del pueblo a una vida mejor y apoyarnos en él para crear una magna empresa histórica.

3. Perseverancia en la profundización integral de la reforma. Solo el socialismo puede salvar a China y solo la reforma y la apertura pueden desarrollar China, el socialismo y el marxismo. Hemos de mantener y perfeccionar el sistema del socialismo con peculiaridades chinas; promover sin cesar la modernización de los sistemas y de la capacidad para gobernar el país; erradicar decididamente todas las ideas y conceptos anacrónicos, así como todas las lacras de los regímenes y los mecanismos; derribar las barreras erigidas por la solidificación de los intereses; asimilar los logros provechosos de la civilización humana; y configurar un sistema institucional sistémicamente completo, científicamente reglamentado y funcionalmente eficaz, aprovechando al máximo la superioridad del sistema socialista de nuestro país.

4. Perseverancia en la nueva concepción del desarrollo. El desarrollo constituye la base y la clave para resolver todos los problemas de nuestro país, por lo que debe ser de corte científico, resultando indispensable aplicar firme e inalterablemente la concepción del desarrollo caracterizada por la innovación, la coordinación, el ecologismo, la apertura y la compartición. Debemos mantener y perfeccionar el sistema económico básico y el sistema de distribución socialistas de nuestro país; no vacilar en absoluto en consolidar y desarrollar la economía de propiedad pública, ni en estimular, respaldar y guiar el desarrollo de las economías de propiedad no pública; hacer que el mercado juegue un papel decisivo en la distribución de los recursos; desplegar aún mejor las funciones gubernamentales; impulsar el desarrollo sincronizado del nuevo modelo de industrialización, la informatización, la urbanización y la modernización agrícola; participar por iniciativa propia en el proceso de globalización económica y promoverlo; y desarrollar una economía abierta de más alto nivel, robusteciendo sin cesar nuestro poderío económico y nuestra fortaleza nacional integral.

5. Perseverancia en la condición del pueblo como dueño del país. La persistencia en la integración orgánica de la dirección del Partido, la condición del pueblo como dueño del país y la gobernación de este según la ley constituye una exigencia ineludible del desarrollo de la política socialista. Tenemos que seguir con firmeza el camino del desarrollo político del socialismo con peculiaridades chinas; mantener y perfeccionar el sistema de asambleas populares, el de cooperación multipartidaria y consulta política bajo la dirección del Partido Comunista de China, el de autonomía étnica territorial y el de autogobierno de las masas en los niveles de base; consolidar y desarrollar un frente único patriótico lo más amplio posible, desarrollar la democracia consultiva socialista, completar el sistema democrático, enriquecer las formas de la democracia y ensanchar los canales para su ejercicio, con miras a garantizar que en la vida política y social del país se materialice la condición del pueblo como dueño.

6. Perseverancia en la gobernación integral del país según la ley. La gobernación integral del país según la ley representa una exigencia esencial y una importante garantía para el socialismo con peculiaridades chinas. Hemos de aplicar efectivamente la dirección del Partido en todo el proceso y todos los aspectos de la gobernación del país según la ley; seguir firme e invariablemente el camino del imperio de la ley del socialismo con peculiaridades chinas; perfeccionar el sistema jurídico centrado en la Constitución propio de dicho socialismo; construir el sistema del imperio de la ley del socialismo con peculiaridades chinas y el Estado de derecho socialista; desarrollar la teoría del imperio de la ley del mencionado socialismo; persistir en impulsar simultáneamente una actuación conforme a la ley en la gobernación del país, en el ejercicio del gobierno y en la gestión de los asuntos administrativos; mantenernos firmes en construir como un todo único un Estado, un gobierno y una sociedad regidos por la ley; perseverar en combinar la gobernación del país según la ley con la ejercida conforme a la moral y en integrar orgánicamente la primera con la administración del Partido conforme a las normas; profundizar la reforma del régimen judicial; y mejorar las cualidades de toda la nación en lo que respecta al imperio de la ley y a la moral.

7. Perseverancia en el sistema de los valores socialistas esenciales. La convicción en la propia cultura constituye la fuerza más fundamental, profunda y duradera para el desarrollo de un país y una nación. Debemos persistir en el marxismo, tener sólidamente arraigados el sublime ideal del comunismo y el ideal común del socialismo con peculiaridades chinas, cultivar y practicar los valores socialistas esenciales, y fortalecer de continuo nuestra iniciativa y el poder de nuestra opinión en el terreno ideológico; impulsar la transformación creativa y el desarrollo innovador de la excelente cultura tradicional china, dar continuidad a la cultura revolucionaria y desarrollar la cultura socialista avanzada, asimilando lo positivo de lo ajeno sin olvidar nuestra propia cultura y orientándonos hacia el futuro; y forjar mejor el espíritu, los valores y la fuerza de China, a fin de ofrecer al pueblo una guía espiritual.

8. Perseverancia en la garantía y mejora de las condiciones de vida del pueblo en el curso del desarrollo. El incremento del bienestar del pueblo constituye el objetivo fundamental del desarrollo. Hay que proporcionar más beneficios al pueblo y solucionar en lo posible sus preocupaciones vitales; subsanar los puntos débiles en la garantización de sus condiciones de vida y propulsar la equidad y la justicia sociales en el curso del desarrollo; realizar nuevos y constantes progresos encaminados a que todos los niños disfruten de una crianza apropiada, toda la gente tenga la oportunidad de estudiar, sea retribuida por su trabajo, reciba asistencia médica en caso de enfermedad, cuente con un sustento en la vejez y tenga un lugar donde vivir, y todas las personas vulnerables reciban la ayuda necesaria; desplegar a fondo el acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza; garantizar que todo el pueblo perciba aún más que sale beneficiado del desarrollo basado en la construcción conjunta y el codisfrute; e impulsar de continuo el desenvolvimiento integral de las personas y la prosperidad de toda la población. Construiremos una China de paz, fortaleceremos e innovaremos la gobernanza social, y salvaguardaremos la armonía y la estabilidad sociales, a fin de garantizar al país un orden y una paz duraderos, y al pueblo, tranquilidad y satisfacción en su vida y en su trabajo.

9. Perseverancia en la coexistencia armoniosa de las personas y la naturaleza. El fomento de la civilización ecológica es un plan a largo plazo para el desarrollo perenne de la nación china. Tenemos que asumir y llevar a la práctica el concepto de que las aguas cristalinas y las verdes montañas son cordilleras de oro y plata; atenernos a la política estatal básica sobre el ahorro de recursos y la protección del medio ambiente, y tratar el entorno ecológico de la misma manera que tratamos la vida; coordinar el saneamiento sistemático de montañas, ríos, bosques, tierras de labranza, lagos y prados; aplicar un sistema más estricto de protección ecoambiental; conformar una modalidad de desarrollo y un modo de vida ecológicos; seguir invariablemente el camino del desarrollo civilizado, que lleva a una producción desarrollada, una vida holgada y un buen entorno ecológico; y construir una bella China, con miras a crear un ambiente que favorezca la producción y la vida del pueblo, y a contribuir a la seguridad ecológica del planeta.

10. Perseverancia en el concepto general de seguridad nacional. Coordinar el desarrollo y la seguridad, incrementar la concienciación sobre eventuales adversidades y poder reflexionar sobre posibles peligros aun en tiempos de paz constituye un importante principio de nuestro Partido en su gobernación del país y su gestión de los asuntos administrativos. Debemos insistir en la supremacía de los intereses estatales; considerar la seguridad del pueblo como un objetivo y la seguridad política, como algo fundamental; coordinar la seguridad exterior y la interior, la del territorio y la de los nacionales, la convencional y la no convencional, y la individual y la colectiva; perfeccionar el sistema institucional de la seguridad nacional; intensificar el fomento de nuestra correspondiente capacidad; y salvaguardar con determinación la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo del país.

11. Perseverancia en la dirección absoluta del Partido sobre el Ejército Popular. La construcción de un ejército popular que obedezca los mandatos del Partido, venza en los combates y posea un estilo excelente representa un soporte estratégico para la culminación de los objetivos de lucha fijados para los dos centenarios [el del Partido en el 2021 y el de la Nueva China en el 2049] y para la materialización de la gran revitalización de la nación china. Hemos de aplicar integralmente los principios y sistemas fundamentales de la dirección del Partido sobre el Ejército Popular; fijar la posición rectora de las ideas del Partido sobre el fortalecimiento del Ejército de la nueva época en la construcción de la defensa nacional y de sí mismo; persistir en la construcción política del Ejército, en fortalecerlo a través de la reforma, en vigorizarlo por medio de la ciencia y la tecnología, y en administrarlo según la ley; y conceder más importancia tanto a su mayor concentración en el combate real como al impulso generado por la innovación, a la construcción del sistema correspondiente, al desarrollo intensivo y altamente eficaz, y a la integración de lo militar y lo civil, con el fin de cumplir el objetivo del Partido de fortalecer el Ejército en la nueva época.

12. Perseverancia en la directriz de "un país con dos sistemas" y en el impulso de la reunificación de la patria. Mantener la prosperidad y la estabilidad duraderas de Hong Kong y Macao, y hacer realidad la reunificación completa de la patria constituyen exigencias inexorables de la materialización de la gran revitalización de la nación china. Tenemos que combinar orgánicamente la salvaguardia del poder administrativo general de la dirección central sobre las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao con la garantía de su alto grado de autonomía, y asegurarnos de que la directriz de "un país con dos sistemas" se mantenga sin cambios ni vacilaciones, y que esta se ejecute sin distorsiones ni tergiversaciones. Debemos persistir en el principio de una sola China y en el Consenso de 1992, promover el desarrollo pacífico de las relaciones entre las dos orillas del estrecho de Taiwan, profundizar la cooperación económica y el intercambio cultural interribereños, e impulsar a los compatriotas de ambas orillas a combatir conjuntamente toda actividad secesionista y a luchar juntos por materializar la gran revitalización de la nación china.

13. Perseverancia en el impulso de la construcción de una comunidad de destino de la humanidad. El sueño del pueblo chino está íntimamente ligado al de los demás pueblos del mundo, por lo que en la materialización del sueño chino no podemos permitirnos prescindir de un entorno internacional pacífico y de un orden internacional estable. Debemos considerar tanto la situación nacional como la internacional con una visión de conjunto; seguir inalterablemente el camino del desarrollo pacífico y aplicar inmutablemente la estrategia de apertura basada en el beneficio mutuo y el ganar-ganar; insistir en la concepción correcta de la justicia y de los intereses; adoptar un nuevo concepto de seguridad común, integral, cooperativa y sostenible; perseguir una perspectiva de desarrollo definida por la apertura, la innovación, la inclusión y el beneficio mutuo; promover intercambios entre civilizaciones caracterizados por una armonía que no excluya las diferencias y por la asimilación indiscriminada de todo lo que de positivo tenga lo ajeno; y configurar un ecosistema que venere la naturaleza y se base en el desarrollo ecológico, actuando así en todo momento como constructores de la paz mundial, contribuidores al desarrollo global y defensores del orden internacional.

14. Perseverancia en el disciplinamiento integral y riguroso del Partido. La valentía de llevar a cabo una revolución interna y la rigurosidad en la administración y el disciplinamiento de nuestro Partido constituyen sus cualidades más distintivas. Debemos tomar los Estatutos del Partido como guía fundamental, situar en primer plano su construcción política, hacer que su construcción ideológica y su disciplinamiento en materia de sistemas desencadenen la energía hacia una misma dirección, y propulsar de manera coordinada las diversas facetas de su construcción: el enfoque en la "minoría clave", la persistencia en las "tres estricteces y tres solideces", la perseverancia en el centralismo democrático, la elevación de la rigurosidad de la vida política interna del Partido, el estricto mantenimiento de su disciplina, el refuerzo de su supervisión interna, el desarrollo de una cultura política intrapartidaria dinámica y sana, la depuración cabal del ecosistema político intrapartidario, la resuelta corrección de toda clase de prácticas malsanas, el castigo de la corrupción con una actitud de tolerancia cero, el aumento incesante de la capacidad del Partido para depurarse, perfeccionarse, renovarse y superarse, y la preservación en todo momento de los lazos de uña y carne entre él y las masas populares.

Estos 14 puntos forman nuestra estrategia fundamental para mantener y desarrollar el socialismo con peculiaridades chinas en la nueva época. Para conducir mejor el desarrollo de la causa del Partido y del pueblo, todos los camaradas de aquel debemos implementar integralmente su teoría, su línea y su estrategia fundamentales.

La práctica no tiene límites, como tampoco los tiene la innovación teórica. El mundo cambia a cada instante, como también lo hace China. Hemos de seguir los pasos de nuestro tiempo en lo referente a las teorías, dominar progresivamente las leyes objetivas e impulsar constantemente la innovación teórica, práctica, institucional y cultural, así como la fomentada en otros terrenos.

Camaradas: la época es madre del pensamiento y la práctica es la fuente de las teorías. Siempre que sepamos escuchar la voz de nuestro tiempo y tengamos la valentía de defender con firmeza la verdad y corregir los errores, el marxismo de la China del siglo XXI exhibirá sin duda una fuerza más poderosa y convincente de la verdad.

IV. LOGRO DEL TRIUNFO DEFINITIVO EN LA CULMINACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN INTEGRAL DE UNA SOCIEDAD MODESTAMENTE ACOMODADA E INICIACIÓN DE UNA NUEVA EXPEDICIÓN PARA LA CONSTRUCCIÓN INTEGRAL DE UN PAÍS SOCIALISTA MODERNO

Tras la puesta en práctica de la política de reforma y apertura, nuestro Partido elaboró una disposición estratégica para la modernización socialista de nuestro país, en la que formuló la meta estratégica de los "tres pasos". Dos de los objetivos de esta meta se han cumplido con anticipación: el de resolver el problema de vestir y alimentar al pueblo, y el de que este alcance en general un nivel de vida modestamente acomodado. Sobre esta base, nuestro Partido ha planteado lo siguiente: que en el centenario de la fundación del Partido se haya culminado la construcción de una sociedad modestamente acomodada que exhiba un mayor grado de desarrollo económico, de perfeccionamiento de la democracia, de progreso científico y educativo, de florecimiento cultural y de armonía social, y en la que la vida del pueblo sea más desahogada; y que, tras otros 30 años de brega, cuando se cumpla el centenario de la proclamación de la Nueva China, se haya materializado en lo básico la modernización y se haya hecho de nuestro país un país socialista moderno.

Desde ahora hasta el 2020, viviremos el periodo de lograr el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada. Conforme a las exigencias de culminar dicha construcción, exigencias planteadas en el XVI, el XVII y el XVIII Congreso Nacional, y ciñéndonos estrechamente al cambio de la contradicción principal de nuestra sociedad, hemos de impulsar con una visión de conjunto la construcción económica, política, cultural, social y de la civilización ecológica, llevar a efecto firmemente la estrategia de vigorización del país mediante la ciencia y la educación, la de su fortalecimiento con la formación de recursos humanos excelentes, la del desarrollo propulsado por la innovación, la de vigorización de las zonas rurales, la de desarrollo coordinado de las regiones, la de desarrollo sostenible y la de desarrollo de la integración militar-civil, así como hacer hincapié en ocuparnos de las prioridades, subsanar los puntos débiles y fortalecer los eslabones frágiles, debiendo en particular ganar resueltamente las batallas de asalto de plazas fuertes en la prevención y neutralización de grandes riesgos, en la actuación afinada en la liberación de la pobreza, y en la prevención y eliminación de la contaminación, de modo que la labor de culminar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada obtenga el reconocimiento del pueblo y pueda superar las pruebas de la historia.

El periodo comprendido entre el XIX y el XX Congreso Nacional será un periodo histórico en el que confluirán los objetivos de lucha fijados para los dos centenarios. Durante dicho periodo, no solo tenemos que culminar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y cumplir así el objetivo de lucha fijado para el primer centenario, sino también aprovechar la situación favorable para iniciar una nueva expedición encaminada a construir integralmente un país socialista moderno, a fin de avanzar hacia el objetivo de lucha fijado para el segundo centenario.

Al analizar globalmente la situación tanto nacional como internacional, así como las condiciones para el desarrollo de nuestro país, podemos planear nuestro trabajo dividiendo en dos etapas el periodo que va desde el 2020 hasta mediados de siglo.

En la primera etapa, que se extenderá del 2020 al 2035, materializaremos fundamentalmente la modernización socialista mediante una brega de 15 años y sobre la base de la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada.Para entonces, nuestro país habrá conseguido incrementar en gran medida su poderío económico, científico y tecnológico, y ocupará un lugar en las primeras filas de los países innovadores; el derecho del pueblo a una participación y un desarrollo en pie de igualdad estará plenamente garantizado, habrá culminado en lo fundamental la construcción de un Estado, un gobierno y una sociedad regidos por la ley, los diversos sistemas habrán devenido más completos y se habrá materializado básicamente la modernización de los sistemas y de la capacidad para gobernar el país; el nivel de la civilización social habrá alcanzado una nueva altura, el poder cultural blando de la nación habrá aumentado notablemente y la influencia de la cultura china será aún más amplia y profunda; la población llevará una vida más holgada, el porcentaje de la población con rentas medias habrá crecido notoriamente, la disparidad entre el desarrollo del campo y el de la ciudad y entre el de las distintas regiones, así como las disparidades en el nivel de vida de la población se habrán reducido evidentemente, la equidad en el acceso a los servicios públicos básicos se habrá hecho básicamente realidad y se habrán dado sólidos pasos hacia la prosperidad de todo el pueblo; se habrá conformado fundamentalmente la configuración de una gobernanza social moderna y la sociedad rebosará de vigor y se mostrará armoniosa y ordenada; y el entorno ecológico habrá mejorado radicalmente y habremos cumplido en lo fundamental nuestro objetivo de construir una bella China.

En la segunda etapa, que se prolongará desde el 2035 hasta mediados de siglo, dedicaremos 15 años más de brega a transformar nuestro país, sobre la base de la materialización fundamental de su modernización, en un poderoso país socialista moderno, próspero, democrático, civilizado, armonioso y hermoso. Para entonces, nuestra civilización material, política, espiritual, social y ecológica habrá experimentado una mejora integral, la modernización de los sistemas y de la capacidad para gobernar el país habrá culminado, China se habrá convertido en un país situado a la cabeza en fortaleza nacional integral e influencia internacional, la prosperidad de todo el pueblo será esencialmente una realidad y este disfrutará de una vida más feliz y segura, y la nación china, con un porte que irradiará un espíritu todavía más elevado, se erguirá entre todas las naciones del mundo.

Camaradas: la disposición estratégica para desarrollar el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época consiste en culminar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y en pasar de ahí primero a la materialización básica de la modernización y luego a la consumación de la construcción integral de un poderoso país socialista moderno. Hemos de trabajar con tenacidad, intrepidez y perseverancia a fin de escribir, a base de ingentes esfuerzos, un grandioso capítulo de la nueva expedición de la modernización socialista.

V. IMPLEMENTACIÓN DE LA NUEVA CONCEPCIÓN DEL DESARROLLO Y CONSTRUCCIÓN DE UN SISTEMA ECONÓMICO MODERNIZADO

Para cumplir tanto los objetivos de lucha fijados para los dos centenarios como el sueño chino de la gran revitalización de la nación china, y elevar sin cesar el nivel de vida del pueblo, debemos tomar firme e invariablemente el desarrollo como la tarea primordial del Partido en la gobernación y la revigorización del país, persistir en emancipar y desarrollar las fuerzas productivas sociales y perseverar en la economía de mercado socialista como rumbo de la reforma, en un esfuerzo por propulsar el desarrollo sostenido y sano de nuestra economía.

Construir un sistema económico modernizado es una exigencia apremiante planteada por la necesidad de franquear los pasos estratégicos y una meta estratégica de nuestro desarrollo, ya que nuestra economía ha pasado de la etapa de crecimiento acelerado a la de un desarrollo de alta calidad, y se halla en el periodo de solucionar problemas clave en lo referente al cambio de la modalidad de desarrollo, la optimización de la estructura económica y la transformación de la fuerza motriz del crecimiento. Persistiendo en situar la calidad en primer plano y en priorizar la rentabilidad, y tomando la reforma estructural por el lado de la oferta como línea troncal, debemos propulsar la transformación de la calidad, la eficacia y la fuerza motriz del desarrollo económico, aumentar la productividad total de los factores y hacer hincapié en acelerar la conformación de un sistema industrial caracterizado por el desarrollo sinérgico de la economía real, la innovación científica y tecnológica, las finanzas modernas y los recursos humanos, y poner el acento en configurar un régimen económico que sobresalga por la eficacia del mecanismo del mercado, el gran vigor de los agentes microeconómicos y la apropiada intensidad del macrocontrol, con el propósito de aumentar constantemente la fuerza innovadora y la competitividad de la economía de nuestro país.

1. Profundización de la reforma estructural por el lado de la oferta. Al construir un sistema económico modernizado, hemos de utilizar la economía real como punto de apoyo del desarrollo económico y tomar la elevación de la calidad del sistema de la oferta como el principal rumbo de acometida, a fin de incrementar considerablemente las ventajas ofrecidas por la calidad de nuestra economía. Hay que acelerar la construcción de un país fuerte en manufacturación, desarrollar con mayor celeridad una industria manufacturera avanzada, impulsar la integración profunda de la internet, los datos masivos y la inteligencia artificial con la economía real, y establecer nuevos focos de crecimiento, creando así nuevas energías motrices en áreas como el consumo de productos de gama media y alta, la innovación conductora, la economía ecológica y baja en carbono, la economía compartida, la moderna cadena de suministro y los servicios en capital humano. Apoyaremos la optimización y la actualización de las industrias tradicionales, agilizaremos el desarrollo de servicios modernos y elevaremos su nivel tomando como referencia las normas internacionales.

Impulsaremos las industrias de nuestro país para que se encaminen hacia las gamas media y alta de la cadena de valor global, y fomentaremos varias agrupaciones de la industria manufacturera avanzada de categoría mundial. Reforzaremos la construcción de redes infraestructurales, incluidas las de obras hidráulicas, ferrocarriles, carreteras, transporte fluvial, aviación, tuberías, así como las redes eléctricas, informáticas y logísticas. Perseveraremos en la neutralización del exceso de capacidad productiva, la eliminación de los excedentes, el desapalancamiento, la reducción de los costes de las empresas y la subsanación de los puntos débiles, optimizaremos la distribución de los recursos en existencia, ampliaremos la oferta de los recursos de alta calidad aumentados y haremos realidad el equilibrio dinámico entre la oferta y la demanda. Tenemos que despertar y proteger el espíritu empresarial, y alentar a un mayor número de agentes sociales a volcarse en las actividades innovadoras y emprendedoras. Prepararemos contingentes de trabajadores intelectuales e innovadores y los dotados de habilidades técnicas, y desarrollaremos el espíritu de los trabajadores modelo y el propio de los artesanos, al objeto de crear un ambiente social en el que se considere honroso trabajar y hábitos sociales de dedicación al trabajo que persigan un perfeccionamiento ilimitado.

2. Construcción acelerada de un país innovador. La innovación constituye la primera fuerza motriz para conducir el desarrollo y un soporte estratégico para la construcción de un sistema económico modernizado. En dicha construcción, es preciso poner el punto de mira en las ciencias y tecnologías a la vanguardia del mundo, y potenciar la investigación en ciencias básicas, para lograr significativos avances rompedores tanto en la investigación prospectiva en ciencias básicas como en la consecución de resultados pioneros de carácter orientador. Intensificaremos la investigación en ciencias básicas aplicadas y ampliaremos la ejecución de los importantes proyectos científicos y tecnológicos de nivel estatal, haciendo énfasis en la innovación de las tecnologías genéricas claves, las de vanguardia de carácter orientador, las de ingeniería modernas y las disruptivas, a fin de proporcionar un enérgico apoyo tanto a la construcción de un país fuerte en ciencia y tecnología, en calidad, en astronáutica, enredes informáticas y en comunicaciones, como a la construcción de una China digitalizada y de una sociedad inteligente. Potenciaremos la construcción del sistema estatal de innovación y robusteceremos las fuerzas científicas y tecnológicas estratégicas. Se profundizará la reforma del régimen científico y tecnológico, se creará un sistema de innovación tecnológica en el que las empresas sean los protagonistas, el mercado sirva de guía y la producción se integre profundamente con la enseñanza y la investigación, se reforzará el apoyo a la innovación de las pymes y se promoverá la transformación de los adelantos científicos y tecnológicos. Se fomentará la cultura de la innovación y se fortalecerá la consecución, protección y aplicación de los derechos de propiedad intelectual. Formaremos a un gran número de científicos y técnicos estratégicos, líderes en ciencia y tecnología, y jóvenes científica y tecnológicamente calificados, poseedores todos ellos de un nivel mundial, así como grupos innovadores de alto nivel.

3. Aplicación de la estrategia de vigorizar las zonas rurales. Dado que los problemas relacionados con los "tres pilares del agro" [la agricultura, el campo y el campesinado] son asuntos fundamentales que afectan a la economía nacional y a la vida del pueblo, debemos considerar siempre la resolución apropiada de tales problemas como la mayor de las prioridades en todos los trabajos del Partido. Hay que perseverar en desarrollar preferentemente la agricultura y el campo, y, conforme a la exigencia general de crear sectores prósperos, un entorno ecológico con condiciones de vida adecuadas, hábitos rurales civilizados, una gobernanza efectiva y una vida holgada, hay que implantar y completar mecanismos institucionales y sistemas de políticas para el desarrollo integrado urbano-rural, e imprimir mayor celeridad al impulso de la modernización de la agricultura y el campo. Consolidaremos y perfeccionaremos los sistemas básicos de gestión rural, profundizaremos la reforma del sistema de tierras rurales y mejoraremos el sistema de separación de los "tres derechos" [de propiedad, de contratación y de gestión] de las tierras contratadas. Las relaciones de contratación de tierras se mantendrán estables y no variarán durante mucho tiempo, de modo que la contratación se prorrogará otros 30 años tras el vencimiento del segundo contrato. Se profundizará la reforma del sistema de la propiedad rural colectiva, se garantizarán los derechos e intereses relativos a los bienes de los campesinos y se robustecerá la economía colectiva.

Se ha de garantizar la seguridad alimentaria del país y conseguir llenar el cuenco de los chinos con nuestros propios recursos. Constituiremos los sistemas sectoriales, de producción y de gestión de la agricultura moderna, perfeccionaremos el sistema de apoyo y protección de la agricultura, fomentaremos explotaciones multiformes de una envergadura apropiada, prepararemos a nuevos tipos de gestores agrícolas, completaremos el sistema de servicios agrícolas socializados y efectuaremos la conexión orgánica entre las pequeñas familias campesinas y el desarrollo de la agricultura moderna. Se promoverá el desarrollo integrado de los sectores primario, secundario y terciario en el agro, y se apoyarán y estimularán el empleo y las actividades emprendedoras de los campesinos, con miras a ensanchar los canales del aumento de sus ingresos. Se reforzará la labor básica en los niveles de base del campo y se completará el sistema de la gobernanza rural que combina el autogobierno, la gobernación según la ley y la gobernación conforme a la moral. Se formará a un contingente de trabajadores competentes en agricultura y amantes del campo y del campesinado, para que se dediquen a las tareas relativas a los "tres pilares del agro".

4. Aplicación de la estrategia de desarrollo coordinado de las regiones. Redoblaremos la intensidad del apoyo a las antiguas bases revolucionarias, las áreas de minorías étnicas, las zonas fronterizas y las zonas pobres en la aceleración de su desarrollo, reforzaremos las medidas tendentes a impulsar la formación de una nueva configuración en la explotación del Oeste a gran escala, profundizaremos la reforma para acelerar la vigorización del Noreste y otros antiguos centros industriales, impulsaremos el despegue de las regiones centrales mediante el despliegue de sus ventajas y haremos que las regiones orientales, conducidas por la innovación, lleven la delantera en el logro de un desarrollo optimizado, estableciendo así un nuevo mecanismo más eficaz para coordinar el desarrollo de las regiones. Se formará una configuración urbana, constituida principalmente por megarregiones, consistente en el desarrollo coordinado de las ciudades grandes, las medianas, las pequeñas y los pequeños núcleos urbanos, y se agilizará el empadronamiento de los desplazados de la agricultura en las ciudades. Promoveremos el desarrollo sinérgico de Beijing, Tianjin y Hebei, tomando como asidero la descentralización de las funciones de Beijing no correspondientes a su condición de capital del país, y elaboraremos un plan para la construcción de la Nueva Zona de Xiong'an partiendo de su alto nivel y con una visión centrada en los altos estándares. Impulsaremos el desarrollo de la Franja Económica del Río Changjiang guiándonos por el principio de ocuparnos conjuntamente de la protección general del entorno ecológico y de evitar la sobre explotación. Respaldaremos el desarrollo de la economía mediante el cambio de su modalidad en las zonas dependientes de sus recursos naturales. Aceleraremos el desarrollo de las zonas fronterizas y garantizaremos su consolidación, así como la seguridad de las fronteras. Nos mantendremos firmes en coordinar el desarrollo terrestre y el marítimo, y aceleraremos la construcción de un país marítimamente fuerte.

5. Aceleración del perfeccionamiento del régimen de la economía de mercado socialista. Al llevar adelante la reforma del régimen económico, hay que centrarse en la mejora tanto del sistema de los derechos de propiedad como de la distribución mercadizada de los elementos de producción, con el propósito de hacer realidad la incentivación efectiva de los titulares de estos derechos, el libre flujo de dichos elementos, la reacción ágil de los precios, la lealtad y el orden en la competencia, y la selección de las empresas mediante esta. Es preciso perfeccionar el régimen de administración de todo tipo de activos estatales; reformar el régimen de delegación de la gestión de los capitales estatales; acelerar la optimización de la distribución de la economía de propiedad estatal, su reajuste estructural y su reorganización estratégica; promover el mantenimiento y el aumento del valor de los activos estatales; impulsar la gestión fortalecida, optimizada y ampliada de los capitales estatales; y prevenir con eficacia la fuga de dichos activos. Hay que profundizar la reforma de las empresas estatales, desarrollar la economía de propiedad mixta y conformar empresas de primer orden mundial globalmente competitivas. Es necesario implementar en todos los sectores el sistema de listas negativas para el acceso al mercado, revisar y abolir todo tipo de estipulaciones y prácticas que obstaculicen la unificación del mercado y la competencia leal, respaldar el desarrollo de las empresas no públicas y activar el vigor de todo tipo de agentes del mercado. Hay que profundizar la reforma del sistema mercantil, desmantelar el monopolio administrativo, prevenir la monopolización del mercado, acelerar la reforma tendente a la mercadización de los precios de los elementos de producción, flexibilizar las restricciones para el acceso al sector servicios y perfeccionar el régimen de supervisión y control del mercado.

Se debe innovar y mejorar el macrocontrol, poner en juego el papel orientador estratégico de los programas estatales de desarrollo y completar los mecanismos de coordinación de las políticas económicas, incluidas las fiscales, las monetarias, las sectoriales y las regionales. Hay que perfeccionar los regímenes y mecanismos impulsores del consumo y acrecentar el papel básico de este en el desarrollo económico. Se profundizará la reforma del régimen de inversión y financiación, y se desplegará el papel clave de la inversión en la optimización de la estructura de la oferta. Es preciso acelerar la institución de un sistema fiscal moderno y establecer entre la hacienda central y las territoriales una relación caracterizada por la clara delimitación de las atribuciones y responsabilidades, la coordinación de los recursos financieros y el equilibrio interregional. Se ha de implantar un sistema presupuestario integral, reglamentado, transparente, de estándares científicos y de cumplimiento estrictamente obligatorio, y llevar a efecto en todo el país la administración de los presupuestos ligada al rendimiento. Profundizaremos la reforma del sistema tributario y completaremos el de impuestos territoriales. Hemos de llevar adelante la reforma en profundidad del régimen financiero, aumentar la capacidad del sector financiero de prestar servicios a la economía real, elevar el porcentaje de la financiación directa y promover el sano desarrollo del mercado de capitales de múltiples niveles. Hay que completar el marco del control sostenido tanto por la política monetaria como por la política macroprudencial y profundizar la reforma encaminada a mercadizar los tipos de interés y los tipos de cambio. Debemos completar el sistema de supervisión y control financieros, y garantizar el cumplimiento de la exigencia mínima de evitar la aparición de riesgos financieros sistémicos.

6. Impulso de la formación de una nueva configuración de apertura integral. La apertura trae el progreso, mientras que el enclaustramiento conduce al atraso. Las puertas de China al exterior no se cerrarán, sino que se abrirán cada vez más. Centrándonos en la construcción de la Franja y la Ruta, persistiremos en atribuir la misma importancia a la introducción en el interior y a la salida al exterior, nos atendremos al principio de deliberación en común, construcción conjunta y codisfrute, y fortaleceremos la apertura y la cooperación en el desarrollo de la capacidad innovadora, al objeto de crear una configuración de la apertura caracterizada por la coactuación del desarrollo terrestre y el marítimo, y el del interior y el del exterior, y por la ayuda mutua entre el Este y el Oeste. Es preciso ampliar el comercio exterior y conformar nuevas modalidades operativas y modelos comerciales, a fin de propulsar la construcción de un país comercialmente fuerte. Pondremos en práctica políticas encaminadas a alcanzar un alto grado de liberalización y facilitación del comercio y la inversión, implementaremos en todos los sectores el sistema administrativo de trato nacional en la fase de preestablecimiento y el de listas negativas, flexibilizaremos en gran medida las restricciones al acceso al mercado, ampliaremos la apertura al exterior del sector servicios y protegeremos los derechos e intereses legales de los inversores extranjeros. Debemos tratar con el mismo rasero a todas las empresas registradas en nuestro país. Optimizaremos la distribución de la apertura regional e intensificaremos la apertura del Oeste. Otorgaremos una mayor autonomía reformadora a las zonas experimentales de libre comercio y exploraremos la construcción de puertos francos. Hay que innovar las modalidades de inversión en el extranjero, promover la cooperación internacional en capacidad productiva, crear redes de comercio, inversión, financiación, producción y servicios orientadas al mundo, y acelerar la formación de nuevas ventajas en la cooperación y la competencia económicas internacionales.

Camaradas: la emancipación y el desarrollo de las fuerzas productivas sociales constituyen una exigencia esencial del socialismo. Tenemos que activar la fuerza creativa de toda la sociedad y su vitalidad desarrolladora, y esforzarnos por lograr un desarrollo de mayor calidad, eficiencia, equidad y sostenibilidad.

VI. CULMINACIÓN DEL SISTEMA INSTITUCIONAL DE LA CONDICIÓN DEL PUEBLO COMO DUEÑO DEL PAÍS Y DESARROLLO DE LA POLÍTICA DEMOCRÁTICA SOCIALISTA

Nuestro país es un país socialista con una dictadura democrática popular dirigido por la clase obrera y basado en la alianza obrero-campesina, y todos los poderes del Estado pertenecen al pueblo. La democracia socialista de nuestro país es la democracia más amplia, auténtica y eficaz para la salvaguardia de los intereses fundamentales del pueblo. El desarrollo de la política democrática socialista tiene como objetivo encarnar la voluntad del pueblo, garantizarle sus derechos e intereses, activar su vigor creativo y garantizarle su condición de dueño del país mediante el sistema institucional.

El camino del desarrollo político del socialismo con peculiaridades chinas es no solo el resultado inevitable de la lógica histórica, teórica y práctica de la prolongada lucha librada por el pueblo chino desde la época moderna, sino también una exigencia ineludible planteada por la perseverancia en los atributos esenciales del Partido y por la puesta en práctica de su propósito fundamental. En el mundo no hay modalidades de sistemas políticos totalmente idénticas. Por lo tanto, no se puede juzgar en abstracto un sistema político, separándolo así de las condiciones sociales y políticas específicas y las tradiciones históricas y culturales, ni fijar un sistema político determinado como única modalidad viable, ni tampoco trasplantar mecánicamente las modalidades de los sistemas políticos extranjeros. Es preciso mantener largamente y desarrollar de continuo la política democrática socialista de nuestro país, impulsar activa y prudentemente la reforma de su régimen político, promover la institucionalización, reglamentación y procedimentalización de dicha política, y garantizar que el pueblo administre, según la ley y mediante diversas vías y formas, los asuntos estatales, las actividades económicas y culturales, y los asuntos sociales, con el fin de consolidar y desarrollar una situación política pletórica de dinamismo, vivacidad, estabilidad y unidad.

1. Perseverancia en la integración orgánica de la dirección del Partido, la condición del pueblo como dueño del país y la gobernación de este según la ley. La dirección del Partido constituye la garantía fundamental de la condición del pueblo como dueño del país y de la gobernación del país según la ley; la condición del pueblo como dueño del país es la característica esencial de la política democrática socialista, y la gobernación del país según la ley, la forma básica mediante la cual el Partido conduce al pueblo en la administración del país. Estos tres elementos aparecen integrados en la gran práctica de la política democrática socialista de nuestro país. En la vida política de China, el Partido ocupa la posición dirigente; el fortalecimiento de la dirección centralizada y unificada del Partido, y el apoyo a las asambleas populares, los gobiernos, los comités de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), los tribunales y las fiscalías para que, conforme a la ley y los reglamentos, cumplan sus respectivas funciones, desarrollen sus respectivos trabajos y desplieguen el papel que les corresponda, son dos elementos que forman una unidad. Es necesario mejorar la manera en la que el Partido dirige y gobierna para garantizar que conduzca al pueblo en la administración eficaz del país; ampliar la participación ordenada del pueblo en la política y garantizarle la efectuación legal y democrática de elecciones, consultas, tomas de decisiones, la administración y la supervisión; y salvaguardar la unidad, dignidad y autoridad del sistema legal del país, fortalecer la garantía de los derechos humanos mediante el ejercicio del imperio de la ley y asegurarse de que el pueblo disfruta conforme a la ley de amplios derechos y libertades.

Hay que consolidar el poder político de base, perfeccionar el sistema democrático en los niveles de base y garantizar al pueblo su derecho a informarse, participar, expresarse y supervisar. Es indispensable completar el mecanismo de la toma de decisiones conforme a la ley y crear un mecanismo de funcionamiento del poder caracterizado por la toma científica de decisiones, su firme aplicación y la enérgica supervisión de esta. Los cuadros dirigentes de todos los niveles debemos aumentar nuestra concienciación sobre la democracia, desarrollar el estilo democrático, someternos a la supervisión del pueblo y ser sus buenos servidores.

2. Fortalecimiento de la garantía institucional de la condición del pueblo como dueño del país. El sistema de las asambleas populares constituye una disposición del sistema político fundamental, que persevera en la integración orgánica de la dirección del Partido, la condición del pueblo como dueño del país y la gobernación de este según la ley, por lo que debemos mantenerlo largo tiempo y perfeccionarlo sin cesar. Hemos de respaldar al pueblo y ofrecerle garantías para que pueda ejercer el poder estatal a través de las asambleas populares. Es necesario hacer valer la función rectora de estas y sus comités permanentes en la labor legislativa, completar los sistemas organizativo y de trabajo de dichas asambleas, apoyarlas y darles garantías para que puedan ejercer conforme a la ley sus atribuciones en materia de legislación, supervisión, toma de decisiones y nombramiento o destitución, y trabajar por un mejor despliegue del papel de los diputados, de modo que las asambleas populares de todas las instancias y sus correspondientes comités permanentes se conviertan en órganos de trabajo capaces de asumir integralmente las atribuciones y responsabilidades que les confieren la Constitución y las demás leyes, y en órganos representativos que mantienen estrechos vínculos con las masas populares. Hay que mejorar la configuración de las comisiones especiales de las asambleas populares y optimizar la composición del personal integrante de sus comités permanentes y comisiones especiales.

3. Despliegue del importante papel de la democracia consultiva socialista. Si surge algún problema, conviene recurrir a las consultas, y si el problema afecta a muchos, es necesario que todos participen en ellas: he aquí la verdadera esencia de la democracia popular. La democracia consultiva constituye una importante forma de materializar la dirección del Partido y la forma característica y la singular ventaja de la política democrática socialista de nuestro país. Es necesario impulsar un desarrollo de la democracia consultiva amplio, en múltiples niveles e institucionalizado, y promover coordinadamente las consultas de los partidos políticos, las de las asambleas populares, las gubernamentales, las de los comités de la CCPPCh, las de las organizaciones populares, las efectuadas en los niveles de base y las de las organizaciones sociales. Hay que potenciar la construcción del sistema de la democracia consultiva y formar un procedimiento institucional cabal y una práctica participativa completa, con el fin de garantizar al pueblo su derecho a participar amplia, continua y profundamente en la vida política cotidiana.

La CCPPCh constituye una disposición institucional con peculiaridades chinas, así como una importante vía y un organismo consultivo especial de la democracia consultiva socialista. Debe enfocar su trabajo en las tareas centrales del Partido y el Estado; plasmar la democracia consultiva en todo el proceso de la consultación política, la supervisión democrática, la participación en los asuntos estatales y la deliberación sobre los mismos, ciñéndose a los dos temas principales de unidad y democracia; perfeccionar los contenidos y las formas de las consultas y deliberaciones; y esforzarse por aumentar el consenso y por impulsar la unidad. Hay que reforzar la supervisión democrática ejercida por la CCPPCh, haciendo hincapié en la supervisión de la implementación tanto de las importantes directrices y políticas del Partido y el Estado como de sus importantes decisiones y disposiciones. Es preciso incrementar la representatividad de los círculos que participan en la CCPPCh y fortalecer la construcción del contingente de miembros de sus comités.

4. Profundización de la práctica de gobernar el país según la ley. La gobernación integral del país con arreglo a la ley supone una profunda revolución de su gobernación, por lo que es preciso persistir en la aplicación estricta del imperio de la ley y propulsar el establecimiento científico de leyes, su ejecución rigurosa, el ejercicio imparcial de la justicia y el cumplimiento de las mismas por todo el pueblo. Se creará el Grupo Dirigente del Comité Central para la Gobernación Integral del País Conforme a la Ley, al objeto de fortalecer la dirección unificada sobre la construcción de una China regida por ella. Es necesario reforzar la aplicación de la Constitución y la supervisión de dicha aplicación, promover el trabajo de verificación de la constitucionalidad y salvaguardar la autoridad de la carta magna. Hay que impulsar la implantación científica, democrática y legal de leyes, a fin de promover el desarrollo y garantizar la buena gobernación mediante buenas leyes. Es preciso construir un gobierno regido por la ley, promover el tratamiento de los asuntos administrativos conforme a ella y aplicarla de manera rigurosa, reglamentada, imparcial y civilizada. Se debe profundizar la reforma integral y complementaria del régimen judicial, y llevar a efecto completamente el sistema de responsabilidad judicial, esforzándose por que las masas populares perciban la equidad y la justicia en cada uno de los casos judiciales. Hay que intensificar la divulgación de los conocimientos jurídicos entre todo el pueblo, fomentar la cultura del imperio de la ley del socialismo y establecer la concepción del imperio de la ley consistente en la supremacía de la Constitución y las demás leyes, y en la igualdad de todos ante la ley. Los organismos del Partido de los diversos niveles y todos sus militantes deben llevar la delantera en el respeto, el estudio, el acatamiento y la utilización de la ley; a ninguna organización ni individuo le está permitido tener el privilegio de situarse por encima de la Constitución y las demás leyes, ni se le permite en absoluto suplantar la ley por sus palabras, imponer su poder por encima de ella, infringirla en persecución del lucro, ni violarla en beneficio propio.

5. Profundización de la reforma de los organismos y del régimen administrativo. Consideraremos con una visión de conjunto la institución de los diversos tipos de organismos y asignaremos científicamente facultades a los departamentos partidarios y gubernamentales y a sus organismos internamente instituidos, y delimitaremos con claridad sus atribuciones y responsabilidades. Hay que utilizar de forma coordinada todo tipo de plantillas como recursos para conformar un régimen administrativo científico y razonable, y perfeccionar la ley orgánica de los organismos estatales. Es necesario cambiar las funciones gubernamentales, profundizar la simplificación de la administración y la descentralización de los poderes, innovar las formas de supervisión y control, y aumentar la credibilidad pública y la capacidad ejecutiva gubernamentales, al objeto de construir un gobierno de servicio que satisfaga al pueblo. Se otorgará una mayor autonomía a los gobiernos de los niveles provincial e inferiores. En cuanto a los organismos partidarios y gubernamentales de los niveles provincial, municipal y distrital con funciones similares, se explorará la posibilidad de fusionarlos para crear nuevos organismos o de fusionar sus oficinas. Es preciso profundizar la reforma de las instituciones públicas, potenciar su carácter de establecimientos de beneficio público y promover la práctica de separar las funciones gubernamentales y las de las instituciones públicas, las actuaciones de estas y las de las empresas, y la administración y la gestión operativa.

6. Consolidación y desarrollo del frente único patriótico. El frente único es un importante medio mágico para la victoria de la causa del Partido, por lo cual debemos mantenerlo durante largo tiempo. Hemos de enarbolar las banderas del patriotismo y el socialismo, dominar con firmeza el tema principal -la gran unión y la gran alianza- y persistir en concertar la uniformidad y la diversidad para encontrar el máximo común divisor y poder trazar un círculo concéntrico lo más grande posible. Persistiendo en la coexistencia duradera, la supervisión recíproca, el trato mutuo con el corazón en la mano y el estrecho compañerismo tanto en la gloria como en la desgracia, apoyaremos a los partidos democráticos para que cumplan aún mejor sus funciones a la luz de lo exigido a los partidos partícipes del poder adeptos al socialismo con peculiaridades chinas. Aplicaremos integralmente la política étnica del Partido, profundizaremos la educación sobre la unidad y el progreso étnicos, moldearemos con solidez la conciencia sobre la comunidad de la nación china, fortaleceremos los contactos, los intercambios y la integración entre las diversas etnias, y las animaremos a abrazarse estrechamente como los granos de la granada, a llevar adelante juntas una lucha unida y a alcanzar en común la prosperidad y el desarrollo.

Hemos de implementar integralmente la directriz básica del trabajo del Partido referente a la religión, seguir firmemente el rumbo de la aclimatación de los credos religiosos de nuestro país a las condiciones chinas y conducirlos activamente para que se adapten a la sociedad socialista. Potenciaremos la labor relativa a los intelectuales no militantes del Partido y llevaremos a buen puerto la labor correspondiente a las personalidades de los nuevos estratos sociales, con el fin de hacer valer su importante papel en la causa del socialismo con peculiaridades chinas. Entablaremos un nuevo tipo de relaciones cordiales y limpias entre los organismos gubernamentales y las empresas de propiedad no pública, y promoveremos el sano crecimiento tanto de las economías de propiedad no pública como de sus personalidades. Hemos de ampliar nuestra unión y nuestros vínculos con los chinos residentes en el exterior, así como con los repatriados y sus familiares, con el propósito de entregarnos juntos a la gran revitalización de la nación china.

Camaradas: el sistema político del socialismo con peculiaridades chinas constituye una gran creación del Partido Comunista de China y el pueblo chino. Tenemos plena confianza y capacidad para desplegar completamente las ventajas y características de la política democrática socialista de nuestro país, haciendo contribuciones imbuidas de sabiduría china al progreso de la civilización política humana.

VII. AFIANZAMIENTO DE LA CONVICCIÓN EN NUESTRA CULTURA Y PROMOCIÓN DEL FLORECIMIENTO Y LA PROSPERIDAD DE LA CULTURA SOCIALISTA

La cultura es el alma de un país y de una nación. Si la cultura florece, el país prospera; si la cultura es fuerte, la nación también lo es. La gran revitalización de la nación china no se hará realidad a menos que exista un alto grado de convicción en nuestra cultura y esta florezca y prospere. Debemos perseverar en el camino de desarrollo de la cultura socialista con peculiaridades chinas y activar el vigor innovador y de creación cultural de toda la nación, con miras a construir un país socialista culturalmente fuerte.

La cultura del socialismo con peculiaridades chinas tiene su origen en la excelente cultura tradicional china gestada durante los más de cinco milenios de historia de la civilización de nuestra nación, está fundida con la cultura revolucionaria y la cultura socialista avanzada, creadas ambas por el pueblo bajo la dirección del Partido en el proceso de la revolución, la construcción y la reforma, y está arraigada en la gran práctica del socialismo con peculiaridades chinas. Desarrollar la cultura del socialismo con peculiaridades chinas significa justamente fomentar una cultura socialista nacional, científica y popular orientada a la modernización, el mundo y el futuro, guiándose por el marxismo, manteniéndose firmemente en la posición de la cultura china, basándose en la realidad de la China actual y en combinación con las condiciones de nuestro tiempo, con el fin de promover el desarrollo coordinado de la civilización socialista tanto espiritual como material. Hemos de persistir en servir al pueblo y al socialismo, en hacer que se abran cien flores y compitan cien escuelas, y en llevar a cabo la transformación creativa y el desarrollo innovador, imprimiendo ininterrumpidamente a la cultura china un renovado esplendor.

1. Firme dominio de la dirección sobre la labor ideológica. La ideología determina el rumbo de avance y el camino de desarrollo de la cultura. Hay que impulsar la chinización del marxismo y su adaptación a nuestro tiempo y su popularización, y construir una ideología socialista dotada de una poderosa fuerza cohesiva y conductora, para que todo el pueblo se una estrechamente en los ideales y las convicciones, en la concepción de los valores y en los conceptos morales. Hay que intensificar el pertrechamiento teórico y hacer que el pensamiento sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época eche hondas raíces en el corazón del pueblo. Es necesario profundizar la investigación y construcción teórica del marxismo, acelerar la creación de unas ciencias sociales y una filosofía con peculiaridades chinas, y fortalecer la construcción de un nuevo tipo de laboratorios de ideas dotados de dichas peculiaridades. Hemos de persistir en la orientación correcta de la opinión pública, conferir suma importancia al fomento y la innovación de los medios de comunicación, y aumentar la fuerza difusora, la fuerza conductora y la influencia de la prensa y la opinión pública, así como su credibilidad pública. Es imperativo intensificar el fomento del contenido de la internet y establecer un sistema de saneamiento integral de la red, con el objeto de crear un ciberespacio limpio. Es preciso llevar a efecto el sistema de responsabilidades por el trabajo ideológico, reforzar la construcción y la administración de las posiciones correspondientes, prestar atención a la distinción entre los problemas de principios políticos, los de comprensión ideológica y los de criterios académicos, y combatir y rechazar con una postura claramente definida todo tipo de puntos de vista erróneos.

2. Cultivo y práctica de los valores socialistas esenciales. En estos valores, encarnación concentrada del espíritu de la China actual, se halla condensado el anhelo de unos valores comunes que alberga todo el pueblo. Hay que centrar la atención en preparar a nueva gente de nuestro tiempo para que sea capaz de asumir la importante tarea de revitalizar la nación, potenciando para ello su educación y orientación, y su formación en la práctica, y dándole garantías institucionales; hay que aprovechar el papel conductor de los valores socialistas esenciales en la educación nacional, en el emprendimiento de actividades fomentadoras de la civilización espiritual y en la creación, elaboración y difusión de productos espirituales y culturales, integrar dichos valores en los diversos aspectos del desarrollo social y convertirlos en señas de la identidad sentimental de la gente y en conductas habituales. Hemos de persistir en aprovechar la acción de todo el pueblo y el papel pionero de los cuadros, empezando por las familias y partiendo de los niños. Hay que explotar a fondo las ideas y los conceptos, el espíritu humano y las normas morales de la excelente cultura tradicional china, y darles continuidad e innovarlos en función de las exigencias de nuestro tiempo, de manera que la cultura china exhiba un perenne encanto y el aire distinguido de nuestra época.

3. Intensificación de la formación ideológica y moral. Cuando el pueblo tiene fe, el país tiene fuerza y la nación, esperanza. Hay que elevar tanto la conciencia ideológica, el nivel moral y el civismo del pueblo como el grado de civilización del conjunto de la sociedad. Es necesario desplegar ampliamente la educación en los ideales y las convicciones; profundizar la divulgación del socialismo con peculiaridades chinas y el sueño chino, así como la educación en ellos; desarrollar el espíritu de la nación y el de nuestro tiempo; potenciar la educación en el patriotismo, el colectivismo y el socialismo; y guiar a la gente en el establecimiento de concepciones correctas de la historia, la nación, el Estado y la cultura. Es imperativo llevar profundamente a efecto el proyecto de construir la moralidad cívica; promover la construcción de la moral pública, la ética profesional, las virtudes familiares y las cualidades morales de la gente; e impelerla hacia el progreso y el bien, hacia la piedad filial para con los ancianos y el amor a los familiares, y hacia la lealtad a la patria y al pueblo. Hay que reforzar y mejorar la labor ideológica y política, y profundizar las actividades de masas dedicadas a la construcción de la civilización espiritual. Se debe desarrollar el espíritu científico y popularizar los conocimientos de la ciencia; emprender actuaciones dirigidas a transformar los hábitos y costumbres obsoletos, y a promover las nuevas usanzas de nuestro tiempo; y oponer resistencia a la acción corrosiva de las culturas decadentes y atrasadas. Es necesario impulsar el fomento de la honestidad y la credibilidad, y la institucionalización del voluntariado, así como potenciar la concienciación sobre las responsabilidades sociales, las normas y la dedicación.

4. Florecimiento y desarrollo del arte y la literatura socialistas. El arte y la literatura socialistas pertenecen al pueblo, por lo que debemos persistir en la orientación creativa centrada en él, a fin de realizar creaciones artísticas y literarias dignas de nuestro tiempo en el proceso de adentrarnos en la vida y arraigarnos en el pueblo. Para hacer florecer estas creaciones, hemos de mantener firmemente unidas la profundidad ideológica, la exquisitez artística y la excelencia de la producción, intensificar la creación basada en temas reales y ofrecer sin cesar obras selectas y valiosas que encomien al Partido, a la patria, al pueblo y a los héroes. Desarrollaremos la democracia académica y artística, aumentaremos la original fuerza creativa del arte y la literatura, y promoveremos su innovación. Abogaremos por que se haga hincapié en el buen gusto, el estilo y la responsabilidad, y rechazaremos lo vulgar, la entrega a lo vulgar y la devoción por lo vulgar. Fortaleceremos la formación del contingente de literatos y artistas, forjaremos un buen número de celebridades y grandes maestros con méritos tanto morales como artísticos, y prepararemos a numerosas personas con un alto nivel creativo.

5. Promoción del desarrollo de las actividades y la industria culturales. Para satisfacer las nuevas expectativas del pueblo de llevar una vida mejor, hemos de ofrecerle abundantes alimentos espirituales. Profundizaremos la reforma del régimen cultural, perfeccionaremos el de la administración cultural y aceleraremos la configuración de regímenes y mecanismos que prioricen los efectos sociales y compaginen estos con la rentabilidad económica. Mejoraremos el régimen de los servicios culturales públicos, ejecutaremos a fondo los proyectos culturales en beneficio del pueblo y enriqueceremos las actividades culturales de masas. Intensificaremos la preservación y el aprovechamiento de las reliquias, así como la protección, continuación y transmisión de nuestro patrimonio cultural. Tenemos que completar el régimen sectorial de la cultura moderna y el de su mercado, innovar el mecanismo de producción y gestión, perfeccionar las políticas económicas relativas a la cultura y fomentar un nuevo tipo de modalidades operativas culturales. Desplegaremos ampliamente las actividades de fortalecimiento de la salud de todo el pueblo, impulsaremos con celeridad la construcción de un país fuerte en el deporte y llevaremos a buen término los preparativos de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno de Beijing. Aumentaremos los intercambios personales y culturales entre China y el extranjero, manteniendo lo nuestro como base y asimilando todo lo positivo de lo ajeno. Promoveremos la construcción de nuestra capacidad de difusión internacional, contaremos bien lo que pasa en China y presentaremos una China real, multidimensional e integral, con vistas a acrecentar el poder cultural blando de nuestro país.

Camaradas: desde el día de su fundación, el Partido Comunista de China ha sido no solo un activo abanderado y practicante de la cultura avanzada de China, sino también un leal continuador, transmisor y preconizador de su excelente cultura tradicional. Los comunistas chinos actuales y el pueblo chino de hoy debemos y podemos sin duda asumir una nueva misión cultural, llevando a cabo creaciones culturales en el proceso de realizar creaciones prácticas y haciendo progresar la cultura como parte del progreso de la historia.

VIII. ELEVACIÓN DEL NIVEL DE GARANTÍA Y MEJORA DE LAS CONDICIONES DE VIDA DEL PUEBLO, Y FORTALECIMIENTO E INNOVACIÓN DE LA GOBERNANZA SOCIAL

Todo el Partido debe tener bien presente que la cuestión de a quién hay que servir constituye la piedra de toque de la naturaleza de un partido político y de un régimen político. El objetivo invariable de la lucha de nuestro Partido es conducir al pueblo en la creación de una vida mejor. Debemos situar siempre los intereses del pueblo en lo más alto, hacer que los logros de la reforma y el desarrollo beneficien en mayor medida y de forma más equitativa a todo el pueblo, y marchar de continuo hacia la materialización de su prosperidad conjunta.

Para garantizar y mejorar las condiciones de vida del pueblo, hemos de ocuparnos de los problemas ligados a sus intereses que más le inquietan y le afectan de manera más directa e inmediata, y actuar con todos los medios a nuestro alcance y conforme a nuestra capacidad, tratando un asunto tras otro y trabajando año tras año. Persistiendo en que todos y cada uno cumpla la responsabilidad que le corresponda y tenga acceso al codisfrute, debemos garantizar resueltamente el cumplimiento de las exigencias mínimas, resaltar las prioridades, completar los sistemas y orientar las expectativas; perfeccionar el sistema de los servicios públicos; garantizar la manutención básica de las masas; satisfacer sin cesar la creciente demanda del pueblo de una vida mejor; impulsar sin pausa la equidad y la justicia sociales; y conformar una gobernanza social eficaz y un buen orden público, de manera que la percepción del pueblo de que sale beneficiado, es feliz y vive seguro sea más sustanciosa, esté más garantizada y resulte más sostenida.

1. Desarrollo prioritario de la educación. Dado que la construcción de un país fuerte en educación constituye la obra básica de la gran revitalización de la nación china, tenemos que situar la causa de la educación en un lugar preferente, profundizar su reforma, acelerar su modernización y llevar a buen término una educación que satisfaga al pueblo. Hemos de aplicar de forma integral la directriz educativa del Partido,cumplir la tarea fundamental de fomentar la moralidad y preparar a personas, desarrollar la formación de cualidades e impulsar la equidad educacional, con miras a formar a constructores y continuadores de la causa socialista desarrollados moral, intelectual, física y estéticamente. Promoveremos el desarrollo integrado de la educación obligatoria en la ciudad y en el campo, atribuyendo suma importancia a esta última, gestionaremos adecuadamente la educación preescolar, la especial y la impartida a través de la red, y generalizaremos la educación del ciclo superior de secundaria, en un esfuerzo por que todos y cada uno de los niños puedan recibir una educación equitativa y de calidad.

Perfeccionaremos el sistema de formación y capacitación profesional, y profundizaremos la integración de la producción y la enseñanza, así como la cooperación entre centros docentes y empresas. Aceleraremos la forja de universidades y disciplinas de primer orden, y alcanzaremos un desarrollo intensivo de la enseñanza superior. Completaremos el sistema de financiación de los estudiantes, de suerte que la abrumadora mayoría de la nueva mano de obra urbana y rural pueda recibir la educación del ciclo superior de secundaria, y un mayor número de estos trabajadores puedan acceder a la enseñanza superior. Apoyaremos a las fuerzas sociales en la gestión de la educación y reglamentaremos sus actividades. Reforzaremos la formación ética y el comportamiento del profesorado, prepararemos a un contingente de docentes altamente cualificados y preconizaremos en toda la sociedad el respeto a ellos y el aprecio de la educación. Gestionaremos como es debido la educación permanente, aceleraremos la construcción de una sociedad volcada en el estudio y dedicaremos ingentes esfuerzos a la mejora de las cualidades de la población.

2. Elevación de la calidad del empleo y del nivel de ingresos del pueblo. El empleo constituye el componente predominante de la vida del pueblo. Hemos de persistir en la estrategia de priorizarlo y en la política de colocación activa, para crear puestos de trabajo de mejor calidad y acercarnos cada vez más al pleno empleo. Emprenderemos la formación a gran escala en habilidades profesionales, haremos hincapié en resolver las contradicciones estructurales existentes en el ámbito del empleo y estimularemos su fomento a través de actividades emprendedoras. Se prestarán servicios públicos de empleo omnidireccionales, al objeto de impulsar a los graduados de los centros docentes superiores y a otros grupos de jóvenes, así como a los trabajadores emigrados del campo, a encontrar trabajo o a realizar actividades emprendedoras a través de múltiples canales. Deben eliminarse los males existentes en los regímenes y mecanismos que obstaculicen la movilidad de la mano de obra y las personas cualificadas en la sociedad, de modo que todos tengan la oportunidad de realizarse mediante el trabajo diligente. Hay que perfeccionar el mecanismo de consultación y coordinación caracterizado por la participación conjunta de los gobiernos, los sindicatos y las empresas, y crear unas relaciones laborales armoniosas.

Es necesario atenerse al principio de distribución según el trabajo y perfeccionar el régimen y el mecanismo de distribución conforme a los elementos de producción, promoviendo así que el reparto de los ingresos sea más racional y ordenado. Debemos estimular a la gente a prosperar trabajando con laboriosidad y acatando la ley, engrosar el grupo poblacional con rentas medias, incrementar los ingresos de los trabajadores con rentas bajas, regular los ingresos excesivamente altos y abolir los ilícitos. Persistiremos en sincronizar tanto el aumento de los ingresos de la población con el crecimiento económico como el incremento de las remuneraciones laborales con la elevación de la productividad laboral. Se ensancharán los canales de los ingresos de la población procedentes del trabajo y de sus ingresos en concepto de bienes. Trabajaremos por un debido cumplimiento de la función gubernamental reguladora de la redistribución y promoveremos con celeridad la equidad en el acceso a los servicios públicos básicos, al objeto de disminuir las disparidades en la distribución de los ingresos.

3. Reforzamiento de la construcción del sistema de seguridad social. De acuerdo con la exigencia de garantizar el cumplimiento de las exigencias mínimas, tejer una red compacta e implantar los mecanismos correspondientes, se culminará la construcción integral de un sistema de seguridad social de múltiples niveles caracterizado por su cobertura de toda la población, la coordinación entre las zonas urbanas y las rurales, la clara delimitación de atribuciones y responsabilidades, la garantización adecuada y la sostenibilidad. Ejecutaremos a lo largo y ancho del país el plan de incorporar a todo el pueblo a los seguros sociales. Mejoraremos el sistema del seguro de vejez básico para los trabajadores urbanos y el del mismo seguro para la población urbana y rural, y materializaremos cuanto antes la coordinación nacional del seguro de vejez. Perfeccionaremos el sistema unificado del seguro médico básico y el del seguro de enfermedades graves tanto para la población urbana como para la rural. Mejoraremos el sistema del seguro de desempleo y el de accidentes laborales. Se establecerá una plataforma nacional unificada de servicios públicos para los seguros sociales. Se coordinarán los sistemas de asistencia social en la ciudad y en el campo, y se completará el sistema de garantización del nivel de vida mínimo.

Perseveraremos en la igualdad de género como política estatal básica y garantizaremos los derechos e intereses legales de las mujeres y los niños. Entre otros sistemas, se perfeccionarán los relativos a la asistencia social, al bienestar social, a las causas filantrópicas, y al trato preferencial de los exmilitares veteranos o inválidos, y de los familiares de los mártires y de los militares en servicio, así como a la recolocación de los militares licenciados, y se completará el sistema de cuidados y servicios de atención a los niños, mujeres y ancianos dejados en el campo por quienes emigran a la ciudad para trabajar. Se desarrollarán las acciones en favor de los discapacitados y se reforzarán los servicios para su rehabilitación. Persistiendo en que "las viviendas son para habitarlas, no para especular con su compraventa", crearemos con celeridad un sistema habitacional consistente en la oferta por múltiples sujetos, la garantización por múltiples canales y la simultaneación del alquiler y la compra, con el objetivo de que todo el pueblo disponga de un lugar adecuado donde vivir.

4. Conquista decidida de la victoria en la batalla del acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza. Trabajar por que la población necesitada y las zonas pobres entren junto con el resto del país en una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos es un solemne compromiso contraído por nuestro Partido. Es necesario movilizar las fuerzas de todo él, de todo el país y de toda la sociedad, para que perseveren en actuar afinadamente en la prestación de ayuda contra la pobreza y en la liberación de la misma, persistan en el mecanismo de trabajo consistente en la coordinación por la dirección central, la asunción de responsabilidades generales por las provincias y el cumplimiento de tareas por los municipios y los distritos, fortalezcan la aplicación del sistema de responsabilidades por el que la responsabilidad general recae en los jefes máximos de los organismos partidarios y gubernamentales, y mantengan la configuración general de la ayuda contra la pobreza, dando importancia a la combinación de dicha ayuda con el afianzamiento de la voluntad de liberarse de la pobreza y con el apoyo a la educación, aplicando a fondo la colaboración entre las regiones orientales y las occidentales en la ayuda contra la pobreza, y cumpliendo prioritariamente la tarea de liberar de la misma a las zonas en las que es extrema, con el propósito de garantizar que en el 2020 la población rural que según los estándares nacionales vigentes vive en la pobreza haya salido de ella, todos los distritos necesitados se hayan quitado el sambenito de "distrito pobre" y se haya logrado superar la pobreza en zonas enteras, cumpliéndose así el objetivo de liberar de esta a los indigentes de verdad y de lograr una liberación real de la pobreza.

5. Aplicación de la estrategia para una China sana. La buena salud del pueblo es un importante índice del florecimiento de la nación y de la prosperidad y fortaleza del país. Hemos de perfeccionar la política sobre la salud de la población para prestar a las masas populares durante todo el ciclo de su vida unos servicios de salud omnidireccionales. Profundizaremos la reforma del régimen de los servicios médicos, farmacéuticos y sanitarios, implantaremos en todo el país sistemas con peculiaridades chinas -el de asistencia médico-sanitaria básica, el de garantizar la asistencia médica y el de servicios médicos y sanitarios de excelente calidad y alta eficacia- y completaremos el moderno sistema de administración de los hospitales. Fortaleceremos la construcción del sistema de servicios médicos y sanitarios en los niveles de base y la formación de médicos generalistas. Aboliremos en todo el país la práctica de financiar los hospitales con las ganancias obtenidas con la venta de medicamentos a los pacientes y completaremos el sistema que garantiza el suministro de fármacos. Perseverando en dar prioridad a la prevención, hay que desplegar a fondo la campaña patriótica de salubridad, fomentar un estilo de vida sano y civilizado, y prevenir y controlar las enfermedades graves. Seguiremos aplicando la estrategia relativa a la seguridad de los productos alimenticios, a fin de que el pueblo pueda alimentarse sin ninguna preocupación.

Es necesario persistir en atribuir igual importancia a la medicina tradicional china y a la occidental, y continuar y desarrollar la medicina y la farmacología tradicionales chinas. Hay que apoyar el establecimiento y la gestión de centros médicos por parte de las fuerzas sociales, así como desarrollar la industria de la salud. Se promoverá la complementación y la conexión de la política de natalidad con las políticas económicas y sociales correspondientes, y se reforzará el estudio de la estrategia del desarrollo demográfico. Es indispensable afrontar activamente el envejecimiento de la población, estructurar un sistema de políticas sobre la atención, el amor filial y el respeto a los ancianos, y crear un ambiente social favorable a ello, impulsar la combinación de los servicios médicos y sanitarios con la atención a la vejez, y acelerar el desarrollo de los servicios y las industrias para la tercera edad.

6. Forja de una configuración de la gobernanza social caracterizada por la construcción conjunta, la administración en común y el codisfrute. Hay que reforzar la construcción del sistema de la gobernanza social, perfeccionar su régimen -consistente en la dirección de los comités del Partido, la asunción de responsabilidades por los gobiernos, la sinergia entre los diversos sectores sociales, la participación del público y las garantías proporcionadas por el imperio de la ley- y elevar el nivel de la socialización, de la construcción del imperio de la ley, de la inteligentización y de la especialización en el ámbito de la gobernanza social. Se ha de potenciar la construcción del mecanismo de prevención y neutralización de las contradicciones sociales, y tratar de manera correcta las existentes en el seno del pueblo. Es preciso implantar una concepción del desarrollo basada en la seguridad, fomentar el concepto de la supremacía de la vida y la prioridad de la seguridad, completar el sistema de seguridad pública, perfeccionar el de responsabilidades por la seguridad en la producción, contener con firmeza los accidentes graves y excepcionalmente graves provocados por la falta de seguridad, y mejorar nuestra capacidad de prevenir desastres, mitigar sus consecuencias y socorrer a los damnificados.

Se debe acelerar la construcción del sistema de prevención y control en lo referente al orden público, y combatir y castigar según la ley las infracciones y los delitos, incluidos la prostitución, el juego, las drogas, las actividades de maleantes y mafiosos, los raptos y las estafas, con miras a proteger el derecho del pueblo a preservar su integridad física, poseer bienes y mantener la dignidad personal. Se ha de intensificar la construcción del sistema de servicios de psicología social, cultivando una mentalidad social de autorrespeto, confianza en sí mismo, racionalidad, apacibilidad, dinamismo y superación. Hay que fortalecer la construcción del sistema de la gobernanza comunitaria, hacer que el centro de gravedad de la gobernanza social se traslade a los niveles de base y poner en juego el papel de las organizaciones sociales, con el objeto de lograr una interacción positiva entre, por una parte, la administración gubernamental y, por otra, la regulación social y el autogobierno de los ciudadanos.

7. Salvaguardia eficaz de la seguridad nacional. La seguridad nacional constituye la piedra angular de la estabilidad y la consolidación del Estado, y en su salvaguardia radican los intereses fundamentales del pueblo de las diversas etnias del país. Tenemos que perfeccionar la estrategia y las políticas de la seguridad nacional, defender resueltamente la seguridad política del Estado e impeler los diversos trabajos de la seguridad con una visión de conjunto. Completaremos el sistema de la seguridad nacional, consolidaremos la garantización de la misma mediante el imperio de la ley y aumentaremos nuestra capacidad de prevenir y resistir los riesgos para la seguridad. Hemos de prevenir rigurosamente y combatir con firmeza todo tipo de actividades de infiltración, subversión y sabotaje, los actos de violencia y el terrorismo, y las actividades de los separatistas étnicos y del extremismo religioso. Es necesario reforzar la educación en la seguridad nacional y fortalecer la concienciación de todo el Partido y el pueblo de todo el país sobre su importancia, promoviendo en toda la sociedad la formación de una poderosa fuerza convergente para salvaguardarla.

Camaradas: en todos los trabajos del Partido hemos de tener como criterio supremo los intereses fundamentales de las masas populares más amplias. Debemos persistir en tomar los pequeños asuntos de las masas populares como grandes cometidos y trabajar partiendo de los asuntos que les preocupan y los que les satisfacen, conduciéndolas en la creación constante de una vida mejor.

IX. ACELERACIÓN DE LA REFORMA DEL RÉGIMEN DE LA CIVILIZACIÓN ECOLÓGICA Y CONSTRUCCIÓN DE UNA BELLA CHINA

El ser humano y la naturaleza forman una comunidad de vida, por lo que aquel debe respetar a esta, adaptarse a ella y protegerla. Solo observando las leyes de la naturaleza podrá el ser humano evitar efectivamente los zigzagueos en su explotación y aprovechamiento; si el ser humano daña a la naturaleza, tarde o temprano, él mismo resultará perjudicado. He aquí una ley inexorable.

Puesto que la modernización que vamos a construir será una modernización en la que el ser humano y la naturaleza coexisten armoniosamente, debemos no solo crear más riquezas materiales y espirituales para satisfacer la creciente demanda del pueblo de una vida mejor, sino también ofrecer más productos ecológicos de calidad para cubrir su creciente necesidad de un bello ecoambiente. Tenemos que mantener la directriz de priorizar el ahorro de recursos, dar primacía a la protección medioambiental y considerar la regeneración natural del medio ambiente como lo principal, creando una configuración de espacios, una estructura sectorial, una modalidad de producción y un estilo de vida propicios al ahorro de recursos y a la preservación del medioambiente, de manera que la naturaleza recobre su tranquilidad, armonía y belleza.

1. Impulso del desarrollo ecológico. Hay que acelerar tanto el establecimiento de un sistema jurídico para la producción y el consumo ecológicos como la elaboración de las políticas orientadoras correspondientes, e implantar un sistema económico completo basado en un desarrollo ecológico, circular y bajo en carbono. Se establecerá un sistema innovador de tecnologías ecológicas orientado al mercado, se desarrollarán las finanzas ecológicas y se robustecerán las industrias de ahorro energético, protección medioambiental, producción limpia y energías limpias. Se promoverá la revolución de la producción y el consumo energéticos, y se constituirá un sistema de energía limpia, segura, eficiente y baja en carbono. Propulsaremos el ahorro general y el reciclaje de los recursos, llevaremos a cabo la acción estatal de ahorro de agua, reduciremos los insumos de energía y materiales, y realizaremos la interconexión circular de sistemas entre la producción y la vida. Debemos preconizar un estilo de vida sencillo, adecuado, ecológico y bajo en carbono, oponernos tanto a la ostentación y el derroche como al consumo irracional, y emprender diversas acciones, entre ellas las encaminadas a crear organismos economizadores y familias, comunidades y centros docentes ecológicos, así como la acción relativa a los medios de transporte ecológicos.

2. Resolución enérgica de los principales problemas medioambientales. Persistiremos en el tratamiento conjunto por parte de todo el pueblo y en la prevención y saneamiento en los orígenes, y aplicaremos de continuo la prevención y el tratamiento de la contaminación atmosférica, con el propósito de ganar la batalla en defensa de los cielos azules. Aceleraremos la prevención y el tratamiento de la contaminación hídrica, y trataremos integralmente el entorno de las cuencas y los espacios marítimos del litoral. Intensificaremos la gestión y el control de la contaminación edáfica y la rehabilitación del suelo, fortaleceremos la prevención y el tratamiento de la contaminación agraria difusa y desplegaremos el saneamiento del hábitat rural. Se potenciará el tratamiento de los desperdicios sólidos y las basuras. Hay que fijar normas más estrictas sobre la emisión de contaminantes, intensificar la asunción de responsabilidades por parte de los emisores y completar sistemas como el de evaluación de la credibilidad de la protección ambiental, el de revelación obligatoria de información y el de severos castigos y sanciones. Configuraremos un sistema de tratamiento del medioambiente por el que los gobiernos desempeñen un papel dirigente, las empresas actúen de protagonistas y las organizaciones sociales y el público participen conjuntamente. Tomaremos parte activa en el tratamiento del medioambiente mundial y cumpliremos nuestro compromiso de reducir las emisiones.

3. Intensificación de la protección del sistema ecológico. Se ejecutarán los grandes proyectos de protección y rehabilitación de importantes sistemas ecológicos, se optimizará el sistema de barreras de seguridad ecológica y se crearán corredores ecológicos y redes de protección de la biodiversidad, al objeto de mejorar la calidad y la estabilidad de los sistemas ecológicos. Se culminarán los trabajos de determinación del límite de alarma para la protección ecológica, de delimitación de las tierras de cultivo básicas permanentes y de fijación de un tope al desarrollo de las ciudades y poblados. Desplegaremos la reforestación del territorio nacional, impulsaremos el tratamiento integral de la desertificación, la degeneración de terrenos en pedregales, la pérdida de agua y la erosión del suelo, intensificaremos la protección y rehabilitación de los humedales, y reforzaremos la prevención y el control de los desastres geológicos. Se perfeccionará el sistema de protección de los bosques naturales y se ampliará el alcance de la devolución de tierras labrantías a la silvicultura y la praticultura. Protegeremos estrictamente las tierras de cultivo, extenderemos el ensayo de la rotación y el barbecho de labrantíos, completaremos el sistema de rehabilitación de tierras de cultivo, prados, bosques, ríos y lagos, y estableceremos un mecanismo mercadizado y diversificado de compensación por motivos ecológicos.

4. Reforma del régimen de supervisión y control del entorno ecológico. Tenemos que fortalecer el diseño general y la organización y dirección de la construcción de la civilización ecológica, y establecer instituciones de administración de los activos estatales en recursos naturales y de supervisión y control de los ecosistemas naturales, para que perfeccionen el sistema de administración del entorno ecológico y desempeñen unificadamente las atribuciones y responsabilidades de los propietarios de los activos de propiedad de todo el pueblo en recursos naturales, las relacionadas con el control del uso de todo el espacio territorial, y con su protección y rehabilitación ecológicas, y las relativas a la supervisión y el control de todo tipo de emisiones contaminantes urbanas y rurales, y a la aplicación de la ley en el quehacer administrativo correspondiente. Estructuraremos el sistema de explotación y protección del espacio territorial, mejoraremos las políticas complementarias para las zonas con funciones prioritarias e implantaremos un sistema de reservas naturales que tendrá los parques nacionales como sujetos. Asimismo, hemos de poner coto con firmeza a toda actividad que dañe el entorno ecológico y sancionarla decididamente.

Camaradas: la construcción de la civilización ecológica es una acción tan meritoria en el presente como beneficiosa para el futuro. Hemos de asumir firmemente la concepción socialista de la civilización ecológica y promover la formación de una nueva configuración de la modernización basada en el desarrollo armonioso del ser humano y la naturaleza, contribuyendo así con los esfuerzos de nuestra generación a la protección del entorno ecológico.

X. PERSEVERANCIA EN SEGUIR EL CAMINO CON PECULIARIDADES CHINAS EN EL FORTALECIMIENTO DEL EJÉRCITO E IMPULSO INTEGRAL DE LA MODERNIZACIÓN DE LA DEFENSA NACIONAL Y DE ÉSTE

La construcción de la defensa nacional y del Ejército se halla en un nuevo punto de partida histórico. Ante los profundos cambios operados en el entorno de la seguridad nacional y las exigencias planteadas por nuestro tiempo en lo tocante al fortalecimiento del país y el Ejército, hemos de llevar a efecto íntegramente las ideas sobre el fortalecimiento del Ejército planteadas por el Partido para la nueva época, aplicar la directriz estratégica militar formulada en las nuevas circunstancias, construir unas poderosas y modernas fuerzas terrestres, navales, aéreas, de misiles y de apoyo estratégico, forjar firmes y eficientes mandos de teatros para operaciones conjuntas y configurar un sistema de combate moderno con peculiaridades chinas, asumiendo de este modo la misión y las tareas que el Partido y el pueblo nos han confiado para la nueva época.

Para adaptarnos a la tendencia del desarrollo de la nueva revolución militar mundial y a las necesidades de la seguridad nacional, mejoraremos la calidad y la eficacia de la construcción de la defensa nacional y del Ejército, garantizando así que en el 2020 se haya materializado fundamentalmente su mecanización, se hayan logrado importantes avances en su informatización y su capacidad estratégica haya aumentado en gran medida. A compás con el ritmo de modernización del país, impulsaremos integralmente la modernización de la teoría militar, de las formas orgánicas del Ejército, del personal militar y del armamento, con el propósito de que en el 2035 haya concluido básicamente la modernización de la defensa nacional y del Ejército, y que a mediados de este siglo haya culminado la transformación integral del Ejército Popular en un ejército de primer orden mundial.

Intensificaremos la construcción del Partido dentro del Ejército, desplegaremos la educación temática de "continuación y transmisión de los genes revolucionarios, y asunción de la importante tarea de fortalecer el Ejército" , promoveremos la construcción del sistema de honores para los militares y formaremos a militares revolucionarios de la nueva época dotados de espíritu moral, buenas habilidades, intrépido coraje y excelentes cualidades, al objeto de mantener siempre lozanos la naturaleza del Ejército Popular, sus propósitos y las cualidades que le son propias. Se impone seguir profundizando la reforma de la defensa nacional y del Ejército, llevar a cabo en profundidad importantes reformas de políticas y sistemas, entre ellas las relativas al sistema de profesionalización de los oficiales, al sistema del personal civil y al sistema del servicio militar, promover la revolución de la administración castrense y mejorar y desarrollar el sistema militar del socialismo con peculiaridades chinas. Imbuidos de la idea de que la ciencia y la tecnología constituyen la fuerza combativa medular, propulsaremos la innovación de importantes tecnologías y la innovación independiente, potenciaremos la construcción del sistema de formación de militares cualificados y haremos del Ejército Popular un ejército innovador. Administraremos las Fuerzas Armadas integral y rigurosamente, impulsaremos el cambio radical de la forma de administrarlas y elevaremos el nivel del fomento del imperio de la ley en su construcción y en la de la defensa nacional.

El Ejército debe estar preparado para combatir, y todo su trabajo ha de realizarse teniendo siempre la combatividad como criterio y centrarse en hacerlo capaz de combatir y vencer. Realizaremos como es debido y sólidamente los preparativos para la lucha militar en todas las direcciones estratégicas, impulsaremos de manera coordinada los preparativos en los ámbitos tanto convencionales como nuevos de la seguridad, desarrollaremos el nuevo modelo de fuerzas de combate y de aseguramiento logístico, desplegaremos el adiestramiento militar a modo de combate real, reforzaremos la utilización de las fuerzas militares, aceleraremos el desarrollo de la inteligentización castrense e incrementaremos la capacidad de realizar operaciones conjuntas y la de llevar a cabo operaciones que abarquen todos los frentes, ambas basadas en el sistema de transmisión de información a través de redes, para poder crear situaciones favorables, controlar las crisis y detener las guerras o ganarlas, y para poder hacer todo ello con eficacia.

Se perseverará en la concertación de la prosperidad del país y el fortalecimiento del Ejército, se reforzarán la dirección unificada, el diseño al más alto nivel, la reforma y la innovación, así como la puesta en práctica de importantes proyectos, se profundizará la reforma de la ciencia, la tecnología y la industria dedicadas a la defensa nacional, se creará una configuración para desarrollar a fondo la integración de lo militar y lo civil, y se conformarán un sistema estratégico estatal integrado y la capacidad correspondiente. Se mejorará el sistema de movilización para la defensa nacional y se construirá una moderna defensa fuerte y sólida para las fronteras, las costas, las aguas jurisdiccionales y el espacio aéreo. Estableceremos organismos de administración y garantización para los militares licenciados, y protegeremos los derechos e intereses legales de los militares y sus familiares, de modo que la carrera militar devenga una profesión respetada por toda la sociedad. Profundizaremos la reforma de la Policía Armada para modernizarla.

Camaradas: nuestro Ejército es un ejército popular y nuestra defensa nacional, una defensa de todo el pueblo. Debemos potenciar la educación de todo él en la defensa nacional y consolidar la unión del Ejército con los gobiernos y con el pueblo, a fin de aglutinar una potente fuerza para hacer realidad el sueño chino y el sueño del fortalecimiento del Ejército.

XI. PERSEVERANCIA EN LA DIRECTRIZ DE "UN PAÍS CON DOS SISTEMAS" E IMPULSO DE LA REUNIFICACIÓN DE LA PATRIA

Desde que Hong Kong y Macao retornaron a la patria, hemos logrado éxitos mundialmente reconocidos en la puesta en práctica de la directriz de "un país con dos sistemas" . Los hechos han demostrado que esta directriz constituye no solo el mejor plan para resolver los problemas legados por la historia relativos a estas dos regiones, sino también el mejor sistema para mantener en ambas una prosperidad y una estabilidad duraderas tras su retorno.

Para mantener duraderas esta prosperidad y estabilidad, es preciso aplicar integral y acertadamente las directrices de "un país con dos sistemas" , "administración de Hong Kong por los hongkoneses" , "administración de Macao por los macaenses" y alto grado de autonomía, proceder rigurosamente con arreglo a la Constitución y a las leyes fundamentales de estas dos regiones administrativas especiales, y perfeccionar los sistemas y mecanismos relacionados con la aplicación de dichas leyes. Hay que apoyar a los gobiernos y jefes ejecutivos de ambas regiones para que ejerzan sus atribuciones gubernamentales según la ley, actúen con dinamismo y unan y conduzcan a las personalidades de los diversos círculos sociales de estas regiones en la persecución del desarrollo y la promoción de la armonía con una misma voluntad y la unión de fuerzas, en la garantía y mejora de la vida de la población, en el impulso ordenado de la democracia, en la defensa de la estabilidad social y en el cumplimiento de las responsabilidades de salvaguardar la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo del país, responsabilidades establecidas por la Constitución y las leyes fundamentales de ambas regiones administrativas especiales.

El desarrollo de Hong Kong y Macao está estrechamente vinculado con el del interior del país. Es preciso respaldar la integración de estas dos regiones administrativas especiales en la situación general del desarrollo del país; hay que impulsar en todos los aspectos la cooperación mutuamente beneficiosa del interior del país con ambas regiones, poniendo el acento en la construcción de la gran bahía de Guangdong-Hong Kong-Macao, en la cooperación entre estas tres áreas, en la colaboración regional del delta del río Zhujiang y su cuenca, etc.; y es necesario elaborar y perfeccionar políticas y medidas encaminadas a facilitar el desarrollo de los hongkoneses y macaenses en el interior del país.

Persistiremos en las directrices de "administración de Hong Kong por los hongkoneses" y "administración de Macao por los macaenses" que tengan a los patriotas como protagonistas, desarrollaremos y robusteceremos las fuerzas amantes de Hong Kong, Macao y la patria, y fomentaremos la conciencia nacional y el espíritu patriótico entre los compatriotas hongkoneses y macaenses, de modo que, junto con el resto del pueblo de la patria, asuman la responsabilidad histórica de revitalizar la nación y disfruten de la gran gloria inherente a la prosperidad y la fortaleza de la patria.

La resolución de la cuestión de Taiwan y la materialización de la reunificación completa de la patria constituyen un anhelo compartido por todos los hijos de la nación china, y constituyen los intereses fundamentales de esta. Hemos de insistir sin cesar en la directriz de "reunificación pacífica y un país con dos sistemas" , promover el desarrollo pacífico de las relaciones entre los dos lados del estrecho de Taiwan e impulsar el proceso de reunificación pacífica de la patria.

El principio de una sola China constituye la base política de las relaciones interribereñas. El Consenso de 1992, plasmación de este principio, define con claridad la naturaleza fundamental de dichas relaciones, por lo que constituye la clave para garantizar su desarrollo pacífico. Siempre que se reconozcan los hechos históricos del Consenso de 1992 y se convenga en que ambas orillas pertenecen a una sola China, las dos partes podrán dialogar y resolver mediante negociaciones los problemas que interesan a los compatriotas de una y otra orilla, y ningún partido político u organización de Taiwan encontrará obstáculos para entablar o mantener contactos con la parte continental.

Los compatriotas de las dos orillas somos hermanos carnales que compartimos el mismo destino, y familiares con la misma sangre, que pesa más que el agua. Teniendo presente la idea de que "los habitantes de ambas orillas del estrecho de Taiwan pertenecen a una entrañable familia", respetamos el sistema social actual de Taiwan y el estilo de vida de nuestros compatriotas de allí, y estamos dispuestos a compartir primero con ellos las oportunidades brindadas por el desarrollo de la parte continental. Ampliaremos los intercambios y la cooperación económicos y culturales entre las dos orillas, materializaremos el beneficio mutuo y la preferencia recíproca, y, en lo referente a los estudios, las actividades emprendedoras, el empleo y la vida en la parte continental, iremos dispensando a los compatriotas de Taiwan el mismo trato que a los habitantes de la parte continental, lo que incrementará el bienestar de dichos compatriotas. Impulsaremos a los compatriotas de ambas orillas a enaltecer juntos la cultura china y a promover su confluencia espiritual.

Salvaguardamos resueltamente la soberanía y la integridad territorial del país, y no toleramos de ninguna manera que se repita la tragedia histórica de la escisión del país. Todo acto de secesión de la patria tropezará sin duda alguna con la decidida oposición de todos los chinos. Tenemos la firme voluntad, la plena confianza y la suficiente capacidad necesarias para frustrar todo tipo de intenciones secesionistas encaminadas a la "independencia de Taiwan". ¡No permitiremos en absoluto que nadie, ninguna organización ni ningún partido político separen de China, en ningún momento ni bajo ninguna forma, parte alguna de su territorio!

Camaradas: la materialización de la gran revitalización de la nación china es un sueño compartido por todos los chinos. Estamos firmemente convencidos de que, siempre que todos los hijos de la nación china, incluidos los compatriotas de Hong Kong, Macao y Taiwan, nos adaptemos a la tendencia general de la historia, asumamos juntos los intereses cardinales de la nación y mantengamos su destino firmemente en nuestras manos, podremos sin lugar a dudas crear entre todos el hermoso futuro de la gran revitalización de la nación china.

XII. PERSEVERANCIA EN EL CAMINO DEL DESARROLLO PACÍFICO E IMPULSO DE LA CONSTRUCCIÓN DE LA COMUNIDAD DE DESTINO DE LA HUMANIDAD

El Partido Comunista de China es un partido político que persigue la felicidad del pueblo chino, que lucha por la causa del progreso de la humanidad y que siempre toma el hacer nuevas y mayores contribuciones a esta como su propia misión.

China enarbolará la bandera de la paz, el desarrollo, la cooperación y el ganar-ganar, se atendrá escrupulosamente a una política exterior cuyo propósito es salvaguardar la paz mundial y fomentar el desarrollo en común, desarrollará firme e invariablemente la amistad y la cooperación con los demás países sobre la base de los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica, e impulsará la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales basadas en el respeto mutuo, la equidad y la justicia, y la cooperación y el ganar-ganar.

Mientras el mundo atraviesa un periodo de gran desarrollo, grandes transformaciones y grandes reajustes, la paz y el desarrollo siguen siendo los principales temas de nuestro tiempo. La multipolarización mundial, la globalización económica, la informatización social y la diversificación cultural están desarrollándose en profundidad; se impulsa rápidamente la transformación tanto del sistema de la gobernanza global como del orden internacional; los vínculos y la interdependencia entre los países son cada vez más profundos; y en el plano internacional, la correlación entre las diversas fuerzas tiende a un mayor equilibrio, todo lo cual confiere un carácter irreversible a la tendencia general al desarrollo pacífico. Al mismo tiempo, la humanidad se enfrenta con numerosos desafíos, entre ellos la agudización de la inestabilidad y la incertidumbre que afronta el mundo, una economía mundial carente de la energía motriz necesaria para crecer, la ampliación cada día mayor de la brecha entre ricos y pobres, la aparición alternada de problemas regionales candentes y la extensión constante de las amenazas no convencionales a la seguridad, como el terrorismo, los ataques cibernéticos, las enfermedades contagiosas graves y el cambio climático.

El mundo en el que vivimos está lleno de esperanza y, a la vez, de retos. No podemos renunciar a nuestro sueño por compleja que sea la realidad, ni abandonar nuestras aspiraciones por lejanos que estén nuestros ideales. No hay ningún país capaz de hacer frente por sí solo a los desafíos que encara la humanidad, ni hay ningún país que pueda retirarse a una isla encerrada en sí misma.

Exhortamos al pueblo de los diversos países a que, aunando nuestras voluntades y esfuerzos, construyamos una comunidad de destino de la humanidad, así como un mundo caracterizado por la paz duradera, la seguridad universal, la prosperidad de todos, la apertura y la inclusión, y la limpieza y la hermosura. Hay que respetarse mutuamente y efectuar consultas en pie de igualdad, repudiar resueltamente la mentalidad de la Guerra Fría y la política de fuerza, y seguir un nuevo camino en las relaciones interestatales, el camino del diálogo en vez del de la confrontación y el de la asociación en lugar del de la alianza. Hemos de persistir en resolver las disputas por medio del diálogo y en neutralizar las divergencias a través de negociaciones, hacer frente de manera coordinada a las amenazas convencionales y no convencionales a la seguridad, y combatir el terrorismo en todas sus manifestaciones. Mancomunando esfuerzos para superar las dificultades, tenemos que promover la liberalización y facilitación del comercio y la inversión, e impulsar la globalización económica hacia un desarrollo en el que la apertura, la inclusión, los beneficios de alcance general, el equilibrio y el ganar-ganar tengan un nivel más alto. Debemos respetar la diversidad de las civilizaciones del mundo y poner los intercambios entre ellas por encima de su distanciamiento, el aprendizaje recíproco por encima de sus conflictos y la coexistencia de todas ellas por encima de la mentalidad de que unas son superiores a otras. Tenemos que perseverar en tratar el medioambiente de forma amigable y hacer frente al cambio climático mediante la colaboración, a fin de proteger debidamente la Tierra, el hogar del que depende la existencia del ser humano.

China aplica con firmeza una política exterior independiente y de paz, respeta el derecho de los demás pueblos a elegir soberanamente su vía de desarrollo, defiende la equidad y la justicia internacionales, y se opone a que un país imponga su voluntad a otro, intervenga en sus asuntos internos y abuse de su condición de poderoso para atropellar a los débiles. China de ninguna manera se desarrollará a costa de los intereses de otros países, pero tampoco renunciará a sus derechos e intereses legítimos, por lo que nadie debe ilusionarse con la posibilidad de que China trague el amargo fruto del menoscabo de sus intereses. Nuestro país aplica una política de defensa nacional de carácter defensivo. Su desarrollo no supone amenaza alguna para ningún país. Y China jamás aspirará a la hegemonía ni practicará la expansión, sea cual sea su grado de desarrollo.

China desarrollará con dinamismo las relaciones de la asociación global, ampliará los puntos en los que sus intereses convergen con los de los demás países, impulsará su coordinación y cooperación con otros grandes países, estructurará un marco de relaciones entre los grandes países caracterizado por la estabilidad general y el desarrollo equilibrado, profundizará sus relaciones con los países vecinos persistiendo en los conceptos de amistad, sinceridad, beneficio mutuo e inclusión, y en su directriz diplomática respecto a dichos países, consistente en tratar con buena fe a los vecinos y tenerlos como socios, y afianzará su unidad y cooperación con los demás países en vías de desarrollo ateniéndose a la concepción correcta de la justicia y de los intereses, y a los conceptos de sinceridad, honestidad, afinidad y franqueza. China reforzará sus intercambios y su cooperación con los partidos y las organizaciones políticas de los diversos países, e impulsará los contactos con el exterior por parte de las asambleas populares, los comités de los distintos niveles de la CCPPCh, el Ejército, los organismos territoriales, las organizaciones populares, etc.

China siempre persiste en la apertura al exterior como política estatal básica, persevera en llevar adelante su construcción con las puertas abiertas, promueve activamente la cooperación internacional en la construcción de la Franja y la Ruta, y se esfuerza por hacer realidad la coordinación de las políticas, la conexión de las infraestructuras, la fluidificación del comercio, la integración financiera y la comprensión mutua entre los pueblos, con el fin de crear nuevas plataformas de cooperación internacional e inyectar nuevas fuerzas motrices al desarrollo conjunto. China intensificará su ayuda a los países en vías de desarrollo, sobre todo a los menos desarrollados, y promoverá la disminución de la disparidad entre el desarrollo del Sur y el del Norte. Asimismo, apoyará el régimen del comercio multilateral, impulsará la construcción de zonas de libre comercio e impelerá la construcción de una economía mundial abierta.

China aboga por una concepción de la gobernanza global caracterizada por la deliberación en común, la construcción conjunta y el codisfrute; preconiza la democratización de las relaciones internacionales; persevera en la igualdad de todos los países, sean grandes o pequeños, fuertes o débiles, ricos o pobres; respalda a la ONU en su desempeño de un papel activo; y apoya la ampliación de la representación de los países en vías de desarrollo, así como su derecho a opinar sobre asuntos internacionales. China seguirá desplegando su papel de gran país responsable y participará con dinamismo en la reforma y la construcción del sistema de la gobernanza global, aportando incesantemente su propia sabiduría y fuerza.

Camaradas: el destino del mundo está en manos de cada uno de los pueblos de los diversos países y el porvenir de la humanidad depende de lo que elijan ellos. El pueblo chino está dispuesto a propulsar, junto con el pueblo de los demás países, la construcción de una comunidad de destino de la humanidad, para crear entre todos un hermoso futuro para ella.

XIII. FIRMEZA E INVARIABILIDAD EN EL DISCIPLINAMIENTO INTEGRAL Y RIGUROSO DEL PARTIDO PARA ELEVAR CONSTANTEMENTE SU CAPACIDAD DE GOBERNAR Y SU NIVEL DIRECTIVO

Dado que el socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en una nueva época, nuestro Partido debe mostrar una nueva fisonomía y acometer nuevas empresas. Quien forja el hierro ha de estar bien forjado. Ya que al Partido le incumbe unir y conducir al pueblo para llevar adelante la gran lucha, propulsar la gran causa y materializar el gran sueño, no debemos vacilar en absoluto en mantener y perfeccionar su dirección, y en hacer de él un partido aún más firme y fuerte.

Estamos y estaremos siempre en el camino del disciplinamiento integral y riguroso del Partido. La simpatía o la aversión de la gente es lo que determina cuál será el porvenir y el destino de un partido o un régimen político. Debemos evitar y rectificar decididamente todo lo que las masas populares rechacen y aborrezcan. Todos los militantes del Partido debemos ser plenamente conscientes de que el entorno de la gobernación con el que se enfrenta nuestro Partido es complejo, como también lo son los factores que afectan a su carácter avanzado y debilitan su pureza, y todavía no se han solucionado de raíz los destacados problemas existentes en su seno, como la impureza ideológica, organizativa y del modo de actuar. Debemos conocer a fondo la naturaleza prolongada y compleja de las pruebas que la gobernación, la reforma y la apertura, la economía de mercado y el entorno exterior plantean al Partido, conocer a fondo la intensidad y la gravedad de los peligros ocasionados por la relajación del ánimo, la falta de capacidad, la desvinculación de las masas, la corrupción y demás fenómenos negativos que arrostra el Partido, tomar consistentemente la resolución de los problemas como rumbo orientador y mantener la firmeza estratégica, para impulsar el avance en profundidad de su disciplinamiento integral y riguroso.

He aquí la exigencia general para la construcción del Partido en la nueva época: mantener y fortalecer su dirección integral; persistir en que vele por su propia administración y se discipline de modo integral y riguroso; y, tomando el fortalecimiento de la construcción tanto de su capacidad de gobernar durante largo tiempo como de su carácter avanzado y su pureza como línea principal, su construcción política como un mandato, el afianzamiento de los ideales, las convicciones y los propósitos como cimientos, y la movilización del entusiasmo, la iniciativa y la creatividad de todo el Partido como punto de acometimiento, llevar adelante integralmente su construcción política, ideológica, organizativa, disciplinaria y la de su estilo plasmando en todo este proceso la construcción institucional, impulsar a fondo la lucha contra la corrupción y mejorar constantemente la calidad de la construcción del Partido, con vistas a hacer de él un partido marxista gobernante rebosante de pujanza que marche en todo momento al frente de los tiempos, cuente con el sincero apoyo del pueblo, tenga la valentía de llevar a cabo una revolución interna y sea capaz de superar las pruebas planteadas por todo tipo de dificultades y peligros.

1. Colocación de la construcción política del Partido en primer plano. Dar importancia a la política con una postura bien definida es la exigencia esencial para un partido que, como el nuestro, es marxista. La construcción política del Partido es su construcción fundamental y determina el rumbo y los resultados de su construcción. La tarea primordial de la construcción política del Partido consiste en garantizar que todo él se supedite a la dirección de su Comité Central y en perseverar en la autoridad de este y en su dirección centralizada y unificada. Toda la militancia debe implementar firmemente la línea política del Partido, acatar estrictamente su disciplina y su reglamentación políticas, y mantener un alto grado de identificación con el Comité Central en lo tocante a la posición, el rumbo, los principios y el camino políticos. Hay que honrar los Estatutos del Partido, aplicar estrictamente "Algunas normas sobre la vida política interna del Partido en la nueva situación", potenciar el carácter político, el espíritu de nuestro tiempo, el sentido de principio y la combatividad de la vida política intrapartidaria, y resistir conscientemente la corrosión de la vida interna del Partido por el principio del trueque de mercancías, al objeto de crear un buen ecosistema político limpio y honrado.

Tenemos que perfeccionar y poner en práctica los diversos sistemas del centralismo democrático y persistir en integrar el centralismo basado en la democracia con la democracia basada en una dirección centralizada, desplegando plenamente la democracia y sabiendo manejar al mismo tiempo la centralización y la unificación.Hay que desarrollar valores como la lealtad, la honestidad, la imparcialidad, la honradez, el realismo al actuar, la rectitud y la limpieza, prevenir y combatir resueltamente el individualismo, el dispersionismo, el liberalismo, el seccionalismo y la bonachonería, prevenir y combatir firmemente el sectarismo, la "cultura de camarillas" y la "cultura de hermandades de los muelles" , y oponerse decididamente a la práctica de un doble juego y a la actuación como personas con dos caras. Todos los camaradas del Partido, sobre todo los cuadros de alto rango, deben reforzar la forja de su espíritu partidario, incrementar continuamente su conciencia y capacidad políticas, y considerar que su responsabilidad política fundamental es ser leales al Partido, compartir las preocupaciones de este, cumplir las atribuciones en su servicio y crear bienestar para el pueblo, a fin de poder conservar siempre las cualidades políticas propias de los comunistas.

2. Pertrechamiento de todo el Partido con el pensamiento sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época. La construcción ideológica del Partido constituye su construcción básica. Los ideales revolucionarios son más elevados que el cielo.El sublime ideal del comunismo y el ideal común del socialismo con peculiaridades chinas constituyen el pilar espiritual y el alma política de los comunistas chinos, así como la base ideológica que mantiene la cohesión y la unidad partidarias. Hay que tomar el afianzamiento de los ideales y las convicciones como la tarea primordial de la construcción ideológica del Partido, y educar y guiar a todos sus militantes para que tengan bien presente el propósito del Partido, yergan su columna vertebral espiritual de comunistas, resuelvan bien el problema del "interruptor general" , es decir, el de la concepción del mundo, la vida y los valores, y devengan conscientemente firmes creyentes y fieles practicantes del sublime ideal del comunismo y el ideal común del socialismo con peculiaridades chinas. Hay que exaltar el estilo marxista de estudio e impulsar la educación sobre los "dos estudios y un comportamiento" para que devenga una práctica habitual e institucionalizada. Con el énfasis puesto en los cuadros dirigentes de nivel de distrito o sección para arriba, desplegaremos en todo el Partido la educación temática de "conservar siempre las aspiraciones fundacionales del Partido y tener bien presente nuestra misión" y pertrecharemos nuestra mente con la teoría creada por él sobre la base de la innovación, para impulsar a todos los militantes a luchar incansablemente y de forma más consciente por cumplir la misión histórica que tiene el Partido en la nueva época.

3. Construcción de contingentes de cuadros altamente cualificados y especializados. Los cuadros del Partido constituyen la fuerza vertebral de la causa del Partido y del Estado. Es imperativo persistir en el principio de que el Partido administre a los cuadros; en que estos sean tanto moralmente íntegros como profesionalmente competentes, considerando lo primero como condición primordial; en que, sea cual sea su procedencia, sean nombrados por sus propios méritos; y en dar primacía a la causa del Partido y comportarse imparcial y honradamente, para que los criterios sobre los buenos cuadros sean realmente implementados. Es preciso perseverar en la orientación correcta en la selección y empleo de personal, rectificar las prácticas al respecto, subrayar los criterios políticos y promover a cargos importantes a cuadros leales, limpios y responsables que tengan firmemente enraizadas en la mente las "cuatro conciencias" y las "cuatro convicciones" , defiendan con firmeza la autoridad del Comité Central del Partido y apliquen integralmente la teoría, la línea, las directrices y las políticas partidarias, a fin de reforzar los equipos dirigentes de los diversos niveles mediante una selección optimizada. Es necesario atribuir importancia a la formación de aptitudes especializadas y del espíritu de especialización, con el fin de robustecer la capacidad de los contingentes de cuadros de adaptarse a las exigencias del desarrollo del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época.

Hay que dedicar grandes esfuerzos al descubrimiento y reserva de cuadros jóvenes, conceder importancia a su preparación y forja en las entidades de base o la primera línea y en las zonas con dificultades o condiciones duras, y seleccionar y emplear continuamente a los cuadros jóvenes sobresalientes que hayan superado las pruebas planteadas por la práctica. Se realizará coordinada y apropiadamente la preparación y selección de cuadros femeninos, cuadros procedentes de minorías étnicas y cuadros no militantes del Partido. Se llevará concienzudamente a buen término el trabajo relativo a los cuadros retirados y jubilados. Persistiendo en combinar la administración rigurosa con el hondo afecto y en atribuir igual importancia al estímulo y el condicionamiento, perfeccionaremos el mecanismo de examen y evaluación de los cuadros e implantaremos sendos mecanismos de incentivos y de tolerancia con los errores y corrección de los mismos, y, con una postura bien definida, respaldaremos y animaremos a los cuadros que tengan la valentía de asumir sus responsabilidades y trabajen con solidez sin perseguir intereses egoístas. Los organismos partidarios de todas las instancias deben rodear de solicitud y cuidados a los cuadros de los niveles de base, y tomar la iniciativa en liberarlos de sus inquietudes y solucionar sus dificultades.

Las personas cualificadas son nuestros recursos estratégicos para materializar la vigorización de la nación y ganar la iniciativa en la competencia internacional. Hay que perseverar en el principio de que el Partido administre a las personas cualificadas y agrupar a personas de talento de todo el mundo para que presten sus servicios, a fin de acelerar la transformación de nuestro país en un país fuerte en personal cualificado. Aplicaremos políticas más activas, abiertas y eficaces respecto a estas personas; intentaremos reunir a personas sobresalientes de dentro y fuera del Partido, y de dentro y fuera del país, para incorporarlas a la gran lucha del Partido y del pueblo, con una visión penetrante para descubrirlas, una valoración sincera, la valentía de emplearlas, la magnanimidad de asimilarlas y buenos métodos para agruparlas; estimularemos y orientaremos a estas personas a desplazarse a las zonas apartadas y pobres, las áreas fronterizas y de minorías étnicas, las antiguas bases revolucionarias, así como a las entidades de base y la primera línea; y haremos lo posible por conformar una situación favorable en la que todos aspiren a ser personas cualificadas, se esfuercen por lograrlo, puedan conseguirlo y desplieguen al máximo sus aptitudes, permitiendo así que las personas cualificadas en distintas especialidades compitan por mostrar su vigor creativo y que su inteligencia y talento manen abundantemente.

4. Fortalecimiento de la construcción de los organismos de base. Los organismos de base del Partido constituyen los cimientos que garantizan la implementación de su línea, directrices, políticas, así como de sus decisiones y disposiciones. Poniendo el énfasis en la mejora de su capacidad organizativa y destacando sus funciones políticas, tenemos que convertir los organismos partidarios de los niveles de base, incluidos los de empresas, zonas rurales, organismos oficiales, centros docentes, instituciones de investigación científica, comunidades vecinales y organizaciones sociales, en poderosos baluartes de combate para difundir los pronunciamientos del Partido, aplicar sus decisiones, dirigir la gobernanza en los niveles de base, unir y movilizar a las masas populares e impulsar la reforma y el desarrollo. Las células del Partido deben asumir debidamente sus atribuciones y responsabilidades en la educación, administración y supervisión directas de los militantes, y en la tarea de organizar a las masas populares, difundir propaganda entre ellas, unirlas y prestarles servicios, a fin de orientar a los numerosos militantes para que desempeñen el papel ejemplar y pionero que les corresponde. Es preciso persistir en el sistema de "tres reuniones y una clase" [convocar periódicamente asambleas de los militantes de las células, reuniones de los comités de célula y reuniones de los grupos organizativos, y asistir puntual y debidamente a las clases del Partido], promover la institución de organismos partidarios de base y la innovación de la forma de sus actividades, reforzar la formación del contingente de sus líderes, ampliar su cobertura y esforzarse por solucionar los problemas de los que adolecen tales organismos, como la debilitación, la virtualidad y la marginalización.

Hay que ampliar la democracia interna del Partido en los niveles de base, promover la información pública sobre los asuntos partidarios y dejar expeditos los canales por los que los militantes participan en los asuntos internos del Partido, supervisan sus organismos y a sus cuadros, y presentan observaciones y sugerencias a los organismos partidarios de los niveles inmediatamente superiores. Debemos dar importancia a la admisión de nuevos militantes de entre los obreros industriales, los campesinos jóvenes y los grupos de intelectuales altamente instruidos, así como en los establecimientos económicos de propiedad no pública y las organizaciones sociales. Fortaleceremos el estímulo, la atención, la ayuda y el respaldo dentro del Partido. Incrementaremos la especificidad y la eficacia de la educación y la administración de los militantes, y llevaremos a cabo prudente y ordenadamente el tratamiento organizativo de los no calificados.

5. Perseverancia en el enderezamiento del estilo del Partido y en la aplicación rigurosa de la disciplina. Nuestro Partido, nacido del pueblo, arraigado en él y entregado a servirlo, perdería su vitalidad si se divorciara del pueblo. Para fomentar el estilo del Partido, debemos ceñirnos estrechamente al mantenimiento de sus vínculos de uña y carne con las masas populares, fortalecer el concepto de masas y los sentimientos hacia ellas, y no dejar de cultivar a fondo la base de masas con la que cuenta el Partido para gobernar. Tenemos que tratar seria y concienzudamente todos los problemas que suscitan fuertes quejas entre las masas, así como corregir resueltamente toda acción que perjudique sus intereses. Hemos de perseverar en que los cuadros de alto rango demos ejemplo para guiar a los cuadros de los niveles inferiores; consolidar y ampliar los resultados logrados en la implementación del espíritu de los ocho reglamentos adoptados por el Comité Central del Partido; seguir combatiendo y rectificando los "cuatro hábitos malsanos" ; y luchar firmemente contra la mentalidad de los privilegios y las formas en las que estos se manifiestan. Pondremos el acento en reforzar las disciplinas política y organizativa para que promuevan una mayor rigurosidad en otras disciplinas, como la de la honradez, la relativa a las masas populares, y la disciplina en el trabajo y en la vida.

Persistiremos en desarrollar la crítica y la autocrítica, en sacar lecciones de los errores cometidos en el pasado para evitarlos en el futuro y en tratar la enfermedad para salvar al paciente, recurriremos a las cuatro formas de supervisión e implementación de la disciplina -reconducción del avergonzamiento y el azoramiento a la normalidad mediante la práctica regular de la crítica y la autocrítica, sesiones orales o interpelaciones por correspondencia; reconducción a una condición mayoritaria de las sanciones consideradas menores por la disciplina partidaria, así como de los reajustes organizativos en el tratamiento de las infracciones disciplinarias; reconducción a una condición minoritaria de las sanciones consideradas graves por la disciplina partidaria, así como de los reajustes de cargos importantes; y reconducción a una condición ínfimamente minoritaria de las investigaciones en sumarios abiertos por infracciones graves de la disciplina presuntamente constitutivas de violaciones legales- y nos ocuparemos de los problemas de inmediato en su mínima expresión y erradicaremos los males en ciernes. Para reforzar la supervisión, la aplicación de la disciplina y la exigencia de responsabilidades, conferiremos a los organismos partidarios con competencias para administrar a los cuadros las atribuciones correspondientes a la imposición de sanciones disciplinarias. Fortaleceremos la educación en la disciplina y su aplicación, de modo que los militantes y los cuadros conozcan el temor reverencial, mantengan la vigilancia y el recelo, cumplan las exigencias mínimas y se acostumbren a trabajar y vivir en un entorno de supervisiones y restricciones.

6. Logro de una victoria aplastante en la lucha contra la corrupción. Lo que más aborrecen las masas populares son los fenómenos de corrupción, por lo que estos constituyen la mayor amenaza con la que se enfrenta nuestro Partido. Solo podremos desembarazarnos de los ciclos históricos de prosperidad y decadencia atravesados por los regímenes anteriores y garantizar una paz y un orden duraderos en el Partido y en el país si actuamos con la misma tenacidad y perseverancia con las que llevamos adelante la lucha anticorrupción conscientes de que es un proceso sin fin, profundizamos tanto la paliación sintomática como la solventación de raíz y garantizamos que los cuadros se comporten con rectitud, los gobiernos procedan honestamente y la política permanezca limpia. Actualmente la situación de la lucha contra la corrupción sigue siendo seria y complicada, por lo que debemos mantener una determinación firme como una roca en la consolidación de su tendencia arrolladora y en la conquista de una victoria aplastante. Debemos persistir en la inexistencia de zonas vedadas, la cobertura total y la tolerancia cero, en el freno enérgico, la fuerte presión y la disuasión prolongada, y en investigar a la vez tanto a los sobornados como a los sobornadores, y prevenir resueltamente la formación en el seno del Partido de grupos con los mismos intereses.

Estableceremos el sistema de giras de inspección en los comités del Partido de los niveles municipal y distrital, para intensificar la rectificación de los casos de corrupción surgidos al lado mismo de las masas. Perseguiremos y capturaremos a los elementos corruptos, y haremos caer sobre ellos todo el peso de la ley sin importar adonde se fuguen. Impulsaremos la legislación estatal sobre la lucha anticorrupción y estableceremos una plataforma de acusaciones y denuncias que cubra el sistema de control disciplinario y el de control. Hemos de intensificar la disuasión para que nadie se atreva a corromperse, hacer más sólida la jaula institucional para que nadie pueda hacerlo y fortalecer la conciencia para que nadie desee intentarlo, con el propósito de lograr mediante incansables esfuerzos un mundo luminoso en el que prevalezca la paz.

7. Culminación del sistema de supervisión del Partido y el Estado. El poder incrementar la capacidad del Partido para depurarse depende fundamentalmente del reforzamiento de su autosupervisión y del de la supervisión ejercida por las masas populares. Es menester fortalecer la contención y la supervisión del funcionamiento del poder, permitiendo al pueblo que lo supervise, haciendo que funcione a la luz del día y manteniéndolo encerrado en la jaula institucional. Se impone potenciar la supervisión organizativa ejercida de arriba abajo, mejorar la supervisión democrática ejercida de abajo arriba, poner en juego el papel de la supervisión recíproca de los organismos del mismo nivel y fortalecer tanto la administración diaria de los cuadros dirigentes militantes como la supervisión cotidiana sobre ellos. Hay que profundizar las inspecciones políticas itinerantes, perseverar sin vacilación en descubrir los problemas y en crear una fuerza disuasiva, y establecer una red de supervisión basada en la coactuación de las inspecciones itinerantes, propias de los niveles superiores, y las giras de inspección, propias de los inferiores.

Es necesario profundizar la reforma del régimen estatal de control, desplegar su ensayo en todo el país e instituir comisiones de control de nivel estatal, provincial, municipal y distrital que fusionen sus oficinas con las de los órganos de control disciplinario del Partido de su respectivo nivel, a fin de que la cobertura del control sobre los funcionarios públicos que ejercen el poder público sea total. Se elaborará la ley estatal de control, se concederán a dichas comisiones responsabilidades, atribuciones y medios de investigación conforme a la ley, y se aplicará la retención en sustitución de la exigencia de dar explicaciones sobre los problemas pertinentes en el tiempo y lugar fijados. Se reformará el régimen de administración de auditorías y se perfeccionará el de estadísticas. Se creará un sistema de supervisión caracterizado por el mando único del Partido, la cobertura total, la autoridad y la alta eficiencia, sistema que favorecerá la interconexión de la supervisión interna del Partido con la llevada a cabo por los órganos estatales, la democrática, la judicial y la que realizan las masas y la opinión pública, acrecentando así la fuerza convergente de la supervisión.

8. Aumento integral de las aptitudes para desempeñar funciones. Para poder dirigir un país socialista enorme con más de 1.300 millones de habitantes, nuestro Partido debe no solo ser políticamente fuerte, sino poseer grandes aptitudes. En el incremento de las aptitudes para el estudio, hay que crear en todo el Partido una densa atmósfera de saber estudiar y de atreverse a practicar, construir un partido marxista volcado en el estudio y promover la construcción de un país entregado también a él. En el incremento de las aptitudes para la dirección política, se debe perseverar en los modos de pensar estratégicos, innovadores y dialécticos, y en los relativos al imperio de la ley y la línea de exigencias mínimas, elaborar de manera científica y aplicar con firmeza la línea, las directrices y las políticas del Partido, y llevar realmente a la práctica el dominio de la situación general ejercido por él y su coordinación de las diversas partes. En el incremento de las aptitudes para la reforma y la innovación, es preciso mantener el espíritu emprendedor de ir siempre adelante, saber impulsar creativamente el trabajo a la luz de la realidad y ser capaces de desplegarlo a través de las tecnologías de la internet y los medios informáticos. En el incremento de las aptitudes para el desarrollo científico, es imperativo saber poner en práctica la nueva concepción del desarrollo y abrirle de continuo nuevas perspectivas. En el incremento de las aptitudes para el desempeño legal de funciones, es necesario acelerar la configuración de un sistema institucional para los decretos internos del Partido que cubra los diferentes aspectos de su dirección y construcción, y fortalecer y mejorar su dirección sobre los órganos del poder estatal.

En el incremento de las aptitudes para realizar el trabajo de masas, es indispensable innovar tanto los regímenes y mecanismos como las formas y métodos de dicha labor, así como impeler a los sindicatos, la Liga de la Juventud Comunista, las federaciones de mujeres y otras agrupaciones de masas a acrecentar su carácter político, avanzado y de masas, a desempeñar bien su papel de puente con estas y a organizar y movilizar a las amplias masas populares para que sigan firmemente al Partido. En el incremento de las aptitudes para dedicar ingentes esfuerzos a la realización de los trabajos, es imprescindible perseverar en decir la verdad, en perseguir cosas prácticas, en elaborar medidas concretas y en perseguir resultados reales, combinar orgánicamente la actuación pronta con la perseverante, tener el coraje de acometer lo más duro y superar las dificultades, y, con el espíritu de "clavar el clavo bien clavado" , hacer los trabajos de manera sólida, esmerada y adecuada. En el incremento de las aptitudes para gestionar los riesgos, hemos de completar los correspondientes mecanismos de prevención y control, saber tratar todo tipo de contradicciones complejas, atrevernos a vencer las dificultades y obstáculos que surjan en nuestro camino de avance, y dominar firmemente la iniciativa en el trabajo.

Camaradas: toda gran causa debe contar con la dirección de un partido fuerte. Con tal de que su construcción sea adecuada y se fortalezca, y con tal de que garantice que siempre piensa en lo que piensa el pueblo y trabaja junto a él, nuestro Partido podrá sin duda alguna gobernar la nave del gran sueño del pueblo chino para que surque las olas y avance victoriosamente hacia su esplendoroso destino.

Camaradas: nuestra nación es una gran nación que, a pesar de las múltiples penalidades sufridas, nunca se ha doblegado; el pueblo chino es un gran pueblo laborioso y valiente que se supera a sí mismo constantemente; y el Partido Comunista de China es un gran partido con la intrepidez necesaria para luchar y triunfar. La rueda de la historia gira velozmente y la corriente de los tiempos avanza con majestuosidad. La historia solo da oportunidades a los decididos, los arrojados y los batalladores, y no espera a los indecisos, los negligentes ni los temerosos ante las dificultades. Todo el Partido ha de mantener su estilo de vida austera y lucha esforzada, y guardarse de la arrogancia y la precipitación, para seguir con tesón y éxito la ruta de la Gran Marcha en la nueva época, consciente de que el tiempo apremia y con el espíritu de aprovechar cada día y cada hora. Todos los militantes debemos salvaguardar conscientemente la cohesión y la unidad del Partido, mantener sus vínculos de uña y carne con las masas populares, consolidar la gran unión del pueblo de todas las etnias del país, fortalecer la de los hijos de la nación china de dentro y de fuera de él, y unirnos a todas las fuerzas susceptibles de ser unidas para marchar con voluntades y esfuerzos concertados hacia el prometedor horizonte de la gran revitalización de la nación china.

Siempre y cuando la juventud se vigorice, el país se vigorizará; siempre y cuando aquella se fortalezca, este se fortalecerá. Siempre que las jóvenes generaciones tengan ideales, posean aptitudes y asuman responsabilidades, habrá un porvenir para el país y esperanzas para la nación. El sueño chino pertenece a la historia y al presente, pero también al futuro; es de nuestra generación, pero lo es aún más de las jóvenes generaciones. El sueño chino de la gran revitalización de la nación china se hará realidad, en definitiva, mediante una lucha en la que cada nueva generación de jóvenes relevará a la anterior. Todo el Partido debe ocuparse de ellos, cuidarlos y montarles escenarios donde puedan hacer brillar sus vidas. Los numerosos jóvenes deben afianzarse en ideales y convicciones, abrigar elevadas aspiraciones, actuar con los pies puestos en el suelo y atreverse a deslizarse sobre los oleajes de la época, dando alas a sus sueños juveniles en la viva práctica de materializar el sueño chino y dejando escritos brillantes capítulos de sus vidas en su lucha incansable por los intereses del pueblo.

Cuando prevalezca la Gran Virtud, el mundo será de todos. Nosotros, con los pies plantados en este vasto territorio de más de 9,6 millones de kilómetros cuadrados, absorbiendo los nutrientes de la cultura acumulada por la nación china en su prolongada lucha de más de 5.000 años y con la majestuosa fuerza convergente de los más de 1.300 millones de chinos, al avanzar por el camino del socialismo con peculiaridades chinas contamos con el inconmensurable espacio del escenario que nos ofrece nuestro tiempo, un sedimento histórico de una profundidad sin parangón y una inmensa y fuerte firmeza para avanzar. ¡Que todo el Partido y el pueblo de todas las etnias del país se unan estrechamente en torno al Comité Central del Partido, enarbolen la gran bandera del socialismo con peculiaridades chinas, avancen con un espíritu pujante y se entreguen completamente a su cometido, continúen luchando por cumplir las tres tareas históricas -el impulso de la modernización, la culminación de la reunificación de la patria y la salvaguardia de la paz mundial y la promoción del desarrollo conjunto-, lograr el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, conquistar la gran victoria del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época, materializar el sueño chino de la gran revitalización de la nación china y hacer realidad la aspiración del pueblo a una vida mejor!


Beijing, 18 de octubre de 2017

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.