Featured

8/recent

El PCCh traza el rumbo de la modernización de China en la apertura de un congreso clave

octubre 17, 2022


Diario del Pueblo 

 

El Partido Comunista de China (PCCh) anunció este domingo su plan para construir una China socialista moderna en todos los aspectos de cara a los próximos cinco años y a más largo plazo, al inaugurar el XX Congreso Nacional del PCCh.

La reunión quinquenal es el primer congreso nacional del PCCh que se celebra después de su centenario en 2021, cuando el Partido llevó al pueblo chino a la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada.

"Desde ahora, la tarea central del PCCh es unir y conducir al pueblo de las diversas etnias del país en la materialización del objetivo de lucha fijado para el segundo centenario, la culminación de la construcción integral de un poderoso país socialista moderno, promoviendo integralmente la gran revitalización de la nación china con la modernización china", dijo Xi Jinping en un informe presentado en la sesión inaugural del congreso.

Xi instó a todos los miembros del PCCh a no olvidar nunca la aspiración original y la misión fundacional y a tener el coraje y la capacidad de seguir luchando.

DÉCADA DE HITOS

La gran transformación acontecida durante la primera década de la nueva era fue calificada por Xi como "un hito en la historia del Partido, de la República Popular China, de la reforma y la apertura, del desarrollo del socialismo y del desarrollo de la nación china".

El PCCh abrazó su centenario, inauguró una nueva era del socialismo con peculiaridades chinas, erradicó la pobreza absoluta y culminó la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, completando así el objetivo fijado para el primer centenario, afirmó Xi, tras valorar estos tres grandes acontecimientos como "hazañas históricas".

El producto interno bruto (PIB) de China ha llegado a representar el 18,5 por ciento de la economía mundial, lo que supone un aumento de 7,2 puntos porcentuales en los últimos 10 años. La segunda mayor economía del mundo se ha convertido en un importante socio comercial para más de 140 países y regiones, liderando a nivel global en volumen total de comercio de bienes.

China también se ha unido a las filas de los países innovadores del mundo con avances en algunas tecnologías básicas en campos clave. Con su filosofía de desarrollo centrada en las personas, el país ha construido los mayores sistemas de educación, seguridad social y sanidad del mundo.

La Iniciativa de la Franja y la Ruta, un esfuerzo de colaboración, ha sido acogida por la comunidad internacional como un bien público y una plataforma de cooperación.

Otros grandes logros destacados por Xi van desde la profundización integral de la reforma hasta el avance en la importante lucha contra la contaminación.

Tras afirmar plenamente los notables logros del Partido, Xi también instó a todos los miembros del PCCh a no perder de vista las deficiencias, las dificultades y los problemas, como los cuellos de botella que obstaculizan el desarrollo de alta calidad y las grandes diferencias en el desarrollo y la distribución de los ingresos entre las zonas urbanas y rurales, y entre las regiones.

CAMINO CHINO HACIA LA MODERNIZACIÓN

El país más poblado del mundo sigue un modelo de modernización inédito.

En su informe, Xi ratificó que la modernización china es la modernización socialista llevada a cabo bajo la dirección del PCCh.

La modernización china es la modernización de una enorme población, de prosperidad común para todos, de avance material y ético-cultural, de armonía entre la humanidad y la naturaleza y de desarrollo pacífico, subrayó, y añadió que ofrece a la humanidad "una nueva opción" para lograr la modernización.

En su plan estratégico en dos etapas, el PCCh se propone lograr de 2020 a 2035 el cumplimiento básico de la modernización socialista; y de 2035 a mediados de siglo, alcanzar su transformación en un gran país socialista moderno, próspero, poderoso, democrático, civilizado, armonioso y bello.

Xi expuso los objetivos generales de desarrollo de China para el año 2035, que incluyen ascender su PIB per cápita a un nuevo gran trecho, alcanzando el nivel de los países medianamente desarrollados, la mejora notable del poder blando nacional, la reducción constante de las emisiones de carbono después de alcanzar su pico, así como el fortalecimiento integral del sistema y las capacidades de seguridad nacional.

También subrayó las tareas y objetivos del ambicioso proceso de modernización de China, como la construcción de una economía de mercado socialista de alto nivel, el avance de la democracia popular de proceso entero, la aplicación de la estrategia de priorización del empleo y el ejercicio de la gobernación del país según la ley en todos los frentes.

"Los próximos cinco años serán cruciales para que nuestros esfuerzos por construir un país socialista moderno en todos los aspectos tengan un buen comienzo", dijo Xi.

Sean Slattery, uno de los expertos extranjeros invitados a traducir el informe de gran importancia, expresó que lograr la modernización de 1.400 millones de personas significa un enorme paso adelante para la humanidad.

"China está subrayando la importancia de que cada país persiga la modernización a través de un camino que se adapte a sus propias condiciones y que su pueblo acepte y apoye", aseveró el especialista.

COLUMNA VERTEBRAL DE LA NACIÓN, ANCLA DE LA ESTABILIDAD

China ha entrado en un período de desarrollo en el que las oportunidades estratégicas, los riesgos y los desafíos son concurrentes, y van en aumento los factores inciertos y difícilmente previsibles, dijo Xi a los 2.340 delegados y delegados especiales que representan a más de 96 millones de miembros del PCCh.

Advirtiendo sobre diversos acontecimientos de "cisne negro" y "rinoceronte gris" que pueden ocurrir en cualquier momento, Xi instó al PCCh en el informe a mantenerse preparado para "afrontar vientos fuertes, aguas procelosas e incluso tormentas peligrosas".

Asimismo, Xi pidió al Partido, que según él siempre ha sido la "columna vertebral" de la nación, que se mantenga siempre alerta y tenga en cuenta que la revolución interna del Partido está y estará "siempre en el camino".

Tras describir la corrupción como un "tumor maligno lesivo a la vitalidad y combatividad del Partido", Xi llamó a ganar la dura y prolongada batalla contra ella.

Xi subrayó que el marxismo es la ideología rectora fundamental sobre la que se fundan y prosperan el PCCh y China.

"Nuestra experiencia nos ha enseñado que, a nivel fundamental, debemos el éxito de nuestro Partido y del socialismo con peculiaridades chinas al hecho de que el marxismo funciona, especialmente cuando se adapta al contexto chino y a las necesidades de nuestro tiempo", dijo.

En un mundo que "ha llegado de nuevo a una encrucijada histórica", Xi reiteró el compromiso de China de promover el desarrollo común y una comunidad de destino de la humanidad.

"Solo cuando todos los países persigan la causa del bien común, vivan en armonía y se comprometan a cooperar en beneficio mutuo, habrá prosperidad sostenida y seguridad garantizada", según el informe.

China se adhiere al correcto rumbo de la globalización económica y se opone al unilateralismo en todas sus manifestaciones, añadió.

China se opone resueltamente a toda manifestación de hegemonismo y política de fuerza, a la mentalidad de Guerra Fría, a la intervención en los asuntos internos de los demás y a los dobles raseros, aseguró Xi.

"Sea cual sea el grado de desarrollo que alcance, China jamás procurará la hegemonía ni practicará el expansionismo", prometió Xi. 

 

La democracia debe servir para resolver los problemas del pueblo

septiembre 25, 2022


ZHONG YIN 

 

319.000 casos en seis meses. Este es el número de mensajes de la población que se respondió en el primer semestre de 2022 en la plataforma en línea del "Tablero de mensajes para los dirigentes" del Diario del Pueblo. A lo largo de los últimos diez años, más de 3 millones de opiniones y sugerencias han sido contestadas y tratadas a través del "Tablero de mensajes para los dirigentes". Este “tablero” se ha convertido en una plataforma de comunicación para escuchar las voces de la gente, comprender sus dificultades y recoger sus sugerencias, lo que ha llevado a la resolución de cada vez más asuntos que preocupan a las masas, factor que ilustra vívidamente el valor de la democracia china de "todo para el pueblo", y demuestra con fuerza la ventaja única de la democracia popular de proceso completo.

La democracia no es un adorno, sino una herramienta que se utiliza para resolver los problemas del pueblo. El desarrollo de la democracia popular de proceso completo en China tiene tanto un procedimiento institucional completo como una práctica completa de participación, evitando los defectos de los sistemas donde se hacen promesas inalcanzables durante las elecciones que después se olvidan. Se puede decir que la democracia popular de proceso completo ha unido la democracia de proceso, de resultado, de procedimiento y esencial con la democracia directa y con la indirecta, con la democracia popular y la voluntad del Estado. Es una democracia de cadena completa, de cobertura total. En este sentido, es la democracia socialista más extensa, real y eficaz.

Establecer un concepto correcto de democracia y adherirse a él, desarrollarlo e innovarlo de forma coherente es el primer paso para desarrollar la democracia y la “llave” y el "interruptor” principal para su realización. La verdadera democracia y la buena democracia requieren que el pueblo sea el dueño del país. La democracia china es una democracia popular, y el pueblo como el dueño del país es la esencia y el núcleo de la democracia china. Desde la aplicación del sistema de asambleas populares hasta la adhesión y la mejora del sistema de cooperación multipartidista y de consulta política bajo la dirección del Partido Comunista de China; desde la consolidación y el desarrollo del más amplio del frente unido patriótico hasta la aplicación de la autonomía étnica regional; desde las "cámaras de consejo en los pequeños patios" hasta las "conversaciones en casa y en el campo".

En China, todos los sistemas estatales se construyen en torno al pueblo, y el sistema de gobierno del Estado funciona en torno al pueblo, formando un sistema integral, extenso y orgánicamente vinculado al pueblo como el dueño del país, y construyendo canales diversos, fluidos y ordenados de democracia. La posición del pueblo se refleja de forma concreta y realista en las políticas y medidas del Partido para gobernar el país, en el trabajo de los órganos del Partido y del Estado a todos los niveles y en la labor de hacer realidad las aspiraciones del pueblo para una vida mejor. En pocas palabras, todo el proceso de la democracia popular en China es una democracia centrada en los intereses del pueblo.

La democracia comienza con la plena expresión de la voluntad popular, y se lleva a cabo con la realización efectiva de la voluntad popular. Si la voluntad del pueblo sólo puede expresarse pero no realizarse, no es una democracia en el verdadero sentido de la palabra.

La democracia popular de proceso completo abarca todos los aspectos de la economía, la política, la cultura, la sociedad y la civilización ecológica. Asimismo, se refiere a los grandes temas del desarrollo nacional, a las difíciles cuestiones de la gobernanza social y a los quehaceres cotidianos del pueblo. Su valor tiene continuidad en el tiempo, integridad en el contenido, sinergia en el funcionamiento y una amplia y continua participación popular.

El pueblo puede llevar a cabo amplias consultas sobre las principales cuestiones de reforma, desarrollo y estabilidad, así como sobre cuestiones de su propio interés, a través de diversos canales y medios, como las conversaciones, Internet y las encuestas de opinión pública, tanto antes como durante la aplicación de las decisiones. La Asamblea Popular Nacional escucha las voces del pueblo durante los trabajos de la legislación y el Gobierno abre la puerta para pedir propuestas del pueblo. Cada vez son más las opiniones de las masas que se transforman en decisiones importantes del Partido y del gobierno. Para promover la gestión de los asuntos públicos, la gente se expresa libremente a través de las reuniones de aldeanos, de residentes y de representantes de propietarios.

En China, las expectativas, esperanzas y aspiraciones del pueblo, que cubren desde las políticas nacionales, hasta la gobernanza social, pasando por las necesidades básicas de la vida, tienen un lugar para hablar, para ser escuchada, para ser implementada y para tener retroalimentación.

En el muro del Centro Cívico de Gubei, en la calle Hongqiao del distrito de Changning, en Shanghái, hay una pintura del arcoiris que conecta un extremo con la calle Hongqiao, y el otro con el máximo órgano legislativo. Como uno de los primeros puntos de contacto legislativo de base establecidos por el Comité Permanente de la APN, los puntos de contacto legislativo de base de la calle Hongqiao han completado la consulta sobre 67 proyectos de ley, abarcando a más de 10.000 personas y reportando 1.363 propuestas legislativas hasta junio de este año.

Esta es una manifestación concreta de la fuerte vitalidad de la democracia en China. Cuanto más se desarrolla el socialismo, más se desarrolla la democracia. Al emprender un nuevo viaje, debemos adherirnos siempre a la ideología del desarrollo centrado en el pueblo y promover incesantemente la democracia popular de proceso completo, de modo que podamos lograr nuevos desarrollos en la democracia mientras seguimos promoviendo el desarrollo integral del pueblo y la prosperidad común de todos los pueblos, para que el árbol de la democracia pueda crecer profundo y siempre verde.

 

[http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2022/0923/c31619-10150827.html]

La visita de Pelosi a Taiwán será destrozada por la historia como papel de desecho

agosto 05, 2022


Editorial de Global Times 

 

El miércoles por la tarde, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, salió de la isla china de Taiwán y voló a Corea del Sur. Durante su estancia de 19 horas en Taiwán, Pelosi y Tsai Ing-wen realizaron un "doble acto", cada una con sus propios pensamientos ocultos. Sus comentarios parecían las mismas viejas líneas que habían ensayado muchas veces antes. Se halagaban mutuamente y parecían eufóricas e inspiradas. Esto parecía no solo extraño sino también feo en el contexto de las tensiones en el Estrecho de Taiwán.

Para mostrar su fuerte apoyo a la isla, Pelosi declaró que Estados Unidos "apoya a Taiwán". Probablemente quería impresionar al mundo como una persona de 82 años que "ofrecía apoyo" a Taiwán a pesar del peligro, una forma de encubrir el mal propósito de su visita. Esto nos recuerda un fenómeno común en la comunidad internacional en los últimos años: aquellos a los que apoyan algunos políticos estadounidenses van a tener problemas.

Como la tercera política estadounidense de más alto rango, Pelosi declaró descaradamente que Estados Unidos "no abandonará su compromiso con Taiwán", una violación de los compromisos políticos serios de Washington con China. ¿Dónde está la credibilidad nacional de EEUU? Si bien Pelosi ha afirmado su oposición a los "esfuerzos unilaterales para cambiar el statu quo", ha tomado la iniciativa de provocar problemas por sus propios intereses políticos, incitando imprudentemente a las fuerzas de la "independencia de Taiwán" e incluso clamando que espera que su viaje "allane el camino para otras visitas de legisladores estadounidenses". ¿Cómo podría esto no cambiar el statu quo?

Además, Pelosi adoptó la postura de que está dispuesta a trabajar con Taiwán para "hacer frente a los desafíos externos", en realidad estaba solicitando a la autoridad del Partido Democrático Progresista (DPP) de la isla que le rindiera homenaje de forma disfrazada. Ella está vaciando Taiwán mientras lo pone en un barril de pólvora. En cierto sentido, la visita de Pelosi a Taiwán es casi como cincelar.

Obviamente, los ojos de Pelosi siempre están puestos en cuántos beneficios políticos internos le traerá este movimiento. Tsai necesita demostrar que se siente halagada, pero es difícil para ella no pensar en el precio que pagará la autoridad del DPP después de que Pelosi regrese a EEUU. Esta inquietud y ansiedad no se aliviarán, sino que continuarán extendiéndose e intensificándose, convirtiéndose eventualmente en la desesperación colectiva de las fuerzas independentistas de Taiwán frente a la tendencia general de reunificación a través del Estrecho.

Para Pelosi, a quien le queda poco tiempo en su carrera política, esta visita ha satisfecho en gran medida su vanidad. Recibió el "trato de honor" como una "emperatriz viuda". Cuando los medios de comunicación de las fuerzas independentistas describieron la elección de hotel de Pelosi, incluso utilizaron la frase "elección imperial". Además, véase lo detallista que fue Tsai cuando se reunió con Pelosi, inclinándose. Dejando de lado las sucias acciones de los secesionistas de Taiwán que se convirtieron en traidores para obtener ganancias personales, su servilismo solo es suficiente para clavarlos en el pilar de la vergüenza en la historia.

Pelosi es una política muy típica en Washington, arrogante, paranoica y con ganas de montar un espectáculo. Probablemente muchas personas aún recuerden la escena en la que rompió públicamente su copia del discurso del Estado de la Unión del entonces presidente Trump en 2020. Incluso declaró de manera llamativa que lo rompió porque era un "manifiesto de falsedades". Sus mentiras en Taipei también serán destrozadas sin piedad por la historia.

En la larga carrera política de Pelosi, estos casos no son raros. Ha interpretado principalmente el papel de quisquillosa. En otras palabras, ella no aspira a ser constructiva en absoluto, ni a tomar en consideración el panorama general. Tal figura, que hizo la vista gorda ante la oposición de todos los partidos, la paz y la estabilidad del Estrecho de Taiwán, insistió en ir a la isla para montar un espectáculo de payasos. El hecho de que una persona tan mezquina pueda incluso convertirse en el político número 3 en Washington es bastante impactante para la gente.

Vale la pena señalar que esta vez muchos políticos republicanos, como Mike Pompeo y Marco Rubio, incitaron vigorosamente y formaron un ruido bipartidista anti-China. Esto provocó escrúpulos en la Casa Blanca, temerosa de ser criticada por ser "blanda con China", y complació la visita de Pelosi a Taiwán. De hecho, la política de EEUU hacia China ha sido secuestrada por una atmósfera tan distorsionada que el pragmatismo y la racionalidad tienen que retroceder significativamente. Las palabras y los actos radicales, arrogantes y arriesgados se han vuelto desenfrenados.

Lo que es ridículo es que después de complacer el provocativo viaje de Pelosi, Washington le pidió a China que no intensificara las contramedidas. Qué petición tan arrogante y patética. Como Washington tiene cada vez menos palancas para reprimir a China, la cuestión de Taiwán es casi el único tema que puede utilizar, lo que, sin embargo, también es en vano. La visita de Pelosi ha confirmado al mundo que Estados Unidos es el mayor destructor de la paz en el Estrecho. Cualquier contramedida que adopte China está justificada y es necesaria. Esto acelerará objetivamente el proceso de reunificación de China.

La serie de ejercicios militares de la parte continental para contrarrestar la escalada de colusión entre Estados Unidos y Taiwán formará de hecho un bloqueo temporal de la isla de Taiwán. Algunos secesionistas de Taiwán ya han comenzado a calcular cuántos días puede durar su gas natural. ¿A Pelosi, que se jactaba de "solidaridad" mientras estuvo en Taiwán, le importa? ¿Quién cree que habrá "buenos amigos" para rescatarlos cuando la "independencia de Taiwán" llegue a un callejón sin salida? Solo serán abandonados como peones. 

 

Poner el corazón del pueblo como prioridad y tomar los intereses universales como el objetivo

junio 29, 2022


HE YIN 

En la tarde del 24 de junio, el presidente Xi Jinping presidió un diálogo de alto nivel sobre desarrollo global desde Beijing y pronunció un discurso de apertura, discutiendo planes de desarrollo global con líderes de países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y líderes de mercados emergentes y países en vías de desarrollo relevantes. En esta ocasión, abogó por el establecimiento conjunto de un modelo de desarrollo global caracterizado por las ventajas como el equilibrio, la coordinación y la inclusión, la cooperación de ganar-ganar y la prosperidad común, y por aunar la confianza y la fuerza necesarias para lograr esa prosperidad común.

"Creo profundamente que solo el desarrollo continuo puede hacer realidad el sueño de las personas de una vida saludable y una sociedad pacífica". El presidente Xi Jinping explicó la importancia del desarrollo para la sociedad humana basándose en su experiencia personal, demostrando plenamente los sentimientos de la gente y la responsabilidad histórica de los líderes de los principales países. En los últimos años, una serie de importantes conceptos y programas propuestos por China han jugado un papel cada vez más importante en la causa del desarrollo global.

En 2015, el jefe de Estado chino asistió a la Cumbre de las Naciones Unidas para el Desarrollo, y enfatizó que "la clave del desarrollo debe ser agarrada con firmeza" y juntos abrir un camino de desarrollo justo, abierto, integral e innovador, anunciando la creación de un "Fondo de Asistencia para la Cooperación Sur-Sur", así como toda una serie de otras medidas importantes en la promoción del desarrollo global.

En 2021, en respuesta a la creciente brecha de desarrollo entre el Norte y el Sur, la falta de impulso para la cooperación internacional para el desarrollo y la creciente marginación de los temas de desarrollo en la agenda internacional, el presidente Xi Jinping propuso la Iniciativa para el Desarrollo Global a la Asamblea General de la ONU para presionar a la comunidad internacional para que se vuelva a centrar en las cuestiones de desarrollo, proporcionando importantes bienes públicos con el fin de resolver los problemas de desarrollo.

El diálogo de alto nivel sobre desarrollo global, realizado esta vez en China, marca el inicio de la Iniciativa para el Desarrollo Global. El presidente Xi Jinping enfatizó en la reunión de diálogo que todas las partes deben construir conjuntamente un consenso internacional sobre la promoción del desarrollo, crear conjuntamente un entorno internacional propicio para el desarrollo, cultivar conjuntamente un nuevo impulso para el desarrollo mundial y construir conjuntamente una asociación mundial para el desarrollo. Estas propuestas abordan los principales desafíos a los que se enfrenta la causa actual del desarrollo global y señalan el camino a seguir para que se reanude la cooperación internacional para el desarrollo.

Los líderes de los países que participan en el diálogo elogiaron las explicaciones detalladas del presidente Xi Jinping sobre la cooperación mundial para el desarrollo y destacaron que la iniciativa de China responde a las preocupaciones y necesidades de un gran número de países de desarrollo y conduce a la construcción de un consenso internacional, movilizando los recursos del desarrollo y acelerando la implementación de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible.

La sociedad humana actual se encuentra en una coyuntura crítica en su dirección, y la causa del desarrollo global se enfrenta a muchos riesgos y desafíos nuevos. Algunos países han politizado y marginalizado los temas del desarrollo, construido "un patio pequeño con vallas altas", impuesto sanciones máximas, y provocado la división y la confrontación. Este tipo de prácticas han tenido un impacto en el sistema económico mundial, y permitir que se desarrollen solo conducirá a una situación perjudicial para todos que corre el riesgo de destruir los logros de décadas de esfuerzos de cooperación económica internacional. Además, los pueblos de todos los países pagarán un alto precio.

Frente a situaciones graves y complejas, los mercados emergentes y los países en vías de desarrollo necesitan aún más fortalecer la solidaridad y la cooperación, forjar vínculos y hacer todo lo posible para poner el desarrollo en el centro de la agenda internacional, construir una economía global abierta, construir un sistema de gobernanza mundial y un entorno institucional más justo y razonable, y garantizar que ningún país o individuo se quede atrás.

China siempre ha contribuido al desarrollo global y se adhiere a la promoción de la cooperación para el desarrollo global a través de acciones prácticas. En el Diálogo de Alto Nivel sobre Desarrollo Global, el presidente Xi Jinping anunció medidas importantes para que China lleve a la práctica la Iniciativa para el Desarrollo Global, que incluyen transformar el Fondo de Asistencia para la Cooperación Sur-Sur en el Fondo para el Desarrollo Global y la Cooperación Sur-Sur, aumentar la aportación al Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para la Paz y el Desarrollo, establecer un centro de promoción del desarrollo global, publicar el Informe de Desarrollo Global, y establecer una red global de conocimientos para el desarrollo, etc.

El diálogo también publicó una lista de resultados de 32 iniciativas, que cubren ocho áreas, a saber, alivio de la pobreza, seguridad alimentaria, control de epidemias y vacunas, financiación para el desarrollo, cambio climático y desarrollo verde, industrialización, economía digital y conectividad en la era digital, incluyendo el establecimiento de una alianza de asociación global para la lucha contra la pobreza y el desarrollo, el lanzamiento de una acción especial para promover la producción de alimentos y el establecimiento de una alianza internacional para la innovación de vacunas y la cooperación en investigación y desarrollo.

China espera con interés trabajar con todas las partes para aplicar los resultados del diálogo, abrir la base de datos de proyectos en la que participen todas las partes y promover vigorosamente la aplicación acelerada del programa de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible para 2030.

Como dicen los poemas chinos: “La majestuosidad de las sierras se manifiesta en el pico principal”, “A pesar de las nubes revueltas que pasan, los robustos pinos permanecen incólumes.” China promueve activamente que los países BRICS, los mercados emergentes y los países en vías de desarrollo pongan énfasis en el desarrollo y la cooperación y mejoren el bienestar de los pueblos, lo que ha reflejado la generosidad y la responsabilidad de un gran país beneficiando al mundo.

De cara al futuro, China seguirá poniendo el corazón del pueblo como prioridad y tomando los intereses universales como el objetivo, promoviendo el desarrollo global junto con la comunidad internacional hacia la nueva era a fin de beneficiar a todos los pueblos del mundo. 

 

Con la tecnología de Blogger.