Featured

8/recent

La visita de Pelosi a Taiwán será destrozada por la historia como papel de desecho

agosto 05, 2022


Editorial de Global Times 

 

El miércoles por la tarde, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, salió de la isla china de Taiwán y voló a Corea del Sur. Durante su estancia de 19 horas en Taiwán, Pelosi y Tsai Ing-wen realizaron un "doble acto", cada una con sus propios pensamientos ocultos. Sus comentarios parecían las mismas viejas líneas que habían ensayado muchas veces antes. Se halagaban mutuamente y parecían eufóricas e inspiradas. Esto parecía no solo extraño sino también feo en el contexto de las tensiones en el Estrecho de Taiwán.

Para mostrar su fuerte apoyo a la isla, Pelosi declaró que Estados Unidos "apoya a Taiwán". Probablemente quería impresionar al mundo como una persona de 82 años que "ofrecía apoyo" a Taiwán a pesar del peligro, una forma de encubrir el mal propósito de su visita. Esto nos recuerda un fenómeno común en la comunidad internacional en los últimos años: aquellos a los que apoyan algunos políticos estadounidenses van a tener problemas.

Como la tercera política estadounidense de más alto rango, Pelosi declaró descaradamente que Estados Unidos "no abandonará su compromiso con Taiwán", una violación de los compromisos políticos serios de Washington con China. ¿Dónde está la credibilidad nacional de EEUU? Si bien Pelosi ha afirmado su oposición a los "esfuerzos unilaterales para cambiar el statu quo", ha tomado la iniciativa de provocar problemas por sus propios intereses políticos, incitando imprudentemente a las fuerzas de la "independencia de Taiwán" e incluso clamando que espera que su viaje "allane el camino para otras visitas de legisladores estadounidenses". ¿Cómo podría esto no cambiar el statu quo?

Además, Pelosi adoptó la postura de que está dispuesta a trabajar con Taiwán para "hacer frente a los desafíos externos", en realidad estaba solicitando a la autoridad del Partido Democrático Progresista (DPP) de la isla que le rindiera homenaje de forma disfrazada. Ella está vaciando Taiwán mientras lo pone en un barril de pólvora. En cierto sentido, la visita de Pelosi a Taiwán es casi como cincelar.

Obviamente, los ojos de Pelosi siempre están puestos en cuántos beneficios políticos internos le traerá este movimiento. Tsai necesita demostrar que se siente halagada, pero es difícil para ella no pensar en el precio que pagará la autoridad del DPP después de que Pelosi regrese a EEUU. Esta inquietud y ansiedad no se aliviarán, sino que continuarán extendiéndose e intensificándose, convirtiéndose eventualmente en la desesperación colectiva de las fuerzas independentistas de Taiwán frente a la tendencia general de reunificación a través del Estrecho.

Para Pelosi, a quien le queda poco tiempo en su carrera política, esta visita ha satisfecho en gran medida su vanidad. Recibió el "trato de honor" como una "emperatriz viuda". Cuando los medios de comunicación de las fuerzas independentistas describieron la elección de hotel de Pelosi, incluso utilizaron la frase "elección imperial". Además, véase lo detallista que fue Tsai cuando se reunió con Pelosi, inclinándose. Dejando de lado las sucias acciones de los secesionistas de Taiwán que se convirtieron en traidores para obtener ganancias personales, su servilismo solo es suficiente para clavarlos en el pilar de la vergüenza en la historia.

Pelosi es una política muy típica en Washington, arrogante, paranoica y con ganas de montar un espectáculo. Probablemente muchas personas aún recuerden la escena en la que rompió públicamente su copia del discurso del Estado de la Unión del entonces presidente Trump en 2020. Incluso declaró de manera llamativa que lo rompió porque era un "manifiesto de falsedades". Sus mentiras en Taipei también serán destrozadas sin piedad por la historia.

En la larga carrera política de Pelosi, estos casos no son raros. Ha interpretado principalmente el papel de quisquillosa. En otras palabras, ella no aspira a ser constructiva en absoluto, ni a tomar en consideración el panorama general. Tal figura, que hizo la vista gorda ante la oposición de todos los partidos, la paz y la estabilidad del Estrecho de Taiwán, insistió en ir a la isla para montar un espectáculo de payasos. El hecho de que una persona tan mezquina pueda incluso convertirse en el político número 3 en Washington es bastante impactante para la gente.

Vale la pena señalar que esta vez muchos políticos republicanos, como Mike Pompeo y Marco Rubio, incitaron vigorosamente y formaron un ruido bipartidista anti-China. Esto provocó escrúpulos en la Casa Blanca, temerosa de ser criticada por ser "blanda con China", y complació la visita de Pelosi a Taiwán. De hecho, la política de EEUU hacia China ha sido secuestrada por una atmósfera tan distorsionada que el pragmatismo y la racionalidad tienen que retroceder significativamente. Las palabras y los actos radicales, arrogantes y arriesgados se han vuelto desenfrenados.

Lo que es ridículo es que después de complacer el provocativo viaje de Pelosi, Washington le pidió a China que no intensificara las contramedidas. Qué petición tan arrogante y patética. Como Washington tiene cada vez menos palancas para reprimir a China, la cuestión de Taiwán es casi el único tema que puede utilizar, lo que, sin embargo, también es en vano. La visita de Pelosi ha confirmado al mundo que Estados Unidos es el mayor destructor de la paz en el Estrecho. Cualquier contramedida que adopte China está justificada y es necesaria. Esto acelerará objetivamente el proceso de reunificación de China.

La serie de ejercicios militares de la parte continental para contrarrestar la escalada de colusión entre Estados Unidos y Taiwán formará de hecho un bloqueo temporal de la isla de Taiwán. Algunos secesionistas de Taiwán ya han comenzado a calcular cuántos días puede durar su gas natural. ¿A Pelosi, que se jactaba de "solidaridad" mientras estuvo en Taiwán, le importa? ¿Quién cree que habrá "buenos amigos" para rescatarlos cuando la "independencia de Taiwán" llegue a un callejón sin salida? Solo serán abandonados como peones. 

 

Poner el corazón del pueblo como prioridad y tomar los intereses universales como el objetivo

junio 29, 2022


HE YIN 

En la tarde del 24 de junio, el presidente Xi Jinping presidió un diálogo de alto nivel sobre desarrollo global desde Beijing y pronunció un discurso de apertura, discutiendo planes de desarrollo global con líderes de países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y líderes de mercados emergentes y países en vías de desarrollo relevantes. En esta ocasión, abogó por el establecimiento conjunto de un modelo de desarrollo global caracterizado por las ventajas como el equilibrio, la coordinación y la inclusión, la cooperación de ganar-ganar y la prosperidad común, y por aunar la confianza y la fuerza necesarias para lograr esa prosperidad común.

"Creo profundamente que solo el desarrollo continuo puede hacer realidad el sueño de las personas de una vida saludable y una sociedad pacífica". El presidente Xi Jinping explicó la importancia del desarrollo para la sociedad humana basándose en su experiencia personal, demostrando plenamente los sentimientos de la gente y la responsabilidad histórica de los líderes de los principales países. En los últimos años, una serie de importantes conceptos y programas propuestos por China han jugado un papel cada vez más importante en la causa del desarrollo global.

En 2015, el jefe de Estado chino asistió a la Cumbre de las Naciones Unidas para el Desarrollo, y enfatizó que "la clave del desarrollo debe ser agarrada con firmeza" y juntos abrir un camino de desarrollo justo, abierto, integral e innovador, anunciando la creación de un "Fondo de Asistencia para la Cooperación Sur-Sur", así como toda una serie de otras medidas importantes en la promoción del desarrollo global.

En 2021, en respuesta a la creciente brecha de desarrollo entre el Norte y el Sur, la falta de impulso para la cooperación internacional para el desarrollo y la creciente marginación de los temas de desarrollo en la agenda internacional, el presidente Xi Jinping propuso la Iniciativa para el Desarrollo Global a la Asamblea General de la ONU para presionar a la comunidad internacional para que se vuelva a centrar en las cuestiones de desarrollo, proporcionando importantes bienes públicos con el fin de resolver los problemas de desarrollo.

El diálogo de alto nivel sobre desarrollo global, realizado esta vez en China, marca el inicio de la Iniciativa para el Desarrollo Global. El presidente Xi Jinping enfatizó en la reunión de diálogo que todas las partes deben construir conjuntamente un consenso internacional sobre la promoción del desarrollo, crear conjuntamente un entorno internacional propicio para el desarrollo, cultivar conjuntamente un nuevo impulso para el desarrollo mundial y construir conjuntamente una asociación mundial para el desarrollo. Estas propuestas abordan los principales desafíos a los que se enfrenta la causa actual del desarrollo global y señalan el camino a seguir para que se reanude la cooperación internacional para el desarrollo.

Los líderes de los países que participan en el diálogo elogiaron las explicaciones detalladas del presidente Xi Jinping sobre la cooperación mundial para el desarrollo y destacaron que la iniciativa de China responde a las preocupaciones y necesidades de un gran número de países de desarrollo y conduce a la construcción de un consenso internacional, movilizando los recursos del desarrollo y acelerando la implementación de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible.

La sociedad humana actual se encuentra en una coyuntura crítica en su dirección, y la causa del desarrollo global se enfrenta a muchos riesgos y desafíos nuevos. Algunos países han politizado y marginalizado los temas del desarrollo, construido "un patio pequeño con vallas altas", impuesto sanciones máximas, y provocado la división y la confrontación. Este tipo de prácticas han tenido un impacto en el sistema económico mundial, y permitir que se desarrollen solo conducirá a una situación perjudicial para todos que corre el riesgo de destruir los logros de décadas de esfuerzos de cooperación económica internacional. Además, los pueblos de todos los países pagarán un alto precio.

Frente a situaciones graves y complejas, los mercados emergentes y los países en vías de desarrollo necesitan aún más fortalecer la solidaridad y la cooperación, forjar vínculos y hacer todo lo posible para poner el desarrollo en el centro de la agenda internacional, construir una economía global abierta, construir un sistema de gobernanza mundial y un entorno institucional más justo y razonable, y garantizar que ningún país o individuo se quede atrás.

China siempre ha contribuido al desarrollo global y se adhiere a la promoción de la cooperación para el desarrollo global a través de acciones prácticas. En el Diálogo de Alto Nivel sobre Desarrollo Global, el presidente Xi Jinping anunció medidas importantes para que China lleve a la práctica la Iniciativa para el Desarrollo Global, que incluyen transformar el Fondo de Asistencia para la Cooperación Sur-Sur en el Fondo para el Desarrollo Global y la Cooperación Sur-Sur, aumentar la aportación al Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para la Paz y el Desarrollo, establecer un centro de promoción del desarrollo global, publicar el Informe de Desarrollo Global, y establecer una red global de conocimientos para el desarrollo, etc.

El diálogo también publicó una lista de resultados de 32 iniciativas, que cubren ocho áreas, a saber, alivio de la pobreza, seguridad alimentaria, control de epidemias y vacunas, financiación para el desarrollo, cambio climático y desarrollo verde, industrialización, economía digital y conectividad en la era digital, incluyendo el establecimiento de una alianza de asociación global para la lucha contra la pobreza y el desarrollo, el lanzamiento de una acción especial para promover la producción de alimentos y el establecimiento de una alianza internacional para la innovación de vacunas y la cooperación en investigación y desarrollo.

China espera con interés trabajar con todas las partes para aplicar los resultados del diálogo, abrir la base de datos de proyectos en la que participen todas las partes y promover vigorosamente la aplicación acelerada del programa de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible para 2030.

Como dicen los poemas chinos: “La majestuosidad de las sierras se manifiesta en el pico principal”, “A pesar de las nubes revueltas que pasan, los robustos pinos permanecen incólumes.” China promueve activamente que los países BRICS, los mercados emergentes y los países en vías de desarrollo pongan énfasis en el desarrollo y la cooperación y mejoren el bienestar de los pueblos, lo que ha reflejado la generosidad y la responsabilidad de un gran país beneficiando al mundo.

De cara al futuro, China seguirá poniendo el corazón del pueblo como prioridad y tomando los intereses universales como el objetivo, promoviendo el desarrollo global junto con la comunidad internacional hacia la nueva era a fin de beneficiar a todos los pueblos del mundo. 

 

La iniciativa de EEUU no puede igualar a BRI en América Latina, ya que los países dan la bienvenida a la cooperación, no a la confrontación ideológica

junio 10, 2022


Diario del Pueblo 

 

La Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés) propuesta por China ha logrado un progreso constante en América Latina durante los últimos tres años, lo que ha traído beneficios concretos a las economías socias con su enfoque centrado en las personas, dijeron expertos chinos el miércoles.

Los analistas dijeron que la creciente influencia de BRI en América Latina ha mostrado que la cooperación y la inclusión han superado la confrontación y la división en la región, al contrario que la iniciativa de contrapeso liderada por EEUU en la Cumbre de las Américas, que ha logrado poco apoyo.

Según se informa, EEUU planea presentar un nuevo plan llamado "Asociación de las Américas para la Prosperidad Económica", algo así como una actualización de la iniciativa “Crecimiento” en las Américas de la era Trump, que según los expertos imita a la BRI para competir por la influencia, en la Cumbre de las Américas celebrada en Los Ángeles esta semana.

Sin embargo, la decisión de Estados Unidos de excluir a Cuba, Venezuela y Nicaragua de la cumbre ha generado críticas, y el presidente de México decidió saltarse el evento.

Los analistas dijeron que, aunque el plan “Crecimiento” en las Américas tiene como objetivo promover la inversión del sector privado en proyectos de energía e infraestructura, Estados Unidos carece de la complementariedad económica necesaria y tiene recursos financieros limitados. El resultado: el crecimiento en las Américas no ha producido ningún resultado tangible en los últimos tres años. En consecuencia, el entusiasmo inicial de los países latinoamericanos se ha desvanecido.

A pesar de la pandemia de COVID-19 que afectó fuertemente a la economía global, la BRI aún logró avances concretos desde 2020, siendo una característica importante la cooperación con los países latinoamericanos para combatir el coronavirus.

El Cuarto Puente sobre el Canal de Panamá de 1.520 millones de dólares y el proyecto de la Línea 1 del Metro de Bogotá de 5.000 millones de dólares en Colombia, dos proyectos emblemáticos de China Communications Construction Co (CCCC), un gigante de infraestructura chino conocido por construir muchos hitos de la BRI en todo el mundo, procedieron bien a pesar de la pandemia.

CCCC dijo en un comunicado el miércoles que después de décadas de esfuerzos en el mercado sudamericano, el servicio de dragado SDC de la compañía se ha expandido a Brasil, Argentina, Uruguay y Panamá y brinda a los clientes locales una alternativa de bajo costo en un mercado anteriormente dominado por empresas europeas.

El servicio de dragado de la compañía para el Puerto de Paranagua, el segundo puerto más grande de Brasil, aseguró que el puerto fuera un punto brillante para las exportaciones en 2021, dijo la compañía.

En un comunicado del miércoles, China Railway Construction Corp (CRCC) dijo que está trabajando en varios proyectos importantes en países de América Latina.

En mayo, CRCC firmó un contrato de construcción para un nuevo puente sobre el río Demerara en la capital de Guyana, Georgetown, aumentando la eficiencia del tráfico fluvial en un 75% y el tráfico vial en un 100%.

La compañía también trabaja en un tramo de 195 kilómetros de la Carretera N° 5 de Chile, que será la primera carretera de Chile equipada con un sistema de peaje totalmente automatizado y una de las mayores obras de infraestructura del país, así como el Hospital General de Arima, uno de los hospitales más grandes y avanzados de Trinidad y Tobago.

Estos grandes proyectos emprendidos por grandes empresas estatales chinas van acompañados de una larga lista de empresas privadas chinas que invierten en América Latina.

La inversión china en América Latina, que es el segundo mayor destino de inversión en el extranjero de China, se situó en 450.000 millones de dólares a finales de 2021 y representó el 19% de la inversión directa china total en el extranjero, según mostraron datos del Ministerio de Comercio de China.

En 2022, la influencia de la BRI en América Latina ha experimentado un fuerte aumento. Nicaragua ingresó en un documento oficial sobre cooperación BRI en enero, seguida de Argentina en febrero.

Song Junying, director del Departamento de América Latina y el Caribe del Instituto de Estudios Internacionales de China, dijo que participar en proyectos masivos de infraestructura nunca ha sido la especialidad de EEUU.

Los analistas dijeron que el hecho de que EEUU tenga su propio plan económico para cooperar con los países de la región y cierta competencia benigna puede ayudar a mejorar la calidad de los proyectos BRI, pero si EEUU intenta estigmatizar la BRI e intenta obligar a los países a elegir bando, el país norteamericano está condenado a darse contra la pared ya que los países están hartos de los intentos de politizar los asuntos económicos y provocar confrontaciones ideológicas.

"El clima político entre China y los países latinoamericanos, así como las estructuras económicas altamente complementarias, significa que los países latinoamericanos no elegirán bandos ni se unirán a algunos clubes exclusivos que Estados Unidos establece para competir contra China", dijo Song.

En 2021, el comercio entre China y los países latinoamericanos superó los 450.000 millones de dólares, alcanzando un nuevo máximo y creciendo un 40% desde 2020.

Song dijo que, en el mundo posterior a la pandemia, los países latinoamericanos tienen una determinación más fuerte para elegir sus propios caminos de desarrollo, sin importar si EEUU ve a América Latina como su "patio trasero" o "patio delantero".

Song dijo que, si bien un enfoque creciente de BRI está en proyectos que son pequeños y hermosos, los grandes proyectos de infraestructura siguen siendo la tarjeta de presentación de China, algo que otras partes no pueden proporcionar. 

 

[Imagen: Pabellón de Importación de América Latina en la Zona de Libre Comercio Waigaoqiao de Shanghai, la primera zona de libre comercio establecida en China. El centro comercial también es una extensión de la CIIE, ya que muchos de los productos exhibidos en la primera exposición a nivel nacional con temas de importación del país se venderán aquí. Foto: Yang Hui/GT]

La violencia de armas, una pandemia provocada por EEUU

mayo 17, 2022

 XI PU 

 

En abril de 2021, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, exigió al Senado que refuerce el control de las armas de fuego y que deje de "aceptar" un tipo de violencia que "se ha convertido en una pandemia".

Un año después, tan solo un día después de la promulgación de un nuevo decreto de control de armas, un tiroteo masivo irrumpió el trajín del metro de Nueva York, dejando un caos enorme y decenas de heridos. Esta "sorpresiva" bofetada a la credibilidad de la Administración Biden no es más que la triste normalidad de una pandemia artificial tan propia como arraigada de EEUU.

UNA PANDEMIA ENRAIZADA DE EEUU

EEUU es, desde hace ya tiempo, el país con mayor cantidad de armas de fuego del mundo. De acuerdo con las cifras mencionadas en el libro "Tráfico de armas y violencia: De la red global al reto de seguridad local", editado en 2021, en Estados Unidos cada 14 minutos hay un muerto por armas de fuego y cada 25 horas, un tiroteo masivo. Y desde siempre, las leyes y reglamentos de este país sobre el control de armas han sido bien laxos.

La cultura de armas de EEUU nació con la ratificación de la Segunda Enmienda de su Constitución, que protege el derecho del pueblo estadounidense a poseer y portar armas. Sin embargo, con el transcurrir del tiempo, la defensa de este derecho ha sido llevada al extremo y distorsionada de manera deliberada, mientras la cultura de armas ha devenido, según The New York Times, en una "cultura de matar".

Y al final, el único derecho que se ha logrado defender es el de todos para disparar contra todos, haciendo que la violencia de armas se haya convertido en la causa número uno de las muertes por traumatismo en el país.

UNA PANDEMIA ARTIFICIAL

En EEUU no faltan esfuerzos por atajar la violencia de armas. Sin embargo, el control de armas se ha convertido en una patata caliente tan sensible que ningún político en su "sano juicio" quiere abordar verdaderamente.

Entretanto, la gran mayoría de las iniciativas y decretos termina en papel mojado en medio del tira y afloja entre diferentes cálculos electoralistas y económicos.

Por ejemplo, la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), acérrima organización opositora a la regulación de armas, es considerada como la fuerza lobbista más poderosa en el Capitolio.

Sumergida ya en innumerables escándalos y litigios judiciales, en 2021 la NRA pretendió declararse en bancarrota y trasladarse a Texas, mediante la creación de una sociedad denominada Sea Girt LLC a finales de 2020.

Aunque la NRA se vista de seda, NRA se queda. Este artilugio legal jamás hará desaparecer su formidable poder de bloquear cada pieza de legislación sensata para la prevención de la violencia armada propuesta a cualquier nivel, sea local, estatal o federal.

La NRA categoriza a todos los congresistas del rango A al F en función de su actitud sobre el control de armas. Con esta clasificación, las posturas más proarmas son mejor apoyadas por la NRA. Según las estadísticas de la CNN en 2018, 307 de los 535 congresistas estadounidenses han recibido contribuciones electorales desde la NRA y sus organizaciones afiliadas o se han beneficiado de sus campañas publicitarias.

UNA PANDEMIA LETAL

El cóctel de la pandemia de COVID-19 y una catastrófica respuesta antiepidémica es más que suficiente para formar una tormenta perfecta sobre la ya frágil y fragmentada sociedad estadounidense. La agudización de la desigualdad, división social y odio racial ha servido como caldo de cultivo para una mayor ola de violencia, que, a su vez, refuerza la precaución de la ciudadanía para protegerse con armas de fuego.

De ahí nace un círculo vicioso en que la violencia y la proliferación de armas se exacerban mutuamente.

En EEUU, a la par con la subida vertiginosa del número de muertes por COVID-19, el número de fallecidos por la pandemia de la violencia de armas no deja de batir nuevos récords. Según Gun Violence Archive, el 2021 se cerró con 44.816 muertes por armas de fuego en EEUU, convirtiéndose en el año más letal en esta materia en la historia del país. Y más aún, todo indica que la cifra del 2022 va a superar a la del 2021.

UNA PANDEMIA EXPORTADA

Esta pandemia artificial originada en EEUU ha causado incluso mayores estragos en sus vecinos del sur.

De acuerdo con las cifras publicadas en el libro "Tráfico de armas y violencia: De la red global al reto de seguridad local", en Haití y las Bahamas el 98 por ciento de las armas ilegales proviene de EEUU, y este porcentaje alcanza el 50 por ciento en Centroamérica.

Además, el flujo ilegal de armas de EEUU también ha sido reconocido por la ONU como un gran reto para Colombia.

En agosto de 2021, el Gobierno de México presentó una demanda civil ante el Tribunal Federal de Boston contra 11 empresas de producción y distribución de armas en EEUU, a las cuales acusa de emprender "prácticas comerciales, negligentes e ilícitas, que facilitan el tráfico ilegal de armas a México".

Hace semanas, el Dr. Anthony Fauci, principal asesor médico del presidente Biden, afirmó en un programa televisivo que EEUU "ya está fuera de la fase de pandemia", aunque corrigió días después que "de ninguna manera esto significa que la pandemia haya terminado".

De igual manera, cabría preguntar: ¿Cuándo va EEUU a acabar con la pandemia de la violencia de armas dentro y más allá de sus fronteras? 

 

(*) Xi Pu es observador de asuntos internacionales en Beijing

Con la tecnología de Blogger.