Featured

8/recent

La flota del Dragón es imbatible en el mar del Sur de China

julio 09, 2020

RAÚL ZIBECHI 


El mar del Sur de China, región estratégica para el comercio internacional, es el punto más caliente del planeta, allí donde puede surgir una guerra entre dos grandes potencias.

El 4 de julio, fiesta nacional en EEUU, el Pentágono decidió enviar dos portaviones, el USS Ronald Reagan y el USS Nimitz, a la zona marítima donde China realizaba ejercicios militares anunciados tiempo atrás, del 1 al 5 de julio.

Para la Casa Blanca se trataba de "enviar una señal clara a nuestros socios y aliados de que estamos comprometidos con la seguridad regional y la estabilidad", ya que las maniobras chinas se realizaron en el entorno de las Islas Paracelso, en disputa entre China, Vietnam y Taiwán.

En los hechos, las dos mayores marinas de guerra del mundo han llevado a cabo simultáneamente ejercicios militares en un mismo espacio, con grandes despliegues de barcos que amenazan con arrastrar a la región hacia un conflicto entre superpotencias de incalculables consecuencias.

El presidente del Instituto Nacional de Estudios del Mar del Sur de China, Wu Shicun, escribió un artículo editorial en Global Times recordando que había hecho una predicción en enero de 2020, diciendo que este año sería un punto de inflexión en el mar del Sur de China, ya que la situación regional pasaría de "estabilizarse y mejorar" a una situación de "turbulencia".

El analista recuerda que en mayo pasado EEUU amenazó con "aumentar la presión pública" contra China y que a fines de junio envió a los grupos de ataque de portaviones Nimitz y Ronald Reagan para simulacros dobles en el mar de Filipinas.

El editorialista de Global Times asegura también que EEUU mantiene una actitud "agresiva y provocadora sin precedentes en la región", que la potencia es la mayor amenaza para la paz y la estabilidad y que está "militarizando esta tranquila región".

Como sucede en otras áreas del planeta, y recientemente en la frontera entre la India y China, considera que es probable que EEUU "haya estado instigando en secreto" a varios países de la región "para provocar a China con movimientos unilaterales imprudentes".

Por otro lado, China no ha dejado pasar la oportunidad para enseñar que el Ejército Popular de Liberación de China (EPL) tiene el control del mar del Sur de China y que cuenta con "una amplia selección de armas de portaviones como los misiles asesinos de portaviones DF-21D y DF-26".

Por otro lado, el experto militar chino Song Zhongping, dijo a Asia Times que "no es realista que Estados Unidos libre una guerra contra China con solo dos portaviones en el mar del Sur de China, y es muy poco probable que las dos partes puedan provocar un conflicto accidentalmente debido a los simulacros". En Beijing se considera que las maniobras de EEUU tienen poco vuelo y más que a China se dirigen a sus propios aliados.

Sin embargo, en el corto plazo, EEUU ha conseguido impresionar a algunos aliados en la región, como quedó de manifiesto en la reciente cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). En ese foro, aparecieron críticas de importantes países de la región, como Vietnam y Filipinas, que han mejorado sus relaciones con EEUU y están más distanciados de Beijing.

Pero el centro del debate está en la creciente potencia militar naval de China, que no deja de crecer por dos razones básicas: los dirigentes de Beijing parecen estar convencidos de que tarde o temprano un enfrentamiento militar con EEUU es inevitable y porque tienen la mayor capacidad industrial del planeta como para construir buques de guerra a una velocidad inigualable.

China construyó tres naves de "asalto anfibio pesado" en apenas un año, algo imposible de igualar por ninguna otra potencia. Se trata de los buques Clase 075, equiparables a portaviones medianos que desplazan 40.000 toneladas, "comparable al portaviones nuclear francés Charles De Gaulle, con mucho el portaviones más capaz presentado por una potencia europea continental", según el portal Military Watch Magazine.

Estos buques son similares a la Clase Wasp de la Armada de los EEUU, puedan transportar vehículos blindados, helicópteros de ataque y aerodeslizadores, lo que los convierte en "adecuados para operaciones ofensivas, ya sea realizando un desembarco en la playa en islas en disputa o contra territorio enemigo". En suma, son los buques ideales para el combate en el Mar del Sur de China.

El 25 de setiembre de 2019 botaron el primer buque de asalto Clase 075. El 22 de abril de 2020 el segundo. Esta semana se supo que esos buques están comenzando a desplegar helicópteros de asalto no tripulados y, a la vez, trascendió que "un tercero está a punto de ser lanzado", ya que "China se ha convertido en un líder mundial en tecnologías de drones en los últimos años".

Para 2025, en apenas cinco años, China contará con siete portaviones en total, sumando los tres Clase 075 medianos y los cuatro de gran tamaño, dos de ellos ya botados y dos más en construcción.

Sin embargo, la nave destinada a cambiar la relación de fuerzas en el Pacífico no serán los portaviones sino los destructores Tipo 055, de los que ya ha lanzado cinco y completará su flota con ocho, destinados a escoltar a los portaviones. Según los analistas, estos buques son "los destructores más capaces en servicio en cualquier parte del mundo, y despliegan la suite de armamentos más grande y posiblemente la más sofisticada del mundo".

Desplazan 13.000 toneladas e incorporan un sistema de lanzamiento vertical (VLS) con 112 lanzadores que disparan misiles tierra-aire, antibuque, antisubmarino y de ataque terrestre, y despliega una combinación de diez tipos de misiles diferentes. "Esto proporciona a los destructores chinos y sus contingentes lo que probablemente sea la mejor protección contra ataques aéreos y de misiles en el mundo".

La nueva generación de destructores comenzó a fabricarse en 2018 y se están botando a razón de tres por año, más otros tres algo más livianos de la Clase 052. La capacidad industrial de China le permite construir el mejor destructor del mundo con una velocidad de fabricación que está produciendo "la expansión naval más rápida de la historia", lo que le permitirá al Dragón "superar cuantitativamente la flota de destructores de la Armada de EEUU antes de 2025".



[Imagen: Portaaviones chino Liaoning]


Reducción de pobreza en educación: 30 años del Proyecto Esperanza en China

julio 06, 2020

YU MAN y LI XIAOKE 


A lo largo de la historia humana, los pueblos de todo el mundo quieren dejar atrás la pobreza preconizando y experimentando caminos distintos. Hace más de 100 años, un político, economista e historiador español, Joaquín Costa, sintetizó contundentemente sus fórmulas con ¨Escuela y despensa¨ para luchar contra la pobreza y el analfabetismo, así como contra la desnutrición, de ahí la consigna. Hoy día, China, el país más poblado del mundo, consiguió mucho en “despensa y escuela”. Unos 800 millones de chinos salieron de la pobreza en menos de 40 años. Y en la reducción de analfabetismo es innegable el mérito del Proyecto Esperanza que ya lleva 30 años. Fue iniciado en 1989 por la Fundación China del Desarrollo Juvenil (FCDJ) y es un programa benéfico no gubernamental cuya misión y meta es combatir la pobreza con foco en la miseria infantil rural para cubrir las necesidades de los estudiantes pobres y vulnerables material y espiritualmente.

Hasta hoy día, se ha logrado mucho y se observa más participación popular. Más del 63,5% de la población china ha tomado parte o realizado contribuciones en diversos modos. Con más de 15 mil millones de yuanes (unos 2,2 mil millones de dólares) de donaciones nacionales y extranjeras, el proyecto ha renovado y construído más de veinte mil escuelas primarias para acomodar a los alumnos con dificultades económicas y ha financiado la educación de unos seis millones de estudiantes rurales. Con sus prácticas sociales, el Proyecto Esperanza demostró ser un camino factible con peculiaridades chinas hacia el desarrollo de educación sostenible. Si volvemos la vista, podemos decir que el Proyecto Esperanza ha experimentado tres periodos:

INICIO Y CRECIMIENTO: 1989-2004

A finales del siglo XX, China tenía muy bajo su PBI per cápita. Unos 80 millones de habitantes del área rural se encontraban bajo el nivel de pobreza. Por la escasez económica, la educación de China no podía satisfacer las necesidades de todos los niños. En marzo de 1989, el Comité Central de la Liga de la Juventud Comunista de China estableció la Fundación China del Desarrollo Juvenil, organización nacional sin fines de lucro, para ayudar a los jóvenes en sus capacidades y a mejorar el ambiente para su desarrollo. Poco después, la fundación creó el Proyecto Esperanza, cuya meta era garantizar que todos los niños en zonas rurales tuvieron la oportunidad de ir a la escuela. Nuestro líder Deng Xiaoping apoyó el proyecto, hizo su donación e inscribió del Proyecto Esperanza en chino. En esa etapa, las principales actividades eran la construcción de escuelas primarias y subsidiar a estudiantes.

La primera Escuela Primaria Esperanza se fundó en mayo de 1990 en Jinzhai, provincia de Anhui. El hecho marcó un hito en la historia del desarrollo del Proyecto Esperanza, en cuya evocación se recuerda un par de ojos inolvidables: los de la pobre niña Su Mingjuan. En mayo de 1991, ella, estudiante de primer curso en escuela primaria en el condado de Jinzhai, fue entrevistada por el diario China Youth Daily. La foto de ella con grandes ojos aspirantes a ir a la escuela. La foto, que se extendió por todo el país, impresionó a innumerables chinos. En poco tiempo, se la consideró la imagen simbólica del Proyecto Esperanza.

CONSOLIDACIÓN Y TRANSICIÓN: 2005-2014

En 2005, un año antes de la promulgación de la nueva Ley de Educación Obligatoria, se efectivizaron las "dos exenciones y un subsidio" en la etapa de educación obligatoria en toda China. Los gobiernos central y local asignaron 7.200 millones de yuanes en las regiones central y occidental. Y la FCDJ hizo ajustes necesarios y amplió los servicios del Proyecto.

Desde 2007, La FCDJ cambió el modelo de ayuda simple por otro nuevo "ayuda - autodesarrollo", ampliando la prestación social del Proyecto Esperanza. Es decir que mientras seguía recaudando fondos para estudiantes desfavorecidos y construyendo escuelas rurales, comenzó a ayudar a los estudiantes a autodesarrollarse en varios aspectos. A base de becas, se aumentan los programas de capacitación tales como acciones voluntarias para el Proyecto Esperanza, trabajo-estudio, prácticas sociales, etc. Además se crean muchos tipos de actividades para realizar la meta de la ayuda financiera-autodesarrollo.

El proyecto pone énfasis en capacitar a los educadores en escuelas rurales con nuevas ideas educativas, nuevos cursos, nuevas tecnologías aplicadas a la enseñanza y ética. El objetivo es lograr que los propios educadores sean capaces de renovar sus métodos y tengan aspiraciones académicas. Se crea así el Premio Jardinero Proyecto Esperanza a maestros rurales que hayan alcanzado grandes resultados.

La FCDJ logró que muchas empresas colaboren también, como Ping’an Insurance, Samsung China, YumChina, Air China, IHG, entre otras, colaboradoras y testigos del desarrollo del proyecto y a la vez participantes en realizar programas benéficos para ayudar a los jóvenes. Estas actividades de caridad son cada vez más habituales. Desde 2011, la FCDJ fue cambiando la manera de ofrecer sus ayudas financieras priorizando las zonas más remotas. Por ejemplo, seleccionó unos distritos como Wufeng, de la provincia de Hubei, y la región de Liangshan para programas clave. Fue así como transformó el modo de ayudas financieras disperso y descentralizado en uno intensivo y centralizado.

NUEVA ERA Y MISIÓN: 2015-2019

En 2015, el Gobierno Central subrayó la necesidad de esforzarse para que en 2020 se terminara con la pobreza rural, según los estándares nacionales vigentes. Para ayudar a los pobres, lo primero es la educación. El presidente Xi Jinping subraya: “debemos promover la reducción de la indigencia mediante el desarrollo de educación con acciones afinadas en la prestación de ayudas, centrarnos en ayudar a los niños pobres a recibir educación y bloquear la transmisión intergeneracional de la pobreza, para que cada niño tenga confianza en sí mismo y tenga esperanza en el futuro”.

En 2016, en el marco de esa lucha contra la pobreza, la FCDJ lanzó el programa de la ayuda financiera para estudiantes y dio prioridad a la educación en las áreas y entre las familias más pobres al distribuir recursos públicos. Los puntos clave de ese programa son su estrictez, exactitud y eficiencia. Se manifiestan en la ayuda financiera para estudiantes como medida principal, la estricta selección de estudiantes beneficiarios, el establecimiento del completo archivo de los hogares pobres y la administración extremadamente cuidadosa. Los resultados fueron notables.

En 2017, la FCDJ dedicó unos 200 millones de yuanes específicamente a la actuación afinada en la prestación de ayuda contra la pobreza. En el período clave de ganar resueltamente la batalla contra la pobreza, no se puede eludir la responsabilidad del Proyecto Esperanza al ayudar a aliviar la pobreza y construir escuelas primarias.

INTERNACIONALIZACIÓN

La FCDJ da importancia a la internacionalización del Proyecto Esperanza. En 2010, lanzó el Proyecto Esperanza para África y firmó un preacuerdo de Asistencia y Cooperación de Escuela Esperanza con Tanzania, Kenia, Namibia, Burundi y Ruanda, países identificados por la ONU como más atrasados. En marzo de 2011 se llevó a cabo la ceremonia de inauguración de la primera Escuela Primaria Esperanza en Mosoga, Tanzania, con lo que el proyecto dio su primer paso firme. A finales de 2014, se han establecido 23 Escuelas Primarias Esperanza en África. Y también se incluyó a Angola con el modelo de un Colegio Vocacional de BN, que ofrece capacitación gratuita para talentos locales brindando esperanza a los jóvenes.

En la actualidad, la pobreza, la desigualdad y el desequilibrio son cuestiones mundiales. Con la aprobación de los Ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2000 y la Declaración de Incheon para la Educación 2030 en 2015, el mundo asumió un firme compromiso. La iniciativa “Educación para Todos” demuestra la buena voluntad. Lo más importante es ponerla en práctica. El Proyecto Esperanza constituye acciones reales muy efectivas para luchar contra la desigualdad y las diferencias en la educación y para auxiliar a los estudiantes pobres y vulnerables. Su ideal es sencillo: no dejar a ningún niño abandonar la escuela o ser abandonado por la educación pública debido a la pobreza.



[Imagen: "Los Ojos Grandes" (大眼睛) de Su Mingjuan, de la serie fotográfica “Aspiro a ir a escuela” del Proyecto Esperanza]

La represión política de Estados Unidos se desvía del propósito de los derechos humanos

julio 04, 2020

ZHONG SHENG 


El 30 de junio, en la 44ª reunión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Cuba hizo una declaración conjunta en nombre de 53 países en apoyo a la Ley de Seguridad Nacional de la República Popular de China para la Región Administrativa Especial de Hong Kong. "La ley de seguridad nacional pertenece al poder legislativo nacional, al igual que en cualquier otro país del mundo. No se trata de un problema de derechos humanos y no debe discutirse en el Consejo de Derechos Humanos". "Creemos que todos los países tienen el derecho de aprobar una legislación para mantener la seguridad nacional y se deben apreciar las medidas tomadas para este fin"...

Esta es la voz de la justicia de la comunidad internacional, que efectivamente contrarresta las malas prácticas recientes de Estados Unidos y otros países occidentales al interferir en los asuntos internos de China a través de cuestiones de derechos humanos. Es una norma básica y un principio importante de la Carta de las Naciones Unidas que no se debe interferir en los asuntos internos de otros países soberanos. Una voz tan justa muestra una vez más que la justicia es libre. No existe mercado para la represión política de otros países por cuestiones de derechos humanos. Además, la hegemonía y el doble rasero en cuestiones de derechos humanos solo conducirán a la injusticia.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece: Todos ejercemos nuestros derechos y libertades solo bajo las restricciones establecidas por la ley. El único propósito de determinar tales restricciones es garantizar el debido reconocimiento y respeto por los derechos y libertades de los demás, y adaptarse a las necesidades legítimas de moralidad, orden público y bienestar universal en una sociedad democrática. Como todos sabemos, desde junio del año pasado, las organizaciones que abogaban por la "independencia de Hong Kong" y la "autodeterminación" han incitado a los manifestantes.

Bajo la instigación de fuerzas externas, han pretendido convertir a Hong Kong en un lugar violento y han secuestrado a millones de personas con un interés propio extremista. El alboroto "privado" no solo conduce al colapso del tráfico, el cierre de tiendas y una vida de los ciudadanos llena de problemas, sino que incluso la vida más básica y la seguridad de la propiedad no pueden ser garantizadas. Ningún país permitirá que estos actos de violación de los derechos humanos sean ignorados y se dejen pasar.

Hong Kong es Hong Kong en China. A nadie le importa más la prosperidad y estabilidad de Hong Kong que al gobierno y al pueblo chino, que presta más atención al bienestar y los derechos de los compatriotas de Hong Kong. El estado de derecho es un símbolo del progreso de la civilización humana y una garantía para la realización de los derechos humanos. La Ley de Seguridad Nacional de la República Popular de China para la Región Administrativa Especial de Hong Kong estipula claramente los principios del estado de derecho, incluido el respeto y la protección de los derechos humanos. Esta legislación no solo no afecta a los derechos y libertades de los que disfrutan los residentes de Hong Kong de conformidad con la ley, sino que también permite que los derechos y libertades legales de los residentes de Hong Kong se ejerzan mejor en un entorno seguro.

Las medidas prácticas de China para salvaguardar los derechos nacionales, además de respetar y proteger los derechos humanos, merecen el respeto de la comunidad internacional. Bajo la máscara de los "derechos humanos", Estados Unidos y otros países occidentales están interfiriendo en la soberanía de China y sus asuntos internos. Esta es una represión política típica y una grave violación del derecho internacional y las reglas básicas de las relaciones internacionales.

Los comentarios sobre cuestiones de derechos humanos deben ser objetivos y justos, y pueden resistir la prueba de la historia. Los hechos han demostrado en repetidas ocasiones que China está constantemente resolviendo problemas de derechos humanos, y Estados Unidos está constantemente creando problemas de derechos humanos. Desde hace algún tiempo, algunos políticos estadounidenses han ignorado por completo sus propios registros inferiores de derechos humanos y han utilizado los llamados derechos humanos como una excusa para hacer retórica sobre temas que involucran a Hong Kong y Xinjiang. Tienen fines completamente políticos y un doble rasero.

Podríamos utilizar muchos ejemplos de los últimos dos meses para mostrar que Estados Unidos ignora los derechos a la vida y la salud de su pueblo, que considera que la justicia internacional no tiene valor, y olvida la moral y las responsabilidades de las grandes potencias. EEUU realmente no está calificado para hablar sobre los derechos humanos de otros países.

Justo el 19 de este mes, la 43ª reunión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó una resolución que condenaba enérgicamente a las agencias policiales estadounidenses a continuar cometiendo discriminación racial y violencia contra africanos y personas de ascendencia africana, especialmente tras la muerte de George Floyd y otros afroamericanos, y condenó aún más el racismo estructural en el sistema de justicia penal de Estados Unidos.

También este mes, Estados Unidos anunció que impondría sanciones económicas y restricciones de entrada en Estados Unidos a los funcionarios de la Corte Penal Internacional y sus familiares involucrados en la investigación de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad que involucran al personal militar y de inteligencia de Estados Unidos en la guerra en Afganistán. Un experto en derechos humanos de las Naciones Unidas emitió una declaración diciendo que la decisión sin precedentes del Gobierno de Estados Unidos de atacar y sancionar a personas de la Corte Penal Internacional es un ataque directo a la independencia judicial de la institución y también puede socavar el acceso de las víctimas a la justicia.

La crisis de derechos humanos expuesta por Estados Unidos en respuesta a la epidemia de COVID-19 es aún más alarmante. Se han reportado más de 2,6 millones de casos diagnosticados y cerca de 130.000 muertes. La tasa de mortalidad de las minorías étnicas y los grupos de bajos ingresos es mucho más alta que la de los grupos de personas de raza blanca. Philip Alston, experto en derechos humanos de la ONU, criticó: "Debido a la negligencia y la discriminación a largo plazo, las personas de bajos ingresos y pobres se enfrentan a un mayor riesgo de contraer COVID-19, y un gobierno federal caótico y centrado en los negocios ha fallado a los intereses de estos grupos de personas, que han quedado totalmente desatendidos".

Si bien la epidemia mundial aún es severa, Estados Unidos ha ignorado por completo los llamamientos de las agencias de derechos humanos de las Naciones Unidas y el ACNUR para suspender la repatriación forzada de decenas de miles de inmigrantes a países con malas condiciones médicas, lo que ha causado graves desastres de salud pública. Según un informe publicado por el gobierno guatemalteco en abril, casi una quinta parte de las nuevas infecciones por coronavirus del país "son de inmigrantes repatriados de Estados Unidos".

Algunos políticos estadounidenses usan los derechos humanos como una herramienta para la represión política de otros países, son saboteadores de la causa internacional de los derechos humanos y abandonan por completo el propósito de los derechos humanos. Si Estados Unidos realmente salvaguarda los derechos humanos, debería abandonar la mentalidad de Guerra Fría y dejar de utilizar los derechos humanos como una herramienta para lograr la hegemonía, enfrentar los problemas internos de derechos humanos y llevar a cabo un diálogo y cooperación sinceros en el campo de los derechos humanos. Esto está en línea con la tendencia de desarrollo de la gobernanza global de los derechos humanos y puede promover efectivamente el desarrollo saludable de los derechos humanos en el mundo.



El Partido Comunista de China llega a los 91 millones de miembros

julio 01, 2020

ZHANG YI


La membresía del Partido Comunista de China (PCCh), una organización que tiene 99 años, ha superado los 91 millones, anunció este martes el Departamento de Organización del Comité Central del PCCh.

El PCCh tenía 91,91 millones de miembros, con 4,68 millones de organizaciones PCCh de nivel primario a finales del año pasado, precisa un informe elaborado en visperas del 1º de julio, aniversario de su fundación.

Los miembros y las organizaciones del PCCh aumentaron en 1,32 millones y en 71.000 respectivamente, con respecto al 2018.

En menos de 100 años, el PCCh ha visto crecer su membresía desde 4.49 millones en 1949 cuando se fundó la Nueva China hasta más de 91 millones.

Las estadísticas demostraron que el número de miembros del PCCh aumentó constantemente. El año pasado, la tasa de crecimiento fue de 1.5 por ciento, valor que expresa un 0.3 puntos porcentual internual.

El año pasado, ingresaron en el PCCh cerca de 2,34 millones de nuevos miembros, 289.000 más que en el 2018.

De acuerdo al informe, el número de miembros del PCCh entre los trabajadores industriales, los jóvenes agricultores, los grupos con educación superior y las organizaciones económicas y sociales no públicas aumentó considerablemente el año pasado.

Las estadísticas indican que la estructura de la membresía del PCCh ha mejorado continuamente.

Además, el PCCh experimentó un crecimiento constante en la proporción de mujeres miembros y de grupos étnicos minoritarios.

A finales del año pasado, el PCCh tenía casi 25,6 millones de mujeres en sus filas, representando el 27,9 por ciento de la membresía total, en comparación con sólo el 11,9 por ciento de 1949. Mientras tanto, la proporción de miembros de grupos étnicos minoritarios ha crecido de un 2,5 a un 7,4 por ciento.

Más de un tercio de los miembros del PCCh tienen menos de 40 años y la estructura de edad ha mejorado.

Los trabajadores y campesinos siguen siendo mayoría en el PCCh, es decir, el 34,8 por ciento.

Asimismo, más del 50 por ciento de los miembros posee licenciaturas o superiores.

El informe también expresa que el año pasado la educación y la capacitación de los miembros del PCCh mejoraron. El número de miembros que recibieron capacitación aumentó en un 24,3 por ciento con respecto al año anterior.

Las actividades regulares de la organización del PCCh se volvieron más reguladas, añadió el informe.

El documento también señala que se fortalecieron las organizaciones a nivel primario, y su establecimiento se volvió más científico y estandarizado.

Las organizaciones del PCCh de nivel primario en las zonas rurales han desempeñado un papel mucho más decisivo en la mitigación de la pobreza. 240.000 miembros de unidades de nivel superior han sido nombrados secretarios del PCCh en las aldeas afectadas por la pobreza o donde las organizaciones del PCCh no eran fuertes y cohesionadas.


Con la tecnología de Blogger.