José Miguel Pérez, fundador del Partido Comunista en Cuba y en Canarias


120º ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DEL HÉROE CANARIO 

José Miguel Pérez Pérez nació en Santa Cruz de La Palma el 8 de diciembre de 1896. Hijo de padres trabajadores, tras la enfermedad de su padre emigró a Cuba en los primeros meses de 1921.

Como marxista contactó con grupos que abogaban por el mejoramiento de la situación socio-económica de Cuba. Conoció a Carlos Baliño, líder político y antiguo compañero del héroe emancipador José Martí, y a Julio Antonio Mella el más destacado revolucionario estudiantil. Por la intermediación de estos amigos mantuvo relación con la Agrupción Socialista de La Habana, colaborando con las publicaciones Espartaco y Nueva Luz, entre otras, al tiempo que daba clases.

A finales del año 1922 ocupaba cargos de responsabilidad como director de la Escuela Racionalista de la Federación Obrera, en donde recibían clases gratuitas los hijos de los militantes obreros. Durante su estancia en La Habana, imbuído en su pasión revolucionaria, defendería una propuesta basada en los postulados de la III Internacional, fundando la Agrupación Comunista de La Habana, el 18 de marzo de 1923, en la que fue elegido vicesecretario.

En agosto de 1925 se celebra en La Habana el Primer Congreso del Partido Comunista Cubano, en el que José Miguel Pérez es elegido Secretario General.

La policía política del dictador Machado le detuvo el 31 de agosto, siendo posteriormente deportado, volviendo a La Palma donde ejerció como maestro de escuela.

Pronto organiza un movimiento obrero y campesino que se enfrentó a la presión caciquil que imperaba en La Palma, creándose la Federación de Trabajadores de La Palma, cuya primera labor fue la publicación de el periódico Espartaco.

En 1933 se organizó la primera emisora de radio comunista en La Palma y se celebró en Las Palmas de Gran Canaria el primer Congreso del Partido Comunista de Canarias.

José Miguel Pérez concurrió a las elecciones a Cortes por la Candidatura Obrera y Campesina de Frente Único, al tiempo que creó las Juventudes Comunistas. Tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones de 1936, fue elegido compromisario por la isla de La Palma.

Frente al golpe de Estado del 18 de julio las instituciones oficiales palmeras se mantuvieron fieles a la República, organizándose la resistencia (la “Semana Roja” de La Palma). Perdido el control de la situación, una vez comprobada que la República no había podido ahogar la rebelión anticonstitucional, José Miguel Pérez se refugia con otros compañeros en los bosques de la cumbre palmera.

Detenido por los fascistas, fue inmediatamente trasladado a la isla de Tenerife donde sería sometido a consejo de guerra en juicio sumarísimo acusado de ser el “jefe nato de las milicias marxistas armadas”, además del conocido tópico de “rebelión militar”.

Condenado a muerte, el maestro palmero es recluido en el cuartel de Caballería (ubicado en el barrio de Buenavista de la capital tinerfeña), en espera de la confirmación de la sentencia por la Junta de Defensa que los militares golpistas habían instalado en Burgos. En la mañana del día 4 de septiembre de 1936 es conducido a la batería del barranco del Hierro, donde un piquete del grupo mixto de Artillería se encarga de fusilar su último grito de victoria para el Partido Comunista.

Poco antes de ser llevado frente el pelotón de ejecución, dirige unas líneas a su esposa donde resume de forma sencilla el sentido de su trayectoria personal: «muero tranquilo y en mi puesto de siempre».



BIBLIOGRAFÍA

· Escritos revolucionarios. José Miguel Pérez. Ediciones Idea. ISBN: 84-96570-14-2.

· José Miguel Pérez, el maestro comunista. Ignacio Reyes García. La Laguna: Consejo de Estudios Científicos. ISBN: 84-932787-0-X.

· José Miguel Pérez y el movimiento obrero canario, 1930-1936. Miguel Ángel Cabrera Acosta. Editorial Benchomo. ISBN: 84-85896-28-9.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.