Frente al fascismo, República


Colectivo BANDERA ROJA 


Mientras no "se acumulen las nubes al soplo de la historia" (Agostinho Neto) y la clase obrera y el pueblo canario no entiendan que la descolonización y la construcción de la República Socialista Canaria son sus objetivos estratégicos, es urgente hacer frente a la deriva fascista del Estado español. Una deriva que se va a traducir en más represión, menos derechos, mayor arbitrariedad judicial y policial, miserabilización acelerada de las condiciones de vida y trabajo y en la imposición del discurso faccioso en todos los ámbitos comunicacionales, educativos y culturales.

El continuismo del Estado oligárquico español bajo la forma de "monarquía parlamentaria" fué la fórmula de éxito que el fascismo impuso en la llamada "transición" española, garantizado su control con la fuerza de las armas. De manera que la corona se convirtió en una de las columnas basales del régimen. Si esa columna es derribada, las grietas que su caída generaría abrirían espacios de oportunidad para las reivindicaciones de l@s trabajador@s y de los pueblos.

Por el contrario, si permanece la monarquía se mantiene intacto el poder de la oligarquía fascista y se cercena cualquier esperanza. Con la monarquía no hay nada que hacer. Sin la monarquía se abren espacios de oportunidad para, al menos intentar, hacerlo todo.

Cualquier manual de teoría política nos dirá que, de todos los territorios bajo dominio español, es Canarias, su depauperada colonia africana, quién tiene más razones y condiciones objetivas para el levantamiento popular, y no la desarrollada y civilizada Catalunya. Pero la historia sigue sus propios derroteros y no los de los manuales. Las trabajadoras y los trabajadores canarios, y en especial l@s comunistas, no podemos desentendernos de la lucha general por la democracia a la espera de que los hechos se produzcan conforme a nuestras previsiones.

Acabar con la monarquía, debilitar el Estado imperialista español y abrir grietas en el aparato fascista favorece la lucha de l@s trabajador@s y de los pueblos, especialmente de los más débiles, inorgánicos y desarticulados, como el canario. Podemos sentarnos a esperar, dejando que avance las políticas más represivas, reaccionarias y depredadoras en todo el Estado. O podemos sumarnos a la reivindicación la República, organizando y entrenando de camino a nuestro pueblo en la lucha general por la democracia.

Nosotr@s apostamos por luchar y organizar. Y por abandonar las fantasías, sean estas de un absurdo cretinismo parlamentario o de un quietismo desmovilizador. Tras cuarenta años de sopor, la historia ha echado a correr. Es hora de que el pueblo canario, por fin, llegue a ella.

¡Abajo la monarquía! 
¡Por la autodeterminación, la descolonización y la independencia nacional!
¡Por la República Socialista Canaria, antiimperialista y anticapitalista!

Canarias, octubre de 2017



No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.